Raquel / 4 diciembre 2020

Qué hacer en caso de accidente con un coche de Renting Finders

La posibilidad de sufrir un accidente, ya sea con un coche propio o con un coche de renting, es una realidad que puede suceder en cualquier momento. Los imprevistos que pueden darse frente al volante, ya sea por el error humano o factores externos, un descuido o por una negligencia, pueden llevar al conductor a sufrir un accidente. En esos casos es importante saber qué hacer.

En el renting de coches confiamos plenamente en las habilidades y precaución de los clientes que contratan nuestros servicios. Sin embargo, es conveniente estar informado y saber cómo reaccionar ante esta eventualidad.

Cobertura de accidentes con un coche de Renting Finders

En el contrato de renting de coches se incluye la póliza del seguro que respalda el uso del vehículo. Esta es una de las razones más atractivas que hace del renting una opción beneficiosa para el cliente. Cabe recordar que el propietario del vehículo sigue siendo la compañía que alquila el automóvil.

Al formalizar un contrato de renting con Renting Finders, el usuario disfrutará de una póliza de seguros a todo riesgo sin franquicia. Esto cubre daños a terceros y al propio vehículo, así como asistencia al conductor en accidentes. Por otra parte, se incluyen servicios de auxilio y ayuda psicológica en caso de accidente de gravedad, e indemnizaciones para beneficiarios del conductor en caso de fallecimiento o invalidez.  

Asimismo, también cabe mencionar que es conveniente registrar los nombres de todas las personas que conducirán el vehículo, especialmente en el caso de conductores menores de 25 años. 

Tipos de Accidentes

Los siniestros que se producen con los vehículos van desde los simples raspones y abolladuras leves hasta los más graves. Estos últimos se caracterizan por daños materiales y personales de mayor envergadura.

En cualquiera de los casos, hay que activar unos procedimientos legales para atender las consecuencias del evento.

¿Qué hacer en caso de accidente leve?

En un accidente leve, sin mayores daños materiales, debe simplificarse el procedimiento. Evitar las discusiones con la otra parte y limitarse a cumplimentar correctamente el parte de accidente para la compañía de seguros.

Resulta importante que el conductor registre con exactitud los datos personales de los involucrados en el siniestro, realizar un croquis del evento y redactar una explicación clara del suceso.

Una vez que se ha completado la información, debe llevarse inmediatamente a la compañía de renting para iniciar trámites de reparaciones. Por otra parte, si se requiere servicio de grúa puedes llamar al teléfono que se te suministró en el momento de la firma del contrato.

Qué hacer en caso de accidente grave

Cuando en las consecuencias de un siniestro se producen daños personales además de los materiales, entonces hablamos de un accidente grave. Si el conductor se encuentra bien, sin golpes ni heridas, después de colocarse el chaleco reflectante debe atender algunas recomendaciones.

En primer lugar, el conductor debe apartarse de la calzada para resguardar su seguridad. Luego, debe señalar el lugar del accidente para alertar a los otros usuarios de la vía. Después, es importante llamar al 112 para alertar a la policía y al servicio de ambulancias.

El conductor debe verificar el estado de los heridos y no moverlos, salvo si hay peligro de incendio o explosión. La prudencia debe prevalecer en todo momento, por lo cual es conveniente tranquilizar a los involucrados, mantener la calma y actuar de forma alerta, evitando discusiones.

Una vez que llegan las autoridades policiales, estas se harán cargo de la situación y asumirán los procedimientos pertinentes al caso. El conductor debe llamar a la compañía de renting para informar del siniestro y recibir el asesoramiento adecuado.

Reparaciones del coche de renting

El contrato de renting prevé el seguro del vehículo a todo riesgo, que incluye las reparaciones en caso de accidente.

Si el golpe es causado por terceros, la reparación corre a cuenta del seguro del otro conductor. Ahora bien, en caso de que el golpe sea causado por el cliente de renting, la propia empresa de renting se encargaría de dicha reparación.

Otro elemento que varía es la penalización en caso de accidentes. Hay casos donde no se contempla ningún tipo de penalización, sin embargo, en otros puede haber un aumento del 10% en la cuota del seguro. Sin embargo, esto no supondrá para el cliente un incremento de la cuota mensual o en cuotas futuras contratadas. Además, en caso de siniestro total se cancelaría el contrato ese mismo mes sin costes adicionales para el cliente.

Siniestro total del coche de renting

Tras la evaluación del perito del coche involucrado en el accidente, puede declararse como siniestro total. Algunas compañías de seguros lo declaran cuando el coste de reparación supera el 100% del valor del coche. Otros seguros lo consideran cuando el valor de la reparación supera el 75% del valor del vehículo.

Otra razón para declarar el siniestro total del vehículo es la inviabilidad técnica de su reparación. En este caso no pueden restituirse las condiciones de uso, seguridad y estética del automóvil. También debe tenerse presente que, según el tipo de póliza de seguro, la cantidad a indemnizar depende de la antigüedad del coche y del valor de la indemnización. La póliza de seguro especifica si garantiza el valor nuevo, el valor venal del mercado o si se deduce el valor de los restos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas