Qué debes saber antes de comprar o hacer un renting de segunda mano

Todo en lo que debes fijarte antes de comprar o hacer un renting de coche de segunda mano

El mercado automovilístico en España se parece cada vez más al mercado europeo y esto, sumado a las crisis económicas, ha llevado a los conductores a interesarse por los coches de segunda mano. Descubre a continuación en qué tienes que fijarte para elegir bien tu próximo vehículo de segunda mano.

Las mejores ofertas de Renting particulares

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Seat Ibiza 1.0 TSI Reference XL
desde 260 € mes / IVA incl.
Renting Seat Ibiza 1.0 TSI Style XM Sin Entrada
Más información
Opel Corsa 1.2T XHL 74kW GS-Line
desde 313 € mes / IVA incl.
Renting Opel Corsa 1.2T XHL GS Sin Entrada
Más información
Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 81kW Man.
desde 331 € mes / IVA incl.
Renting Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 81kW Man. Sin Entrada
Más información

¿Cuáles son tus necesidades? 

Lo primero que tienes que hacer antes de plantearte qué coche de segunda mano vas a elegir son las necesidades que el vehículo debería cubrir en tu día a día. Hazte las preguntas a nivel práctico, como la cantidad de kilómetros que sueles hacer en la carretera al año.

También deberías cuestionarte si necesitas un coche adaptado a un estilo de vida familiar o individual y si sueles conducir por lugares campestres o urbanos. Todas estas preguntas son útiles a la hora de perfilar una idea sobre el tipo de coche de segunda mano perfecto para ti.

Cuando tengas que comentar al vendedor el coche de segunda mano que quieres, puedes explicarle esta información importante y todos los datos que hayas investigado previamente para que él también te guíe y te aconseje acerca de algunos modelos interesantes para ti.

en que fijarte antes comprar renting coche segunda mano

Familiarízate con los coches que te interesan

Está bien tener muy claro el tipo de coche de segunda mano que estás buscando, pero no es menos importante hacer una pequeña investigación de los modelos en los que estás interesado dentro de la oferta disponible. Intenta comparar los precios, examinar bien las fotos y valorar los informes descritos.

Hay aspectos que determinan si podrías llegar a ser víctima de una estafa. Por ejemplo, debes saber cuanto antes si el modelo de segunda mano que te interesa ha pasado las revisiones pertinentes o si tiene algún fallo o desperfecto que podría llevar a una avería al poco tiempo.

Trata de ser objetivo y haz las comparaciones necesarias entre unos modelos de segunda mano y otros para empezar a descartar algunas opciones del mercado. También puedes crear una lista donde colocar tus opciones favoritas en los primeros puestos.

Inspecciona el exterior del coche de segunda mano

La mejor forma de asegurarte de que el coche de segunda mano en el que estás interesado no tiene desperfectos graves a primera vista es examinando la pintura, los posibles golpes en la carrocería, el hueco entre las piezas, el estado de las ruedas o el movimiento de las puertas.

Te aconsejamos fijarte en si, por ejemplo, las piezas de los faros son las originales de fábrica, si la carrocería muestra burbujas o imperfecciones que necesiten repararse o si el espacio que hay entre las ranuras y las juntas es uniforme. Un hueco raro podría indicar un posible golpe.

Por último, es muy importante que revises la apariencia de los neumáticos, especialmente el tipo de pisada que hacen y las marcas de desgaste en los laterales. Si las ruedas son antiguas, ten en cuenta que tendrás que invertir dinero extra en sustituirlas. 

Explora el interior del coche de segunda mano 

Una vez has hecho una breve inspección del exterior del coche de segunda mano en el que estás interesado, lo siguiente que deberías hacer es ver el nivel de desgaste de los asientos, el volante, los pedales o la palanca de cambios. También deberás valorar si el kilometraje es el que esperas.

Debes comprobar el estado de los cinturones de seguridad y las moquetas debajo de los asientos. Comprueba si los faros funcionan correctamente y si los intermitentes están haciendo su función, asegurándote de que no hay fallos o bombillas sin funcionar.

Por último, intenta observar si el sistema de climatización está en buen estado, si el equipo de música funciona bien o hay algún problema con un altavoz, por ejemplo. Las señales de óxido en los bajos y el techo del coche pueden servirte como guía para reconsiderar el precio.

Revisa la documentación del vehículo

Cuando ya has hecho las revisiones presenciales pertinentes, no es mala idea acompañar la examinación de la documentación del coche de segunda mano a tus conclusiones personales. Comprueba cuándo se hizo la primera matriculación y si se trata de un vehículo importado.

A la comprobación de la documentación del vehículo también tienes que sumarle el último informe de la ITV, especialmente porque este informe te dirá el kilometraje que consta en las anotaciones oficiales. Cuando sepas este dato, compáralo con el kilometraje actual.

Tampoco está de más averiguar el taller al que el vendedor llevaba el vehículo. Si tienes serias dudas de si estás ante el coche de segunda mano que quieres comprar, puedes acudir al taller y obtener información útil sobre las reparaciones y revisiones que se han ido haciendo.

Otra opción que tienes es pedir al vendedor el listado de facturas de las revisiones, en caso de que las conserve. Si te las da, fíjate especialmente en los conceptos y los datos en detalle, donde se especifica los problemas que ha tenido el coche a lo largo del tiempo.

Si en este paso notas algo extraño o tienes la fuerte intuición de que el vendedor te está ocultando algo o no te está diciendo la verdad, no dudes en descartar la compra.

Haz una prueba de conducción al coche de segunda mano en el que estás interesado

Lo ideal a la hora de probar el funcionamiento del vehículo en primera persona es hacer un trayecto lo suficientemente largo para que te permita comprobar el grado de velocidad que puede alcanzar el motor, el ruido y posibles vibraciones que producen las piezas y el estado de los pedales.

También deberías examinar el comportamiento de la bomba de la dirección cuando hagas giros al conducir lentamente. Al mismo tiempo, la sensación de ruidos cada vez que das un freno podría estar indicando que los discos están algo desgastados.

Seguramente el factor más importante que tienes que tener en cuenta mientras conduces el coche de segunda mano es el estado del pedal de freno y el embrague. No te olvides de analizar cómo se mueve la palanca de cambio y si el cambio de marcha es muy brusco. 

Renting de coches de segunda mano

Si te estás planteando adquirir un coche de segunda mano pero la incertidumbre y posibles vicios ocultos del coche te preocupan, te presentamos el renting de coches de segunda mano. Con esta modalidad no compras el coche, sino que lo alquilas durante un tiempo determinado, de entre varios meses a varios años, a cambio del pago de una cuota fija mensual. 

Ponte al volante de un coche de segunda mano procedente del renting, que ha tenido un único conductor anterior y un kilometraje y uso muy limitado. Disfruta de todas las garantías del renting, como seguro a todo riesgo incluido y todos los gastos cubiertos, sin tener que pagar una entrada o una gran inversión inicial. Despídete de financiaciones, letras y préstamos, y empieza a conducir el coche para particulares o empresas que necesitas, sin comisiones extra y sin pagar de más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h