Roberto / 16 agosto 2021

¿Comprar la flota de vehículos o contratarla con el renting? Conoce los peligros financieros de la compra

¿Estás pensando en hacerte con una flota de vehículos para tu empresa? Tienes dos alternativas: comprarla o contratarla a través del renting. En ambos casos, la utilidad operacional que vayas a ver en la cuenta de resultados será la misma. Es decir, en función de si es de una compraventa o de un renting de coches, el origen del gasto será uno u otro.

Pero lo que tienes que saber es que la empresa que se decida por el coche o flota de renting estará obteniendo un mayor beneficio sobre el patrimonio. Y claro, la que se haga con los coches a través de la forma de compra, deberá enfrentarse a una progresiva depreciación de sus activos.

Por el lado de la fiabilidad financiera que se exige, disponer de unas cuentas saneadas contribuye a que generes mayor confianza en los inversores. Y no solo eso, también lo haces a las entidades de crédito que valoran el estado financiero de la empresa y deciden si dan la financiación necesaria para el desarrollo de la actividad económica. 

Si quieres saber cuáles son los peligros financieros de comprar una flota de vehículos para tu empresa, solo tienes que seguir leyendo.

Peligros financieros de la compra de una flota de vehículos para empresas

Examinando los principales riesgos que acompañan la compra de una flota de coches, el incremento del endeudamiento es uno delos principales. Salvo que tu negocio disponga de una enorme liquidez y que toda esta vaya para la compra de una flota de coches en vez de invertirla en la actividad a la que te dedicas, lo más probable es que necesites financiar la compraventa. 

Es decir, con este tipo de práctica, lo que consigues es un mayor endeudamiento a corto y a largo plazo porque va a suponer una gran inversión. Y cuanto más grande sea este, más impedimentos te mostrarán los bancos a la hora de financiarte. Por otro lado, todos los bienes que compres deben reflejarse en el balance y el patrimonio de la empresa y todos ellos se devalúan con el tiempo.

Este desgaste produce gastos como reparaciones, revisiones y un largo etcétera. En cambio, si te decantas por los servicios de renting, todos estos gastos están incluidos en la cuota mensual fija, por lo que la compraventa supone mayores riesgos financieros.

En el caso del renting, las cuotas de cada vehículo se reflejan como un gasto. Eso sí, no tienes que hacer frente a ninguna entrada ni desembolso inicial de dinero ni de ningún activo en el balance. Por lo que los ratios de rentabilidad se ven mejorados

Además, los coches que tienen más de 5 años y a los que se les ha dado un uso intensivo, suelen presentar más averías por el desgaste y agotamiento de las piezas. Todos los coches ofertados en el renting son nuevos, por lo que no se daría esta circunstancia. Además, el pago de la cuota mensual fija incluye un seguro a todo riesgo sin franquicia, así como gastos de mantenimiento, impuestos, averías y hasta varios cambios de neumáticos. 

Principales riesgos sobre la compra de una flota de vehículos para empresas

Teniendo en cuenta el gasto que pueden suponer las averías, el endeudamiento y los demás inconvenientes procedentes de la compra de la flota de vehículos, esta no resulta más beneficiosa que la posibilidad de contratar un renting. Pero esto no es todo, la compra de un coche o una flota de vehículos para tu empresa lleva consigo una gestión administrativa importante, y es que este generará la necesidad de un trabajo contable considerable y bastante complicado. 

Por la parte del renting, todo el proceso es mucho más sencillo porque el propietario del bien es la empresa o compañía de renting. Tú sólo pagas una cuota mensual fija por su uso y servicios asociados, por lo que en tus cuentas aparecerá la cuota como un gasto deducible en las declaraciones de impuestos. Y a esto hay que sumar el tiempo que te ahorras en idas y venidas para el pago de impuestos, la contratación de seguros, movilidad hasta el taller donde se realicen las revisiones, etc…

En otro sentido, es importante que analices lo que supone para ti, sin tener la certeza de que tu negocio evolucionará de buena manera, que compres un coche o una flota entera de vehículos. No puedes olvidar este riesgo porque, en el caso de que el negocio quiebre, la compra se convierte en un importe inasumible

Sin embargo, con el método del renting, las posibilidades son mucho más amplias. Hacer un renting como empresa o negocio es una modalidad que facilita disponer de uno o varios vehículos durante un periodo de tiempo determinado. Es decir, que puedes ajustar estos plazos según tú creas que puede variar la viabilidad de tu negocio.

Y esto se traduce en que si la empresa no está generando los suficientes beneficios, podrás devolver los coches de la flota cuando el periodo contratado haya terminado. Es decir, que con el renting el riesgo financiero que supone invertir en una flota de coches es mucho menor que si la compraras.

Entonces, ¿qué es lo más recomendable para las empresas?

Lo cierto es que no hay una respuesta exacta, cada empresa es un mundo y tiene una capacidad financiera y unas necesidades particulares. Sin embargo, con el renting de coches tienes mayores posibilidades de adaptación a tu situación. Cuando te pongas a considerar la compra o renting de un coche o una flota, siempre tendrás que fijarte en lo que realmente te puede beneficiar. 

Actualmente, la compra de coches se está volviendo una alternativa cada vez más costosa y aparatosa, sobre todo para las empresa, y más si tienes intención de hacer un uso intensivo del vehículo o la flota. Hay que tener presentes los ingresos económicos que tienes en la actualidad y las previsiones de futuro. El uso y la función a la que vas a destinar al coche o a la flota es otro de los parámetros en los que tendrás que fijarte. 

Asimismo, antes de nada, debes coger una calculadora y echar cuentas de lo que va a suponer en tu caso cada opción de compra o renting. Todo esto para saber exactamente lo que te va a costar o lo que crees que puede llegar a costar un coche para tu flota. Y es que una mala decisión en un terreno como el del coche, puede suponer un importe importante.

Desde Renting Finders hemos hecho los cálculos por ti, y debajo de las características y condiciones de todos nuestros modelos de coche encontrarás desglosada una comparativa entre comprar el coche y hacer renting.

Como te decimos, puedes examinar cada alternativa para tomar una decisión informada y con conocimiento. Como te decimos, está comprobado que la compra de una flota sale más cara y menos beneficiosa que si haces un renting. 

Ya has visto que si compras un vehículo o flota y la situación, liquidez y estabilidad de tu empresa cambia, te tendrás que quedar con todos los coches adquiridos, aunque no vayas a hacer uso de ellos, y tendrás que darles salida sin poder recuperar la inversión inicial. 

Sin embargo, contratar un del renting te asegura la posibilidad en cada ocasión de programar tu acuerdo con la duración que tú creas mejor. Si crees que vas a necesitar 4 todoterrenos de renting durante un periodo largo, siempre puedes partir este por la mitad y contratarlos dos veces. Así, en el caso de que la función de los coches termine tiempo antes, solo tendrás que hacer frente al primer contrato y cuando este acabe, simplemente devolverlos.

Y si no eres una empresa, sino que quieres hacer un renting como particular o autónomo, también puedes hacerlo. Consulta nuestras ofertas, encuentra tu coche ideal y contacta con nosotros. Recibirás asesoramiento personalizado gratuito acerca de todo el proceso y de tus mejores opciones. ¡No lo dudes más y ponte al volante del coche que siempre habías querido conducir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h