GLosario de términos

Renting

El renting es una modalidad de adquisición de vehículos para particulares, empresas y autónomos, que consiste en un alquiler a largo plazo por un periodo de entre uno y cinco años. Durante este tiempo estarás pagando una cuota fija mensual, y una vez que termine el contrato de renting tendrás que devolver el coche.

En ese momento puedes decidir entre renovar el alquiler por un año más si el coche te ha gustado, o firmar un nuevo contrato de renting en el caso de que quieras seguir conduciendo y prefieras escoger otro vehículo entre las ofertas de la empresa de renting.

El renting surgió en un principio para facilitar que las empresas pudieran hacerse con coches corporativos con todos los servicios incluidos durante un número de meses determinado, pudiendo elegir entre un amplio abanico de opciones y ofertas. Logrando así que no tuvieran que hacer grandes desembolsos comprando vehículos que después ya no iban a necesitar.

Hoy día existe el renting para particulares que favorece que puedas conducir un coche de tu agrado sin tener que comprarlo. Además de poder unificar en una sola cuota el precio de varios servicios como el alquiler, el mantenimiento, el seguro y algunos otros gastos.

Si comparamos el renting vs alquiler de coches convencional el primero tiene más ventajas, ya que permite tener el coche durante un periodo de tiempo más largo pudiendo contratarlo desde 12 hasta 60 meses. Además, existen numerosas ofertas y siempre se tratarán de vehículos nuevos de fábrica y nunca de segunda mano.

¿Cuándo interesa el renting?

Una de las principales ventajas del renting es que la cuota fija mensual incluye la parte proporcional del seguro, el IVA, el mantenimiento, la ITV y otros servicios que pudiera establecer el concesionario o la empresa de renting.

Es una forma de controlar los gastos y no hacer desembolsos inesperados de vez en cuando.

El renting para particulares interesa si eres una persona a la que le gusta cambiar de coche a menudo, ya que este sistema de renting te evita toda la burocracia y las gestiones que conlleva la compraventa de coches y sus servicios. Eliges un coche, firmas el contrato y, cuando se acaba, escoges otro vehículo y firmas un nuevo contrato de renting.

Las empresas de renting disponen de un gran número de ofertas y marcas como bmw, seat, renault, etc., por lo que puedes ver y elegir el modelo que más se adapte a tus necesidades.

Además, si tu situación económica no es estable también deberías elegir el renting, ya que te permitirá escoger coches con cuotas fijas más altas o más bajas según tus posibilidades económicas del momento.

Requisitos para acceder al renting

Acceder a un coche de renting es más sencillo de lo que pudiera parecer. Si eres un particular tienes que presentar las dos últimas nóminas, el DNI, la última declaración de la renta y un justificante que pruebe que eres el titular de tu cuenta bancaria.

De esta forma, el concesionario o empresa de renting pueden hacer un informe acerca de tu situación económica para asegurarse de que te vas a poder hacer cargo de la cuota fija mensual durante todos los años del contrato.

Recuerda que siempre puedes pedir a los propios comerciales o vendedores de coches que te asesoren para escoger el coche de renting que mejor se adapte a tus circunstancias económicas actuales.

Ellos valorarán tu situación económica y las necesidades específicas que tengas para encontrar el vehículo de renting perfecto para ti entre todas las ofertas y marcas que ofrecen: audi, seat, bmw, renault, peugeot, y muchas más.Como ves no es nada complicado acceder a un coche de renting para poder conducir el vehículo que tú quieras con todos los servicios incluidos. Y cuando se acabe el contrato puedes volver a ver las ofertas de coches que tiene la empresa de renting, negociar de nuevo tu contrato y a estrenar coche.

top