¿Por qué las matriculas españolas no tienen vocales?

¿Por qué las matrículas en España no tienen vocales? Curiosidades sobre la matriculación

Las matrículas, además de servir como sistema de identificación para los vehículos, han provisto incontables horas de entretenimiento a los conductores y pasajeros de las carreteras españolas, y es que jugar a crear palabras o frases con las consonantes de las placas es uno de los pasatiempos más utilizados para distraerse en un viaje largo. Si eres de los que ha utilizado este método para entretenerse durante tus trayectos, tal vez te hayas dado cuenta de que las matrículas españolas no tienen vocales.

Además de este curioso dato, las matrículas de los vehículos españoles siguen un patrón de numeración no exenta de peculiaridades como letras prohibidas o un llamativo recorrido histórico, ¿quieres conocer estas curiosidades? Desde el coches para renting te explicamos por qué las matrículas no tienen vocales, además de características varias sobre este método identificativo de vehículos.

Las mejores ofertas de Renting particulares

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Seat Ibiza 1.0 TSI Reference XL
desde 260 € mes / IVA incl.
Renting Seat Ibiza 1.0 TSI Style XM Sin Entrada
Más información
Opel Corsa 1.2T XHL 74kW GS-Line
desde 313 € mes / IVA incl.
Renting Opel Corsa 1.2T XHL GS Sin Entrada
Más información
Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 81kW Man.
desde 331 € mes / IVA incl.
Renting Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 81kW Man. Sin Entrada
Más información

¿Cómo se asignan las matrículas a los coches españoles?

¿Por qué las matriculas españolas no tienen vocales?

El sistema de matriculación español cambió por completo en el año 2000, adaptándose al modelo de la Unión Europea. Así pues, se dejó de lado la utilización de las primeras letras de la provincia donde se había matriculado el coche, lo que usualmente nos indicaba el lugar de procedencia del conductor, para dar paso a tres consonantes y cuatro números que asigna la Dirección General de Tráfico de forma correlativa.

Según las estimaciones realizadas, la primera letra de las matrículas se cambia cada dos años, aunque esta cifra puede variar ligeramente en función del ritmo de matriculación de vehículos, que ha disminuido en los últimos años. El último cambio se dio en septiembre de 2022, por lo que se espera que a finales de este año o principios del siguiente pasemos de la “M” a la “N”. 

La previsión es que este sistema tenga una duración aproximada de 40 años, que será cuando se agoten todas las combinaciones posibles y se tenga que buscar soluciones para no tener matrículas repetidas en las carreteras. La última matrícula registrada contiene las letras “MNN”, y si bien estos cambios se agilizan a finales de mes debido a los cuadros realizados por los fabricantes, todavía gozamos de un amplio colchón hasta llegar a la Z.

La razón por la que las matrículas españolas no tienen vocales

Sabiendo cómo funciona la asignación de las matrículas a los vehículos en España, se hace aún más extraño abandonar el uso de las vocales, ya que estas aumentarían el número de combinaciones posibles, alargando la utilización de este método de matriculación en varios años.

El motivo por el que no se utilizan vocales para identificar a los vehículos españoles es para evitar palabras malsonantes, nombres propios o siglas de organizaciones. En definitiva, la DGT temía que la combinación de consonantes y vocales formasen palabras que podrían ser objeto de mofa, por lo que decidió cortar por lo sano.

Otras curiosidades de las matrículas españolas

Puede que el motivo por el que las matrículas españolas no llevan vocales te haya parecido divertido, o tal vez algo banal e incluso sin demasiado sentido. Sin importar cual sea tu parecer, lo cierto es que las matrículas de los vehículos españoles cuentan con otras peculiaridades que van más allá del uso identificativo.

Curiosidades de las matrículas españolas

124 años de combinaciones

Las matrículas españolas han recorrido un largo camino desde 1900, el año en el que se registró la primera matriculación en España. Sorprendentemente, este hecho no ocurrió ni en Madrid ni en Barcelona, y es que la ciudad que cuenta con este honor es Palma de Mallorca. Este automóvil ostentaba la matrícula PM-1, haciendo referencia a la provincia y al número de matriculación.

Dos cambios de sistema

España ha experimentado dos cambios notorios en el sistema de matriculación de vehículos. El primero se dio en 1971, ya que originalmente las matrículas consistían en las dos primeras letras de la provincia y una numeración que llegaba hasta el millón. Sin embargo, con el paso de los años, las provincias más pobladas se fueron acercando a las siete cifras de vehículos matriculados, por lo que se decidió reducir las cifras a cuatro pero añadir dos letras adicionales.

El segundo es el ya mencionado cambio que se aplicó en el 2000 para ajustarse al marco europeo. Debido a esta novedad se eliminaron las dos primeras letras de la provincia y se aplicó el sistema conocido a día de hoy. Asimismo, se añadió el logo y los colores de la Unión Europea, así como letras que identifican el país de procedencia del vehículo. En el caso de España, esta letra es la E.

Las vocales no son las únicas letras prohibidas

Además de las vocales, hay otras letras del abecedario que no se pueden incluir en las matrículas, aunque esta vez el motivo no es el de evitar palabras malsonantes. La Ñ y la Q son las otras dos letras que la DGT no permite añadir en las placas, ya que de lejos es posible confundirlas con la N y la O o un 0 respectivamente, entorpeciendo la identificación de los automóviles. 

Asimismo, pese a no ser letras al uso, tampoco se permite la utilización de los dígrafos CH y LL, ya que esto supondría la utilización de cuatro consonantes, lo cual no encaja con el diseño de las placas.

En definitiva, el uso de las vocales en las matrículas españolas está prohibido para evitar combinaciones que resulten en nombres propios, siglas de organizaciones o palabras malsonantes. Sin embargo, esta es solo una de las múltiples curiosidades que esconde tanto el sistema de matriculación como las propias placas, resultando en historias y anécdotas peculiares y divertidas.Si bien las matrículas pueden ser fruto de entretenimiento o de curiosidad, estas no tienen utilidad sin un vehículo que las acompañe. ¿Quieres hacerte con un coche nuevo que se adapte a tus necesidades? Gracias al renting de coches podrás ponerte al volante de tu coche favorito a cambio de una cuota mensual fija que incluye todos los gastos. ¡Si tienes suerte, puede que hasta te toque unamatrícula divertida!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h