Eva / 25 noviembre 2019

¿Cómo puedo tener un cargador eléctrico para coche en mi garaje?

Cómo puedo tener un cargador eléctrico para coche en mi garaje

Los coches eléctricos están ganando cada vez más popularidad entre quienes deciden adquirir un coche, ya sea por primera vez o porque deciden cambiar el que ya tenían. Las actuales restricciones de tráfico en los centros de algunas ciudades por el aumento en la emisión de gases contaminantes son una de las causas que están fomentando esta tendencia.

Si tú eres el propietario de un vehículo eléctrico o estás pensando en comprar uno, este artículo te va a interesar.

Como es normal, un coche eléctrico necesita un punto de recarga así que esta debe ser una de tus principales preocupaciones, pues necesitarás que tu coche siempre esté a punto para salir a la carretera.

Cada vez es mayor el número de puntos de recarga eléctricos para este tipo de coches en nuestro país pero, aún así, es cierto que no crecen al mismo ritmo que el número de coches eléctricos que se adquieren cada día. Si además no vives cerca de ciudades grandes, te resultará aún más difícil encontrar un punto de recarga para tu coche eléctrico.

De la misma manera, tenemos que advertirte que los puntos de recarga públicos suelen proveer de un tipo de recarga estándar o semi-rápida y que, además, provocan que las baterías aumenten mucho su temperatura, algo que puede dañarlas.

Por eso, te recomendamos que, tarde o temprano, te plantees la opción de instalar tu propio punto de recarga eléctrico, ya que, además de ser de mayor calidad, resulta mucho más económico.

Todo lo necesario para instalar un punto de recarga en tu hogar

Si dispones de garaje propio en una vivienda unifamiliar tipo chalet, podrías pensar que con una toma de electricidad convencional y un adaptador schuko (enchufe con dos clavijas cilíndricas) no necesitarías nada más.

Sin embargo, debes tener en cuenta que la legislación vigente exige que las viviendas unifamiliares que posean estos puntos de recarga tienen que contar con la instalación de un circuito adicional para los coches eléctricos que no deben tener una potencia inferior a 9,2 kW.

Para poder cumplir con la normativa actual respecto a los puntos de recarga para tu coche eléctrico, debes contactar con una empresa cualificada para instalar el circuito en tu garaje. Esto siempre debe estar hecho por un profesional así que te recomendamos que no corras riesgos en este sentido.

El precio de instalación del punto de recarga depende de la empresa que la realice. En ocasiones, son los propios concesionarios los que hacen ofertas y descuentos al respecto cuando compras un vehículo eléctrico. Es más, algunas marcas incluso te regalan el contador y la instalación.

En el caso de que tengas que recurrir a una empresa de electricidad, el precio suele oscilar en torno a los 1.000 euros si quieres un punto de recarga de base mural o tipo wallbox. 

Recargar un coche eléctrico en un garaje individual no tiene coste adicional excepto la electricidad consumida pero no es recomendable conformarse con un enchufe convencional por ser poco seguro y tener una potencia escasa.

¿Y si mi coche duerme en un garaje comunitario?

Como casi ningún garaje privado tiene punto de recarga, las cosas parecen complicarse un poco en el caso de que tengas el coche en un garaje comunitario donde, como es lógico, viven otros usuarios. Por suerte, la Ley de Propiedad Horizontal dice que no es necesaria la aprobación del resto de vecinos para instalar un cargador de coche eléctrico en un garaje comunitario, sino que solo hay que informar.

La forma de llevar a cabo esta comunicación a los demás vecinos es mediante un escrito dirigido al presidente de la comunidad de vecinos o al administrador de la misma, en caso de haberlo. Recuerda guardar una copia para ti con la fecha y firma por si en el futuro surgieran problemas al respecto.

Al igual que en el caso de los garajes privados, es de vital importancia que la instalación la lleven a cabo profesionales que aporten garantías de fiabilidad y seguridad al punto de recarga eléctrico.

Hay tres formas de instalar de un punto de recarga para coches eléctricos y debes elegir cuál es la que más te interesa antes de informar al resto de vecinos a través del presidente de la comunidad, como hemos dicho antes.

  1. Instalación colectiva que tiene un contador principal en el que se pueden recargar todos los coches eléctricos que acudan allí.
  2. Instalación individual con un contador común para la vivienda del propietario del coche y el punto de recarga.
  3. Instalar un contador principal para el punto de recarga, es decir, instalar un contador y un propio suministro en exclusiva para un solo coche eléctrico.

Como requisitos solo existen dos: uno, que el cargador se sitúe en la plaza del coche que se va a recargar (en el caso de haber optado por la instalación individual) y que el coste tanto de la instalación como del consumo de electricidad sea asumido por el dueño del coche eléctrico.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas