Laura / 20 noviembre 2021

Así está afectando la subida de luz en la carga de coches eléctricos

Resulta innegable que ha habido una significativa campaña a favor del coche eléctrico, la cual ha llevado a que muchos se decidieran por la opción de la movilidad sostenible. No obstante, en paralelo, la subida de la luz ha sorprendido a más de uno. Entonces, ¿cómo enfrentarse al aumento del coste de la electricidad?

Si quieres saber cómo ha afectado la subida de la luz en la carga de coches eléctricos, sigue leyendo. Seas el propietario de uno de estos vehículos o, a pesar del incremento de la factura por electricidad, estés pensando en adquirir uno, este artículo te interesa.

¿Cómo ha impactado la subida de la luz a la recarga de un coche eléctrico?

Para conocer el impacto del aumento de la luz en la recarga de un coche eléctrico, hay que hacer algunos números. Resulta especialmente útil, para entender el alcance del incremento de los precios, comparar lo que se gastaba en 2020 en recargar la batería con lo que se gasta en la actualidad.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha calculado que un coche eléctrico que se carga en horario valle, es decir de las 00 horas a las 08 horas de lunes a viernes y los fines de semana, tiene un consumo anual de 2.000 kWh de electricidad. 

A lo largo del 2020, la recarga de la batería que permitía a ese coche recorrer 10.000 km, costaba a su propietario unos 190 euros. Los aumentos en la tarifa eléctrica han hecho que, en octubre de 2021, la misma carga tenga un coste de 447 euros; es decir, ¡257 euros más caro!

Visto desde otra perspectiva, cargar la batería de tu coche cada noche con la tarifa que tenías a principios de junio te costaba unos 177 euros al mes. Si contrastas esta cantidad con lo que debes pagar este mes, estamos hablando de un incremento mensual de unos 50 euros aproximadamente. Ahora bien, si cargas la batería en el horario más caro, la recarga ascendería a unos 470 euros mensuales.

¿Sigue siendo más barato moverse en un coche eléctrico?

Aunque parezca contradictorio, recargar la batería de tu coche eléctrico sigue siendo más económico que repostar combustible. 

Si bien es cierto que, entre septiembre de 2020 y el mismo mes de 2021, el precio medio del kWh pasó de 0,107 a 0,223 euros, también ha habido un aumento considerable en el precio de la gasolina y del gasoil: entre las mismas fechas se registró un incremento en el precio de la gasolina del 22%, y del 23% en el gasoil.

Se estima que llenar un tanque de 50 litros de un vehículo diésel para un trayecto de 1000 km cuesta 71 euros: esto representa un gasto 7 veces mayor si lo comparamos con lo que cuesta la recarga de la batería de un coche eléctrico.

Si extrapolamos esta cantidad a 10.000 km, las cifras son contundentes: si bien para recargar una batería de litio se necesitan 447 euros, el repostaje de gasolina se haría con 1.006 euros, y el de un coche diésel con 775 euros.

¡Efectivamente, sigue siendo más económico moverse en un coche eléctrico!

¿Cómo pagar menos de luz si tengo un coche eléctrico? 

En este sentido, la recomendación que dan los expertos es cargar el coche eléctrico siguiendo las franjas horarias más favorables. Así, si conectas tu coche durante el horario nocturno puedes ahorrar casi el doble que si recargas en horario diurno.

Otra recomendación es revisar el uso que se da al coche eléctrico: usarlo lo necesario, hacer carpooling con los compañeros de trabajo o recurrir al transporte público o a otras formas de movilidad, como andar o ir en bicicleta, puede traducirse en un ahorro.

En cuanto a los sitios de carga rápida, en su mayoría no han aumentado los precios. Sin embargo, si quieres economizar debes saber que siempre resulta más costoso cargar la batería de tu coche en estos puntos. Además, ten en cuenta que no son lo más recomendable, ya que la carga rápida reduce la vida útil de las baterías.

Futuro del coche eléctrico ante la subida de la luz

Para muchos compradores, la rentabilidad del coche eléctrico fue la razón fundamental para decidirse por uno de estos. Además, estamos hablando de un vehículo cero emisiones con la ventaja de la etiqueta verde. 

Pero, como hemos visto hasta aquí, la subida de la luz sí ha afectado la carga de los coches eléctricos, pues el precio de esta se ha incrementado considerablemente. No obstante, estos vehículos siguen siendo una opción más económica que los de motor de combustión.

Además, los precios de los combustibles también han subido: los usuarios de coches de gasolina deben pagar ahora cerca de 180 euros más al mes, y los de coches diésel unos 130 euros. Estos incrementos, aunque inferiores, son también significativos. 

Sin embargo, y aunque proporcionalmente el aumento en la electricidad sea mayor, ya hemos visto que al hacer números sigue resultando más económico el coste por kilómetro en un coche eléctrico que en uno de combustible.

Por otra parte, el incremento en la factura de luz en los hogares donde hay un coche eléctrico no obedece en mayor medida a la carga de estos vehículos; el mayor consumo es el de la calefacción, y así será en los próximos meses con la llegada del invierno.

Por supuesto, en los meses de verano esto puede variar, pero será el uso dado al coche lo que marque la diferencia a lo largo del año.

Así pues, no hay duda de que el coche eléctrico es la mejor opción. Ahorrarás cada mes al tiempo que cuidarás del planeta. Encuentra el tuyo entre nuestras ofertas y disfruta de las mejores condiciones del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 078 39 50

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h