Laura / 29 octubre 2020

Lo que necesitas para acceder al renting para particulares

Cada vez son más las personas que optan por el renting como una opción para acceder a un vehículo de última generación. De hecho, las ofertas de coches para particulares de Renting ofrecen numerosas ventajas. 

Originalmente, el renting estaba dirigido únicamente a empresas, que empleaban este método para acceder a vehículos corporativos con todos los servicios incluidos sin tener que desembolsar una entrada o fianza, y sin tener que comprar un coche que en un futuro podrían no necesitar. 

Pero en la actualidad, el renting ya no está enfocado sólo a empresas y autónomos, sino que cualquier persona puede acceder a sus servicios y disfrutar de las numerosas ventajas que ofrece, lo que ha supuesto una verdadera revolución para los conductores y amantes de los coches. Si eres un particular y deseas firmar un contrato de renting, conviene que conozcas cómo funciona esta modalidad de alquiler de coches a largo plazo: la empresa de renting se encarga de la compra y mantenimiento del vehículo, y te lo alquila durante un plazo de tiempo previamente acordado, que puede oscilar entre los 24 y los 60 meses, a cambio de una cuota mensual. A continuación te contamos qué necesitas para que puedas conducir el coche de renting de tus sueños.

¿Cómo puedo tener un coche de renting si soy particular?

Para comenzar el acuerdo que te permitirá tener un coche de renting deberás firmar un contrato donde se especifica el coche que has elegido, el periodo de tiempo por el cual lo alquilas (de 24 a 60 meses) y el importe de las cuotas mensuales que pagarás. Esta cantidad se determina en función del modelo del coche, el kilometraje acordado y los servicios que desees incluir en el contrato.

Ya se trate de un vehículo económico o de un lujoso Mercedes, deberás demostrar que tienes un trabajo estable y que tus ingresos te permiten pagar la cuota mensual estipulada en el contrato. 

Requisitos para acceder al renting para particulares

Contrariamente a lo que muchos piensan, acceder al renting para particulares no es un proceso complicado. El primer paso es seleccionar el modelo, la duración del contrato y el kilometraje anual. Después deberás enviar la documentación requerida, y tras firmar el contrato, en solo dos o tres semanas se te entregará el coche elegido.

Estos son los documentos que debes presentar para iniciar el proceso:

  • Documento Nacional de Identidad (DNI)
  • Carnet de conducir válido
  • Declaración de la Renta
  • Nóminas
  • Recibo bancario

Tras enviar toda la documentación, se inicia la evaluación de tu solvencia, que determina la viabilidad del contrato. Se trata solo de verificar que tienes estabilidad laboral y que podrás abonar las cuotas establecidas, las cuales no deberían superar un 25% de tus ingresos mensuales. Este estudio financiero contempla también tu situación patrimonial, deudas e ingresos anuales.

Cuando ya se ha aprobado el contrato de renting, se genera el contrato donde quedan asentadas todas las condiciones de la negociación, el cual deberás firmar. Seguidamente se te domiciliará el pago de la cuota mensual. Dos o tres semanas después podrás empezar a disfrutar de tu coche, que será entregado en el concesionario más cercano a tu domicilio.

El vivir fuera de la ciudad no supone un inconveniente para la entrega del coche de renting, ya que lo más probable es que haya un concesionario en la zona cerca de tu domicilio, y sólo tendrás que desplazarte hasta él para recoger el coche. 

Un proceso sencillo que trae consigo muchas ventajas

Como has podido ver hasta aquí, no se trata de un proceso complicado y aparatoso. Presentando la documentación necesaria y demostrando que tienes solvencia económica, se formalizará el contrato de renting. 

Y es que una de las ventajas del renting para particulares es la sencillez del proceso, muy distante de los complicados trámites burocráticos vinculados a la solicitud de financiamiento para comprar un coche.

El renting para particulares es un servicio que incluye

  • seguro a todo riesgo 
  • revisiones y mantenimiento 
  • posibles averías 
  • cambio de cualquier pieza y de neumáticos 
  • impuestos de circulación e ITV

El contrato no cubre el coste del combustible, peajes ni el pago de multas de las que pudieras hacerte acreedor.

Una de las mayores ventajas de acceder a un coche de renting es que no tendrás que pagar una entrada, a diferencia de los financiamientos tradicionales para coches. Solo tienes que abonar la cuota mensual establecida en el contrato. 

Por otra parte, una vez que el contrato culmine, tampoco deberás pagar un excedente; basta con devolver el coche y, si lo deseas, elegir uno nuevo. También existe la posibilidad de compra del vehículo de acuerdo a su valor en ese momento, pero esta es una cuestión que deberás consultar y negociar con la empresa de renting en función de las condiciones establecidas al respecto. 

Otra buena noticia es que no estarás solo en el proceso; en Renting Finders cuentas con el apoyo de especialistas que te ayudarán a decidir cuál es el mejor coche para ti de acuerdo a tus ingresos, el uso que darás al vehículo, tus requerimientos y gustos. Con un asesoramiento experto y personalizado, te presentarán todas las opciones que tienes para escoger el coche idóneo. No te lo pienses más, y comienza a disfrutar del coche de tus sueños sin preocupaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h