Las mayores ventajas del renting para autónomos

¿Es rentable el renting para los autónomos?

El renting se ha erigido como una gran alternativa para los autónomos que necesitan una solución de movilidad para desarrollar su actividad profesional. Según datos de noviembre de 2023 de la Asociación Española de Renting (AER), el renting posee una representación del 45,68% en el segmento de derivados, pick up y furgonetas gracias a que son vehículos que facilitan la vida de los autónomos por su capacidad para transportar personas y materiales.

Teniendo en cuenta el reto que supone ser autónomo hoy en día, ¿es el renting una solución rentable y eficaz? Sabemos lo valioso que es cada segundo para un autónomo, por lo que no nos andaremos con muchos rodeos: la respuesta es que sí, es rentable en la gran mayoría de los casos. 

Obviamente querrás saber por qué es rentable, cuáles son los beneficios de esta modalidad y si merece la pena para tu caso concreto. Para ello, desde el renting de vehículos te explicamos todos los beneficios del renting para autónomos, y también en qué circunstancias puede no ser recomendable.

Las mejores ofertas de Renting autónomos

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Skoda Fabia 1.0 MPI Ambition
desde 308 € mes / IVA incl.
Renting Skoda Fabia 1.0 MPI Ambition Sin Entrada
Más información
Volkswagen T-Cross 1.0 TSi Advance 110 CV
desde 350 € mes / IVA incl.
Renting Volkswagen T-Cross 1.0 TSI Advance Sin Entrada
Más información
Hyundai Tucson 1.6 TGDi 110kW 48v Maxx 5P
desde 428 € mes / IVA incl.
Renting Hyundai Tucson 1.6 CRDI 48v Maxx Sin Entrada
Más información

Ventajas económicas del renting para autónomos

Las mayores ventajas del renting para autónomos

La joya de la corona de los beneficios del renting para autónomos son los económicos. Debido al desafío que supone ser autónomo a día de hoy, ahorrar en el vehículo que usarás para desarrollar tu trabajo es una gran ventaja. A continuación te contamos cuáles son estos beneficios:

Beneficios fiscales

Un vehículo de renting es un gasto deducible del IRPF y su IVA se puede deducir al 50% en todos los casos. Se deberán de cumplir los siguientes requerimientos para aplicar esta deducción:

  • Que el vehículo se utilice parcial o totalmente para la actividad profesional a la que se dedique el autónomo.
  • Poder demostrar que el vehículo es necesario para la actividad profesional desarrollada.
  • Demostrar mediante facturas el pago por este servicio si se solicita.

Esta deducción puede llegar a ser del 100% si se demuestra que el vehículo se utiliza solamente para realizar la actividad profesional, por ejemplo si se utiliza únicamente para el transporte de pasajeros. 

Sin entrada inicial

Al contrario que con la compra, el renting no necesita de ningún gran desembolso inicial para ponerse al volante de un vehículo. Esto es un punto a favor, ya que fundar un negocio supone invertir dinero al principio, por lo que ahorrar en este punto puede marcar la diferencia. 

Todos los gastos incluidos en la cuota

El renting consiste en el alquiler a medio o largo plazo de un vehículo a cambio de una cuota mensual fija. El pago de esta cuota, además de permitirte conducir el vehículo, incluye todos los gastos relacionados con el vehículo en cuestión. Estos son los servicios que incluye la cuota:

  • Arreglo de las averías que sufra el coche.
  • Matriculación del vehículo de renting.
  • Seguro a todo riesgo.
  • Cambios de neumáticos. La cantidad de cambios permitidos se estipulan en el contrato. 
  • Renovar la ITV.
  • Todos los impuestos asociados al vehículo.
  • Mantenimiento del coche o furgoneta de renting.

Así pues, no tendrás que preocuparte por ningún gasto extra asociado al vehículo, ya que con pagar la cuota mensual será más que suficiente. Esta es una gran ventaja debido a que normalmente los autónomos tendrán que darle mucho uso a su vehículo, lo cual puede desembocar en imperfecciones o averías. Mediante el renting, todo esto queda cubierto.

Rotulación del vehículo

Si bien un coche de renting no se puede personalizar, los contratos para autónomos y empresas sí que permiten rotular el vehículo con el logo de tu negocio o marca. Por lo tanto, pese a que el vehículo no sea de tu propiedad, podrás utilizarlo para ganar visibilidad, y por lo tanto generar beneficios mediante esa publicidad.

Cambiar de vehículo de renting

Rentabilidad del renting para autónomos

Los contratos de renting oscilan entre los 3 y los 7 años. Esto significa que, finalizado este plazo, el firmante del contrato tendrá que cambiar de vehículo y escoger otro de la amplia oferta de vehículos de renting disponibles.

Esto a priori puede parecer una desventaja, ya que supone desprenderse del coche o de la furgoneta al que tanto cariño le has cogido. Sin embargo, gracias a esto podrás conducir un vehículo totalmente nuevo, lo cual es un hecho de gran relevancia para los autónomos que necesitan un vehículo de alto rendimiento para desempeñar su actividad profesional. 

¿En qué caso no es rentable el renting para autónomos?               

Como hemos podido ver, el renting para autónomos es una solución atractiva gracias a los diversos beneficios que ofrece. Sin embargo, puede haber algunos casos en los que este servicio no sea el idóneo para ti. Estas son las razones por las que podrías decidir no apostar por el renting:

Calcula tu kilometraje 

Los contratos de renting varían en función del límite de kilometraje impuesto. Exceder este límite supondrá un aumento importante en el precio de la cuota mensual, por lo que es importante calcular cuántos kilómetros tendrás que realizar para desempeñar tu actividad profesional. Cabe destacar que estos límites suelen ser elevados y están pensados para que no sean superados, habiendo topes de hasta 30.000 kilómetros anuales. 

Cancelación del contrato

Si bien se puede cancelar un contrato de renting en cualquier momento, no es posible hacerlo sin tener que pagar una penalización. Por lo que si en algún momento decides abandonar tu negocio y prescindir de tu vehículo de renting, deberás de abonar la cuantía especificada en el contrato.

Esta desventaja también ocurre de forma similar con la compra, ya que si obtienes un vehículo para desarrollar tu actividad profesional para después dejar de realizar dicha actividad, tendrás que vender el vehículo adquirido por un coste mucho menor que el original, perdiendo así dinero en el proceso.

Así pues, el renting es una alternativa muy rentable para los autónomos que confían en su negocio, ya que les permitirá disponer de un vehículo nuevo de gran rendimiento logrando un importante ahorro económico en el proceso. Gracias a no tener que realizar ningún desembolso inicial ni tener que preocuparse por el mantenimiento del vehículo, los autónomos que apuesten por el renting podrán invertir ese dinero en hacer crecer su negocio.Si después de conocer las ventajas y desventajas del renting para autónomos has decidido apostar por esta modalidad para hacer crecer tu negocio, solo te falta dar el salto definitivo de la compra al renting. Ponte al volante de un vehículo que beneficiará a tu marca a cambio de una cuota mensual fija con todos los gastos incluidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h