Raquel / 15 enero 2021

¿Qué ocurre si he excedido el kilometraje de mi contrato de renting?

A la hora de contratar un coche de renting, una pregunta que muchos se formulan es ¿qué ocurre si excedo el kilometraje que figura en el contrato de renting? Ya sea que hayas contratado un coche de renting para particulares, seas autónomo o tengas tu propia empresa, a continuación te explicamos cómo funciona el cálculo del kilometraje en el renting. Verás que existe la posibilidad de acceder a la modalidad de contratación que mejor se ajuste a tus necesidades sin que esto afecte tu presupuesto. 

¿Qué caracteriza un contrato de renting?

No es de extrañar que en la actualidad el número de usuarios de renting esté en aumento. Esto se debe a las ventajas que este sistema ofrece en comparación con otras modalidades, como la compra de vehículos o el leasing.

Existen algunos aspectos fundamentales en todo contrato de renting que es conveniente que conozcas:

  • Cuota mensual fija: esta cuota estipula el kilometraje para el período que escojas e  incluye el alquiler del vehículo y todos los gastos relacionados como averías, gastos de mantenimiento, recambio de piezas, impuestos, matriculación, ITV, seguros y demás. Con el pago de la misma sólo corren por tu cuenta el combustible, las multas de las que pudieras hacerte acreedor y desperfectos originados por negligencias.  
  • Tiempo del contrato: el plazo puede estar comprendido entre 3 y 5 años; lo más frecuente es una contratación de 36 meses. Al finalizar este tiempo puedes optar entre cambiar el coche por uno nuevo o comprar el que has estado conduciendo si así lo prefieres. 
  • Kilometraje: a lo largo del plazo de renting contratado en el que se dispone del vehículo elegido, el número de kilómetros a recorrer es limitado. El kilometraje escogido determina este número. Cuanto mayor sea el límite de kilómetros, mayor será la cuota mensual. 

¿Por qué se establece un kilometraje anual?

El número de kilómetros realizados constituye un factor del cual depende, en gran medida, la depreciación del vehículo. Por esta razón se establece en la contratación el número de kilómetros a realizar.

Hay estudios que han determinado que en el momento en que un coche sale del concesionario pierde entre un 20 y un 30% de su valor, a lo que se suma el 10% que perderá cada año. Una forma de reducir esta pérdida de valor del coche es conservar sus condiciones mecánicas, razón por la cual la cuota incluye los gastos de mantenimiento preventivo.

Aun así, mientras mayor uso tenga un coche, habrá un mayor desgaste del motor, la carrocería y el equipamiento en general; todo esto determina que disminuya el precio del vehículo.

Superar el número de kilómetros determinado en el contrato de renting se traduce en un mayor desgaste para el coche. Por este motivo, existe una penalización, es decir, el pago de un importe adicional en caso de exceder el kilometraje acordado en el contrato. 

El cálculo del importe a pagar por kilómetro extra realizado se establece de acuerdo al modelo del coche. Esta cuantía oscila entre los 0,02 y 0,05 euros. Esta diferencia obedece a que el valor en el mercado de algunos modelos disminuye en mayor proporción de acuerdo a la cantidad de kilómetros recorridos.

Para evitar sorpresas al término de la contratación, lo ideal es estimar de forma realista y elegir desde el inicio del contrato la cantidad correcta, y recalcular anualmente la cuota en función de los kilómetros recorridos. De este modo evitas tener que pagar la penalización por exceso de kilometraje correspondiente.

¿Qué pasa si he excedido el kilometraje establecido?

Aunque lo ideal en el momento de contratar el renting es calcular correctamente la cantidad de kilómetros anuales que vas a hacer, puede ocurrir que recorras más de lo establecido.

Este importe adicional por la diferencia de kilómetros excedidos cubre los gastos que se generan por el mayor desgaste del vehículo (con su consecuente pérdida de valor residual), pero también las situaciones inherentes del uso que se pueden dar, como por ejemplo:

  • Posibles cambios de neumáticos por uso prolongado o pinchazos.
  • Los cambios de aceite que haya que hacer.
  • El cambio de la correa de distribución.
  • Habrá un incremento de averías o cambios de piezas. 

El importe adicional que hay que pagar al finalizar el contrato y haber excedido el kilometraje es similar al gasto que tendrías que afrontar con un coche propio. 

Si, por el contrario, recorres menos kilómetros que el límite que figura en tu contrato, al finalizar el mismo se hará un cálculo que valore la diferencia de kilometraje y se te devolverá una cantidad proporcional por cada kilómetro no realizado. 

En conclusión

Contratar un coche de renting ofrece muchas ventajas, ya se trate de particulares, autónomos o empresas. Entre las más resaltantes está el hecho de que puedes olvidarte de tener que pagar por todos los gastos asociados a la tenencia de un vehículo.

Y respecto a qué sucede si has excedido el kilometraje que figura en el contrato de renting, esto se resume en que si sobrepasas el número de kilómetros establecido en el contrato, deberás pagar una tarifa extra por cada kilómetro recorrido. Ya hemos visto que el exceso de kilómetros afecta la valoración del vehículo. Desde Renting Finders te ayudaremos a calcular y estimar la cantidad de kilómetros que vas a recorrer antes de firmar el contrato. Tienes a tu disposición un equipo de asesores expertos que darán respuesta a todas tus dudas de manera gratuita. Contacta con nosotros y encuentra el coche y el presupuesto que mejor se adapta a tus necesidades. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas