Todo sobre el vehículos A.C.E.S.

Qué es el vehículo ACES: así es el futuro de la automoción

Mucho se habla sobre los coches autónomos, pero ¿qué tan cerca estamos de vivirlos? Lo cierto es que la autonomía ya es una realidad en muchas ciudades europeas y estadounidenses. Si bien muchos de los vehículos aún no tienen un piloto controlador, los algoritmos se han perfeccionado para permitir que circulen de manera autónoma. Todo indica a que los coches nuevos contarán cada vez con mayor autonomía. 

El escenario actual nos revela que las próximas generaciones ya no comprarán coches como los conocemos actualmente, sino que se decidirán por vehículos ACES. Aunque la industria automotriz evoluciona con lentitud, las nuevas tecnologías, aplicadas a la automoción, sí crecen y se desarrollan a pasos agigantados.

vehiculo aces coche tecnologia futuro

Nuevas tecnologías, nuevas mentalidades 

Anteriormente, convertirse en el propietario de un coche era una de las metas principales de los jóvenes, pues esta acción estaba vinculada con la independencia y la libertad. Sin embargo, las cosas han cambiado considerablemente; con la llegada del sistema ADAS (automated driver assist) y de los coches autónomos y conectados, se nos presenta un panorama distinto que puede alterar la forma en la que los consumidores se relacionan con los coches. 

Hoy en día los intereses de las personas jóvenes se inclinan por las redes sociales, la conciencia medioambiental, la interconectividad y las posibilidades de la movilidad eléctrica. Estos elementos se han convertido en el sello de toda una generación, específicamente en las personas menores de 35 años. No cabe duda de que las nuevas tecnologías cambiaron la manera de relacionarse de los ciudadanos con la vida urbana. 

En líneas generales, los expertos aseguran que la relación entre los jóvenes y los vehículos ha cambiado progresivamente. Actualmente los coches se perciben más como una herramienta que como una extensión directa de la personalidad. 

Además, en un mundo donde todo se mueve cada vez más rápido y necesitamos más tiempo, resulta mucho más útil un vehículo que se controla a sí mismo, pues este nos da la oportunidad de aprovechar el tiempo que antes dedicábamos a la conducción en otras cosas, como por ejemplo descansar o estudiar.

Las mejores ofertas de Renting Eléctricos

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Fiat 500e Hatchback
desde 626 € mes / IVA incl.
Renting Fiat 500e Hatchback Model Year 2023 Gris Mineral Compacto Eléctrico Automático Etiqueta 0 Renting Finders Tarjeta Regalo 50€ Promo
Más información
Skoda Enyaq iV 80
desde 721 € mes / IVA incl.
Renting Skoda Enyaq IV Promo Tarjeta Regalo 50€ Gris SUV Eléctrico Automático Etiqueta 0 Renting Finders
Más información
Opel Mokka-e BEV 50 kWh Ultimate
desde 699 € mes / IVA incl.
Renting Finders Opel Mokka Ultimate Blanco SUV Manual
Más información

Causas del surgimiento de la conducción autónoma: ineficiencias en el uso del transporte

El interés por los vehículos ACES también se debe a la ineficiencia actual del transporte urbano. La movilidad urbana no solo resulta costosa, sino ineficaz: por ejemplo, la mayoría de los vehículos usados en la ciudad mantiene los asientos traseros desocupados el 90% del tiempo. 

Además, solo el 15% de la energía liberada durante la conducción se emplea para mover el coche, lo que significa que estamos consumiendo más energía de la que necesitamos para trasladarnos. Esto genera más emisiones contaminantes que sólo están destinadas a mover un vehículo casi desocupado. 

Asimismo, se sabe que las grandes autopistas federales, como las vemos en Estados Unidos, son desaprovechadas a pesar de los enormes costes que supone. Esta inversión podría destinarse a otras necesidades más urgentes, como la mejora de la congestión del tráfico. 

Tecnologías ACES: una solución para el futuro

Por estas razones se ha planteado a las tecnologías ACES como una solución eficaz, especialmente si las combinamos para obtener mejores resultados. Pero, ¿qué significan las siglas ACES? Utilizamos esta nomenclatura para definir a una serie de requisitos que se quieren implementar en los coches del futuro: Autónomo y Conectado, Eléctrico y Compartido. Podemos definir a estas tecnologías como “un todo en uno”, pues se busca la integración de elementos que responden a las necesidades actuales. Vamos por partes.

Autónomo y conectado

Se trata de una dualidad interesante que engloba dos necesidades muy puntuales: la conexión/comunicación coche-coche y coche-nube. Ambas son esenciales para comprender el funcionamiento de los vehículos auto-conducidos. Un vehículo autónomo, durante su tránsito por la carretera, necesita compartir información, coordinar acciones, mejorar la seguridad y conocer el flujo de tráfico. Lo interesante es que este proceso debe llevarse a cabo de forma óptima, es decir, gastando la menor energía posible.

Eléctrico

Todos sabemos que la movilidad eléctrica, más que una alternativa, se ha convertido en un valor importantísimo para los conductores conscientes. Si hablamos de eficiencia energética, debemos recordar que el motor eléctrico presenta un 85% de eficiencia en comparación con el 30% que nos ofrece el motor de combustión interna. Esto se debe a la variación de peso entre uno y el otro, así como en el aprovechamiento del combustible en comparación con el aprovechamiento de la electricidad. 

Compartido

vehiculo aces coche compartido

Otra de las propuestas de las tecnologías ACES es que los vehículos sean compartidos. Esto quiere decir que, si podemos disponer de múltiples pasajeros en un coche, reducimos el número de vehículos en el asfalto. A simple vista esto no parece un gran cambio, pero una simple acción como compartir vehículo nos permite aliviar la congestión del tráfico, reducir los espacios de aparcamiento y el desperdicio de combustible. 

Asimismo, la aplicación de coches comunitarios ayudaría a disminuir los gastos de reparación de carreteras y carriles. Por otro lado, se incentivaría la búsqueda por coches cada vez más eficientes y mejores, equipados con tecnologías mucho más avanzadas.

A modo de conclusión podemos anticipar que el vehículo ACES resume una serie de requisitos que mejorarán el tráfico, nuestras carreteras, la calidad del aire que respiramos y mucho más. La movilidad está buscando estos elementos para un futuro cercano, aunque todavía toca ser pacientes, pues aún queda trabajo por hacer para ver este concepto hecho realidad. Sin embargo, se estima que en cuestión de un par de décadas ya podremos experimentar los beneficios de una automoción conectada y autónoma.

Por último, no podemos olvidar que la combinación de estas cuatro categorías (autónomo, conectado, eléctrico y compartido) supondría un ahorro real de costes, lo que representa un incentivo considerable para las empresas del sector automotriz y para las compañías encargadas de las innovaciones tecnológicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h