GLosario de términos

Transmisión automática

Un vehículo automático elimina la manipulación del cambio manual y prescinde del embrague.  El propio coche se encarga de efectuar los cambios de transmisión adaptables a la velocidad de marcha. En un vehículo de transmisión automática el conductor solo tiene que marcar punto muerto, marcha atrás y la primera, gracias a una caja de cambios automática.

Ventajas de los coches de transmisión automática

  • Seguridad mecánica: los coches automáticos suelen estar en mejor estado gracias al cambio de marchas suave, rápido y con precisión, además te olvidas del mantenimiento del embrague.
  • Comodidad: la conducción es más cómoda, principalmente al circular por ciudad y en atascos.
  • Ahorro: se optimiza el consumo de combustible y el cambio de marchas al realizar el cambio en el momento adecuado.
  • Seguridad vial: no es necesario sincronizar el cambio de marcha con el embrague, por lo que la atención se centra en la carretera y en el tráfico, así la conducción es más segura. 

Desventajas de los coches de transmisión automática

  • Coste elevado: un coche automáticos es más caro, la transmisión automática incrementa el precio final del coche. 
  • Mantenimiento exhaustivo: la revisión de un coche con una caja de cambios automática tiene que ser más detallada y completa por su mayor número de componentes, además de ser más costosa.
  • Consumo: conllevan un mayor consumo de combustible dependiendo del tipo de caja de cambios.

Tipos de cajas de cambio automático

  • Manual pilotada: es una mezcla entre la caja automática y la manual. Este tipo de caja de cambios evita el uso del embrague al incorporar un sistema de embrague interno. Los cambios son más lentos e inexacto.
  • De doble embrague: es un tipo semiautomático, con dos cajas de cambio en una. Este sistema de doble embrague permite cambiar en décimas de segundo. 
  • Por variador continuo: esta caja de cambios funciona a través de dos poleas que están unidas por un sistema de cadena y se transmite la potencia del motor de forma directa a los engranajes de la caja. Entre sus principales ventajas destaca la reducción del consumo.
  • Convertidor de par: es un tipo de caja de cambios utilizada en coches automáticos antiguos, aún se presenta en algunos actuales. Tiene menos inconvenientes que las cajas anteriores pero afecta al rendimiento y potencia del vehículo.
top