Roberto / 22 octubre 2019

¿Merece la pena comprar un coche de segunda mano procedente de renting?

El renting consiste en el alquiler de un coche por un tiempo determinado que, cuando concluye, implica la devolución del vehículo a la empresa que lo ha alquilado. Es decir, se trata de un alquiler de coches sin opción a compra. Es una opción con claras ventajas para quienes les gusta de cambiar de coche a menudo o incluso una ocasión para personas que quieren probar un determinado modelo durante un periodo de tiempo para poder decidir si comprarlo o no.

merece la pena comprar un coche de renting

También es habitual que las empresas escojan recurrir al renting de coches (u otro tipo de vehículos) en lugar de optar por la compra, ya que cuenta con ventajas fiscales además de ser una opción menos arriesgada en especial en los casos de empresas recién creadas. En ocasiones, estos coches que han estado reservados al renting se ponen a la venta con precios económicos. Ahora, ¿merece la pena hacerse con un coche que procede del renting? Vamos a verlo.

Vehículos de renting, cuidados con mimo

Uno de los principales factores que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar coches o vehículos de renting en ocasión es que estos tienen un kilometraje limitado anual, es decir, que quien haya alquilado uno de estos coches no ha podido superar este límite sin tener que pagar una penalización. Esta característica del renting de vehículos nos asegura que los coches procedentes de renting en venta no han sido sobreexplotados y que, por lo tanto, no deben presentar motores, ruedas y el resto de elementos gastados en exceso.

Además, el mantenimiento del vehículo de renting es realizado por la propia empresa en los talleres escogidos lo que también nos garantiza que ha recibido los arreglos y cuidados mecánicos apropiados así como revisiones periódicas a menudo. De hecho, un coche procedente de renting que haya tenido un conductor muy cuidadoso y que apenas haya hecho kilómetros no tendrá muchas diferencias en el rendimiento respecto a un coche recién salido de la fábrica.

¿Cuál es la vida útil de un coche de renting?

Una vez que sabemos los datos anteriores y teniendo en cuenta que los contratos vinculados a vehículos de renting tienen una duración de dos a cinco años como media y que un coche suele tener una vida útil de doce años, es posible que un vehículo de renting pueda durar en torno a ocho o diez años dependiendo de los cuidados y el trato que le des. En efecto, es mucho más recomendable adquirir coches de renting en venta que aquellos que proceden del alquiler de vehículos usual ya que estos últimos han sido conducidos por varias personas mientras que los de renting solo han tenido un conductor.

comprar un coche de renting. ¿merece la pena?

Las empresas de renting, además, tienen la obligación de presentar un informe en el que aparezcan todas las características del coche así como la de poner un precio de venta acorde al modelo, antigüedad y datos del vehículo.

Comprar vehículos de ocasión cada vez es más popular

La tendencia de los últimos años apunta a que, cada vez con más frecuencia, la gente escoge comprar coches de segunda mano antes que adquirir vehículos nuevos del concesionario. De hecho, la venta de vehículos de ocasión está a punto de superar a la venta de coches nuevos. 

Uno de los principales motivos es la posibilidad de conseguir el coche que quieres pero a un precio más económico al ser de segunda mano ya provenga de un particular, del renting o de kilometraje cero de un concesionario. Además, los riesgos de acceder a vehículos de ocasión procedentes de renting son apenas existentes, ya que como dijimos antes, la empresa de renting tiene la obligación de presentar un informe que asegure el buen estado del coche. 

Este informe incluye datos como la garantía mecánica y los kilómetros realizados de forma que podrás comprobar que la relación calidad/precio a la hora de comprar coches de renting es de las mejores que se pueden encontrar en el mercado hoy día. Es más, al adquirir coches de renting se obtienen más garantías que comprando coches de segunda mano a particulares donde solo nos queda la confianza en la honradez del vendedor para no tener sorpresas desagradables.

Aunque no es lo habitual, algunas empresas de renting de vehículos te permiten comprar el coche cuando finaliza el contrato. De esta manera, estarás adquiriendo el coche que has estado conduciendo durante los últimos años y del que conoces todas sus características. Si decides contratar un coche de renting y tienes intención de poder quedarte con el vehículo en el caso de que te guste, debes informarte primero acerca de si la empresa cuenta con esta posibilidad.

Una vez que hemos expuesto las características de los coches de renting en venta, tú decides cuál es la opción que más te interesa a la hora de adquirir tu próximo vehículo.