Ruben / 7 enero 2020

Coches eléctricos: qué diferencias hay entre los distintos tipos que existen

Coches eléctricos: qué diferencias hay entre los distintos tipos que existen

Puede que esté en tus planes el querer adquirir o probar un coche eléctrico pero aún no sabes distinguir entre los distintos tipos. Los vehículos eléctricos presentan distintas características y tecnología dependiendo del tipo y modelo de coche.

Podrás elegir o probar el coche eléctrico que más te guste y más se ajuste a tus necesidades y exigencias como usuario. Hay diversos tipos de coches eléctricos en el mercado, que varían en autonomía, combustión, tecnología y otras características.

Hay cuatro tipos de vehículos eléctricos, y aunque cada uno tiene sus ventajas y desventajas, todos ahorran en combustible y emiten menos gases de efecto invernadero que los coches que funcionan únicamente con motores de combustión interna.

Eléctricos BEV

El BEV o vehículo eléctrico con batería, es un coche eléctrico que funciona únicamente con baterías, no dispone de motor de combustión, y son considerados vehículo de cero emisiones. La electricidad necesaria se suministra al coche desde una estación de carga eléctrica, que puede ser tanto privada como pública.

Los BEV disponen de un sistema de frenado regenerativo que utiliza la energía para recargar la batería. Consiste en un freno eléctrico que utiliza el motor y lo convierte en un generador que revierte la energía a la batería y la recarga.

Datos importantes a tener en cuenta en los BEV:

  • Se puede ahorrar mucho dinero en combustible y mantenimiento.
  • Normalmente su coste inicial es más elevado que el de un coche promedio.
  • Las estaciones de carga residenciales tienen requisitos eléctricos similares a una secadora de ropa o estufa.
  • Dependiendo del modelo pueden recorrer entre 100 y más de 500 km con una carga, aunque la distancia depende también de factores como la velocidad y la temperatura.

Eléctricos PHEV

Los PHEV o vehículos híbridos eléctricos enchufables, disponen de dos motores que se alternan para conseguir un mayor rendimiento, un motor de combustión que funciona con gasolina o diésel, y un motor eléctrico formado por un conjunto de baterías recargables. 

La batería del coche se recarga enchufándolo a una fuente externa de energía eléctrica, proporcionando una mayor autonomía al vehículo. Esta batería también se recarga con el propio motor de combustión, aunque es más lento.

La combinación de los motores de un coche híbrido eléctrico te permite realizar trayectos largos y disminuye el consumo de combustible y las emisiones de CO2. Además, estos vehículos cuentan con la etiqueta cero emisiones y son silenciosos en modo eléctrico.

Datos importantes a tener en cuenta en los PHEV:

  • Te permiten recorrer trayectos de mayor distancia que los vehículos eléctricos.
  • Son más baratos de operar y mantener que los híbridos tradicionales de gasolina o diésel.
  • El MSRP (Precio de Venta Sugerido por el Fabricante) de un coche eléctrico híbrido enchufable es ligeramente más alto que los coches similares que operan sólo con motores de combustión interna.

Eléctricos HEV

Los HEV o vehículos eléctricos híbridos, son los conocidos como vehículos híbridos convencionales o híbridos no enchufables. Estos coches cuentan con un motor de combustión como fuente principal, un pequeño motor eléctrico de apoyo y un paquete de baterías que se auto-recarga, gracias al motor térmico y a la energía que se genera en las frenadas y retenciones.

Este tipo de vehículos presenta grandes ventajas, sobre todo en la circulación urbana, ya que las distancias son más cortas y la velocidad más reducida, permitiendo que el coche funcione en modo eléctrico y evitando que el motor de combustión entre en funcionamiento con tanta frecuencia.

Son los coches eléctricos más populares y disponen de la etiqueta ECO, que proporcionan descuentos en aparcamientos y en algunos peajes.

Datos importantes a tener en cuenta en los HEV:

  • Son similares a los vehículos convencionales, ya que no necesitan recargarse.
  • Al ser vehículos híbridos, sales más baratos que los coches que funcionan únicamente con motores de combustión interna.
  • La presencia de un motor de combustión como fuente de energía principal, supone un mayor gasto en combustible que los coches eléctricos enchufables.

Eléctricos FCEV

Un FCEV o vehículo eléctrico de pila de combustible, cuenta con un tipo de tecnología que crea electricidad a través del hidrógeno. Este sistema consiste en una reacción química en la que el hidrógeno se oxida y cede electrones, que actúan como corriente eléctrica circulando a través de la pila de combustible que alimenta el motor.

Este tipo de vehículos genera cero emisiones contaminantes, ya que el gas que emite el tubo de escape del coche es vapor de agua. Algunos expertos de este sector consideran que este tipo de coche eléctrico es el mejor entre los vehículos eléctricos, a pesar de que todavía está en fase de desarrollo y presenta muchos desafíos.

Datos importantes a tener en cuenta en los FCEV:

  • Su coste es elevado, ya que el precio de una pila de combustible es varias veces más alto que el de un motor de combustión interna.
  • Presentan una mayor autonomía y su recarga es más rápida, puede cargarse en tan solo 5 minutos en una estación de servicio.
  • Parece que este tipo de vehículos no son una opción hoy en día, pero se espera que se mejoren y se popularicen en los próximos años.

El futuro de los coches eléctricos

La ampliación de la red de estaciones públicas con puntos de recarga para vehículos eléctricos, y la reforma de las políticas estatales y federales destinadas a apoyar este tipo de coches, fomentan un futuro más sostenible.

Por eso, es bueno conocer los diferentes tipos de coche eléctrico que hay en el mercado, y ser consciente del impacto que tiene el mundo del motor en el medio ambiente.

Siempre puedes probar un coche de este tipo por un largo periodo de tiempo gracias al renting de vehículos, y así conocer las distintas alternativas para ayudar a un futuro con menos emisiones.