Roberto / 23 diciembre 2020

¿Conoces las ventajas de cambiar de coche periódicamente?

Después de la vivienda, la adquisición de un coche es una de las compras personales o familiares más caras. No obstante, al contrario que otras propiedades, el coche empezará a desvalorizarse nada más estrenarlo. Por este motivo, comprar un automóvil no es casi nunca una inversión. Después de un par de años de su estreno y rodaje, la aparición de averías se hace más probable.

Desde diferentes ámbitos relacionados con la automoción, se incide en la importancia de cambiar de coche periódicamente. Ya se trate de mecánicos, expertos de la DGT o fabricantes de coches, cada vez se remarca más la relevancia de renovar el parque automovilístico.  

Las razones son muy variadas, ya sea por trabajo, porque la familia crece y se necesita un coche más grande, porque hay que disponer de un vehículo más potente o porque la normativa ha cambiado en tu ciudad y es imprescindible conducir un coche con menos emisiones. Lo cierto es que cambiar de vehículo no solo te permitirá conducir un modelo más moderno, sino que te aportará un mejor confort y seguridad. Con las ofertas de renting para particulares, autónomos y pymes, podrás beneficiarte de las múltiples ventajas de disponer de un coche o una flota a un precio insuperable, y de poder cambiarlo cada ciertos años. A continuación te contamos algunas de las ventajas de cambiar de coche cada cierto tiempo, y cómo hacerlo sin que tu economía personal o la de tu empresa se resienta.

Menos averías

Según los especialistas, al cabo de 2 años el coche puede empezar a presentar averías. Por supuesto, esta estimación no es exacta, y las averías y fallas pueden darse antes o después de este plazo; esta valoración se basa en estudios estadísticos que atienden a promedios.

Las reparaciones pueden no solo afectar al motor del coche, sino a otras muchas partes del automóvil.

Múltiples vehículos comercializados actualmente, disponen de sofisticados sistemas electrónicos. La reparación de una avería en estos dispositivos puede resultar muy cara y no compensar su arreglo.

En este sentido, el renting de coches supone una ventaja frente a la compra, ya que la cuota mensual abonada incluye un seguro a todo riesgo sin franquicia que cubre toda avería, reparación o gastos de mantenimiento. A continuación nombraremos una serie de averías que suelen sufrir los coches al cabo de 2 o 3 años:

  • Averías en la válvula EGR: en esta válvula tiene lugar una recirculación del aire, de modo que el motor sea calentado más deprisa y por ello se reduzcan las emisiones de NOx. Los mecánicos decidirán si es necesario cambiar las válvulas o tan solo limpiarlas.
  • Averías en inyectores: a pesar de que no suelen ser de las más comunes en los coches nuevos o con poco kilometraje, resultan de las más comprometedoras. Cuando esto ocurre, notarás un claro descenso en la potencia del coche .
  • Averías en el volante y el panel de instrumentos: el sector de los volantes ha sufrido un extraordinario cambio durante las últimas décadas, convirtiéndose casi en ordenadores desde donde pueden controlarse, mientras se conduce, muchos de los factores que afectan al coche. En este aspecto, cabe mencionar los volantes bimasa. Se trata de un tipo de volante diferente al rígido y que a pesar de sus ventajas puede traer pronto problemas, como ruidos raros cuando se arranca y, sobre todo, una manifiesta irregularidad en el funcionamiento del ralentí.
  • Averías en complementos eléctricos y electrónicos: nos referimos a errores en el funcionamiento de limpiaparabrisas de nueva generación, en modernos elevalunas eléctricos, así como en airbags y otros importantes complementos.
  • Averías en colectores: los colectores de admisión sirven para la optimización de entrada de aire a los cilindros del motor. Cuanto mejor funcionen los colectores, mayor será el rendimiento del motor. Un fallo en este componente puede dar lugar a averías costosas, especialmente si el coche ya no está en garantía.

Pero no solo las averías son motivo para cambiar de coche periódicamente, sino otros factores fundamentales, que no solo te afectan a ti, sino también a los que te rodean y al medio ambiente.

Mayor respeto al medio ambiente

En este aspecto, hay que recordar en especial los últimos avances en el mercado de la automoción eléctrica o híbrida. Los coches con alimentación basada en combustibles fósiles (petróleo), son ahora menos contaminantes que hace unos años, pero no por ello dejan de contaminar.

Los 100% eléctricos son el reverso de la moneda, ofreciéndo las mismas prestaciones sin producir emisiones contaminantes. Los coches híbridos también han irrumpido durante los últimos 15 años con fuerza, comercializándose vehículos con gran eficiencia y un buen equilibrio entre prestaciones y consumo.

Los automóviles híbridos combinan un sistema eléctrico y otro con alimentación tradicional, siendo el conductor quien decide el uso de uno u otro dispositivo, pudiendo incluso optar por una combinación de ambas tecnologías. A pesar de que no llegan a ser tan eficientes energéticamente como los 100% eléctricos, especialmente en ciudades disminuyen considerablemente la emisión de partículas contaminantes.

¿Cómo cambiar de coche periódicamente de forma sencilla y asequible?

Cabría esperar que solo personas con altísimo poder adquisitivo puedan cambiar de coche cada 2 o 3 años y conducir modelos recientes.

Nada más lejos de la verdad; lo cierto es que gracias al renting y su implementación y evolución durante los últimos años, disponer de un coche nuevo a cambio del pago de una cuota está al alcance de todos aquellos conductores que deseen cambiar de modelo de coche y estar siempre a la última. 

Esta modalidad te permite alquilar un coche a largo plazo según tus necesidades y gustos, entre 2 y 5 años, período tras el cual puedes renovar el contrato y escoger otro modelo. Las cuotas de renting de coches para particulares incluyen no solo el propio vehículo durante el tiempo estipulado, sino también los gastos de matriculación, seguro, varios cambios de neumáticos y mantenimiento.

Otra de las ventajas de esta modalidad es que podrás olvidarte del papeleo. El aspecto burocrático (matriculación, tasas…) queda a cargo de la empresa encargada del alquiler del vehículo.

Además, esta interesante alternativa se ha convertido en una opción muy tentadora no solo para particulares, sino también para autónomos y empresas.

En estos casos, el IRPF facilita desgravar hasta un 100% de las tasas pagadas en la propia declaración del Impuesto. En el caso del IVA, el ahorro en la declaración para autónomos y PYMES puede ser de hasta un 50%.

Además de poder renovar periódicamente la flota de coches de tu empresa de acuerdo a sus necesidades, también también tendrás versatilidad fiscal, uno de los beneficios más llamativos para los empresarios.

Así pues, pásate al renting y disfruta de poder cambiar periódicamente de coche, eligiendo el plazo, el modelo y las prestaciones que mejor se adecúen a tus preferencias. ¿Quieres conducir tu coche de ensueño? ¡Ahora es posible! ¿Te lo vas a perder?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas