Viaje a Bosques de Secuoyas

Escapada en coche a 3 increíbles Bosques de Secuoyas

Si hay algo que muchos llevamos esperando es poder salir, y una de las mejores formas de desconectar es una merecida escapada al campo. Si quieres salir de la rutina y maravillarte con un paisaje sin par, a continuación te presentamos una alternativa que no te va a dejar indiferente. 

Las mejores ofertas de Renting SUV

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Kia Stonic 1.0 T-GDI MHEV iMT Drive
desde 328 € mes / IVA incl.
Renting Kia Stonic Drive Perennial Grey SUV MHEV Renting Finders
Más información
Toyota C-HR 1.8 125h Active
desde 357 € mes / IVA incl.
Renting Toyota C-HR 1.8 125h Active Blanco Classic SUV Automático ECO
Más información
Nissan Qashqai Acenta 1.3 DIG-T MHEV 12V
desde 400 € mes / IVA incl.
renting Nissan Qashqai Acenta 1.3 DIG-T 2WD MHEV E6D
Más información

¿Sabías que en España hay secuoyas? A pesar de que muchos piensan que estos inmensos árboles sólo viven en Estados Unidos y Canadá, lo cierto es que estos majestuosos gigantes fueron introducidos en España. Todo aquel que quiera visitarlos solo tiene que coger su coche de renting y conducir hasta los singulares parajes donde habitan los que son considerados los seres vivos más grandes del planeta. 

Podemos divisar magníficos ejemplares de secuoyas en múltiples puntos de nuestra geografía, pero hasta la fecha solo existen 3 bosques de secuoyas. Si quieres disfrutar de una escapada inolvidable y alucinar con paisajes de película sin coger un avión, en esta entrega te traemos 3 rutas en coche hacia los inexplorados bosques de secuoyas de España.

¿Qué tienen de especial los bosques de secuoyas?

En Estados Unidos se tienen registros de secuoyas que han vivido hasta 1.200 y 1.800 años, alcanzando más de 110 metros de altura y 8 metros de diámetro en la base de su tronco, aunque algunos llegan a tener hasta 11 metros de diámetro. 

Estos árboles de impresionante tamaño impactan por su gran porte y longevidad. Poseen una gruesa corteza gruesa de color pardo rojizo; buscando la luz del sol, crecen casi en línea recta mientras que sus ramas que lo hacen en dirección horizontal. Si te propones conocer estos extraordinarios árboles, no te pierdas las 3 paradas que te mostramos a continuación.

Bosques de Secuoyas en Andalucía

Los bosques de secuoyas suman un plus de valor añadido a la conocida magia de Andalucía. En el sur de España puedes encontrarte a estos gigantes al norte de Granada y en el Parque Natural de la Sierra de Huétor

Secuoyas en Huéscar

Se sabe que, a principios del siglo XIX, Rafael de Bustos y Castilla de Portugal introdujo en la Península algunas semillas que plantó en dos lugares, a una distancia de unos 300 metros. De los dos bosquetes, los 13 ejemplares de secuoyas mejor cuidados se encuentran en la finca de La Losa. Tienen unos 50 metros de altura y 175 años de edad.

El lugar se encuentra ubicado a 195 kilómetros al norte de Granada, al pie de la sierra de Sagra. Para llegar, debes conducir por la A-92 hasta Huéscar y tomar el desvío de Castril. Avanza tres kilómetros por la carretera hasta llegar a un cartel que indica el desvío hacia la finca (o cortijo) de La Losa.

Ya que se trata de una propiedad privada, debes solicitar un permiso y pagar para recorrer este hermoso y bien conservado bosque de secuoyas. Hay visitas guiadas todos los domingos.

Secuoyas en el Parque Natural de la Sierra de Huétor

Los ejemplares de secuoyas de la Sierra de Huétor llegaron a Andalucía a mediados del siglo pasado como parte de un programa de reforestación. Aunque puedes ver muchos de estos increíbles árboles diseminados por los montes, el bosquete más hermoso es el de Bolones, donde quedaron las secuoyas que no fueron distribuidas para proteger el territorio de la erosión producto de la explotación maderera.

Para llegar desde Granada, coge la A-92 hasta la salida 259, y conduce hacia el interior del Parque Natural de la Sierra de Huétor. Te vas a quedar maravillado con la vista de estos árboles imponentes que sobresalen sobre las copas de los pinos y los abetos, ya de por sí de gran altura. Si te apasiona el senderismo, puedes aparcar tu coche en Huétor para recorrer a pie esta singular ruta.

Bosques de secuoyas de Cantabria

Los bosques de secuoyas de Cantabria se colocan entre los más espectaculares que se pueden contemplar. Estos especímenes norteamericanos llegaron a la Península a mediados del siglo pasado, cuando se pensó en sembrar secuoyas para la explotación maderera debido a que estos árboles crecen casi dos metros por año. 

Sin embargo, lo que ocurrió es que cuando los árboles alcanzaron la altura ideal para ser talados, el contexto económico era otro y ya no fue necesario talarlos. Por esta razón, actualmente continúan creciendo 848 magníficas secuoyas en Cabezón de la Sal. 

El bosque de secuoyas de Cantabria fue declarado Monumento Nacional en el año 2003. Los árboles están repartidos en 2,46 hectáreas, y forman un bosque tan denso que la luz del sol apenas llega al suelo.

Puedes llegar en coche conduciendo por la A-8; toma luego la salida 249 en dirección a Cabezón de la Sal y ya en la rotonda continúa por la CA-135. Casi inmediatamente verás la entrada al Bosque de Secuoyas a tu izquierda. Encontrarás dos aparcamientos donde puedes dejar el coche y caminar hasta la entrada al bosque.

La Oficina de Turismo de Cabezón de la Sal organiza visitas guiadas gratuitas por el lugar, que duran unos 40 minutos. También puedes recorrer el lugar por tu cuenta, si amas el senderismo.

Bosques de secuoyas de Valladolid

Por último, te te invitamos a coger el coche y conducir hasta cerca de Valladolid, donde un grupo de secuoyas brindan su sombra a un pequeño merendero ubicado a las orillas del Canal del Duero. Este lugar, ubicado en las afueras del pueblo Sardón de Duero, se conoce como el Jardín del Carretero, 

Al salir de Valladolid sigue por la N-122 en dirección a Soria. Puedes aparcar tu coche en la localidad y caminar hasta el canal.

Cuenta la leyenda que hace unos 100 años un carretero compró las secuoyas que habían sido traídas a España para ser mostradas en los pabellones de una exposición. Para ponerlas a la venta, decidió plantarlas en ese lugar de buen clima, buena tierra y agua fresca. 

Lo cierto es que las secuoyas que no se vendieron han seguido creciendo hasta el día de hoy, y ya sobrepasan los 25 metros de altura y los 3 de perímetro. Forman un conjunto de unas 100 secuoyas a ambos lados del canal, que tamizan de forma asombrosa la luz del sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 078 39 50

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h