Laura / 19 agosto 2020

Olvídate de las averías de tu coche con un contrato de renting

No hay cosa que más angustie a un conductor que las averías de su coche, sobre todo si es su herramienta de trabajo. Al detectar algún tipo de fallo no hay otra opción que tomar medidas y llevar el coche al taller para ver de qué se trata.

Inevitablemente, se suele pensar en el coste que supondrá arreglar la avería y, en función de la gravedad de la misma, se valora si merece la pena arreglar el coche o no. En algunas situaciones, puede que la avería no tenga solución y haya que ir pensando en adquirir un coche nuevo.

Despreocúpate de las averías con un coche de renting

¿Cuáles son las averías más comunes en un coche?

Normalmente, si haces un mantenimiento correcto del vehículo, las averías suelen tardar en hacer su aparición. No hay que obviar que, tarde o temprano, todos los coches pasan por el taller, pero si lo has descuidado lo más habitual es que surjan fallos en la batería, el motor, la bomba de inyección y los neumáticos, entre otros.

  • Batería: el fallo de la batería es una de las averías más comunes. Depende del uso que se haga de ella, esta puede llegar a descargarse con lo que es imposible que el coche arranque. Esto puede ocurrir por:
    • Efectos del frío, ya que puede deteriorar su capacidad de recarga.
    • Dejar la radio encendida por error.
    • Usar poco el coche.
    • Desgaste.
    • Envejecimiento de la misma.
    • Consumo excesivo, ya que algunos sistemas causan un exceso de gasto de batería.
    • Trayectos cortos, por lo que no da tiempo a que se recargue la batería.
  • Neumáticos: es importante que estén en buenas condiciones, ya que son el punto de contacto del coche con el asfalto. La avería más habitual es el pinchazo o que la cubierta se raje. por eso, es necesario revisar los neumáticos y su presión. Recuerda cambiarlos cuando el dibujo esté desgastado, haya deformidades, se haya producido un desgaste asimétrico, tengan fugas de presión, etc.
  • Bomba de inyección: esta pieza suele estropearse por circular con la reserva del depósito de manera habitual o por no cambiar el filtro de combustible cuando se debe. Es por ello que es vital hacer un buen mantenimiento del coche y, sobre todo, no circular con la reserva.
  • Motor: es otra de las averías más frecuentes en un coche. La reparación puede superar los 1.000 euros. Normalmente, son vehículos que ya tienen bastantes kilómetros y años de utilización. Con un coche en renting es muy difícil que tengas un problema con tu coche, ya que son nuevos y han pasado por varias inspecciones técnicas.
  • Accidentes de tráfico: otra de las razones de avería de cualquier vehículo son los accidentes en carretera, que además puede afectar a la integridad física de los ocupantes del habitáculo.

Reparación de averías con un coche de renting

Si has decidido pasarte al renting de particulares o tienes ya un coche de renting, sabrás que no has de preocuparte por las averías ni por el mantenimiento del vehículo. Es la propia empresa de renting la que se encarga del cambio de neumáticos cuando sea necesario, así como de la sustitución de la batería o de la bomba de inyección. Además, puedes confiar en que el vehículo ha pasado por distintos controles de calidad.

Lo mejor de todo que no te supondrá ningún tipo de gasto extra, ya que la cuota de renting incluye tanto el mantenimiento como la reparación de las averías. De igual modo, en caso de accidente, el seguro del vehículo está a todo riesgo, así que no tienes que preocuparte de ninguno de estos temas, tan solo de disfrutar de  conducir tu coche con contrato de renting.

En caso de un golpe causado por terceros, la reparación corre a cuenta del seguro de ese tercero, al igual que ocurre con un coche en propiedad. En cambio, si el golpe ha sido causado por el cliente de renting, sería la propia empresa de renting la que se encargaría de esta reparación, aunque puede variar según el proveedor.

En algunos casos no hay ningún tipo de penalización, pero en otros puede que haya un aumento del 10% en la cuota del seguro. Además, en caso de siniestro total se cancelaría el contrato sin costes para el cliente.

Qué hacer en caso de avería con un coche de renting

Si tu coche de renting sufre algún tipo de avería o rotura, tan solo tienes que ponerte en contacto con la empresa de renting y una persona irá para solucionar el problema, bien in situ o bien para trasladar el vehículo al taller. En función de la empresa de renting, a veces puede ocurrir que tengas que llevar tú mismo el coche al taller.

En lo que a los neumáticos se refiere, se puede incluir en el contrato de renting su sustitución cada vez que sea necesario, pero es importante que quede por escrito. Además, puedes incluir en el contrato las condiciones que desees según tus necesidades. ¡El contrato de renting es totalmente personalizable!

Elige el renting de coches y olvídate de las reparaciones

Es recomendable que cuando recibas tu coche de renting revises cada detalle del vehículo para comprobar que este no tenga ningún tipo de daño o desperfecto. Si encuentras alguno deberás anotarlo y hacérselo saber a la empresa de renting. En Renting Finders somos exhaustivos en nuestras revisiones por lo que es raro que esto suceda.

Por otro lado, ten en cuenta que cuando finalice tu contrato de renting y devuelvas el vehículo, un técnico se encargará de realizar un examen en profundidad del vehículo. Es por esto que es aconsejable devolver el coche en las mejores condiciones con el fin de evitar sobrecargos.

Por último, cabe recordar que tu contrato de renting debe recoger todas las intervenciones o revisiones que sean necesarias para que el coche funcione de forma correcta. Esto significa que debe incluir revisiones, averías, cambios de piezas y sustitución de neumáticos, entre otras cuestiones.

El coche de renting, al igual que cualquier tipo de vehículo, necesita dos tipos de mantenimiento. Por un lado, el preventivo para evitar que pueda surgir algún problema con el coche, por eso es importante hacer revisiones cada cierto tiempo.

Por otro lado, el mantenimiento correctivo, que se realiza en los talleres cuando aparece algún problema o el coche ha tenido alguna avería como consecuencia de un accidente o de un desgaste de las piezas. Lo mejor de todo es que de todo esto se encarga la empresa de renting.

En Renting Finders nos preocupamos de que nuestros coches lleguen a tus manos en óptimas condiciones y puedas disfrutar de su uso sin preocupaciones. Consulta nuestras ofertas y hazte con el coche de tus sueños a cambio de una cuota fija mensual con todo incluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h