Eva / 4 noviembre 2020

Multas sin pagar: el nuevo fraude virtual del que alerta la DGT

La DGT alerta de la nueva estafa que circula por internet: los correos electrónicos que notifican que tienes multas sin pagar.

Ya sea que conduzcas tu propio coche o te cuentes entre los que ya disfrutan de las mejores ofertas de renting para particulares, debes estar atento. Ante esta nueva amenaza virtual, conoce los detalles de este fraude y las recomendaciones de las autoridades, que recuerdan a los conductores que nunca se notifica el pago pendiente de una multa a través del correo electrónico.

¿En qué consiste este nuevo fraude virtual?

A través de su cuenta oficial en Twitter, la Dirección General de Tráfico (DGT) alertó a los usuarios sobre la nueva estafa virtual. El modus operandi consiste en enviar un correo electrónico informando sobre una multa sin pagar por una presunta infracción vial.

Una vez abierto el correo, se accede a un enlace que inmediatamente lleva a un sitio web con datos confusos, tiempo suficiente para que los ciberdelincuentes obtengan los datos personales del usuario que ha caído en la red.

¿Está tu dinero en riesgo?

Aprovechando el confinamiento obligatorio, los delincuentes intentan captar la atención y la confianza de las personas mediante el correo electrónico. Los estafadores toman el logo e imagen de la Dirección General de Tráfico con el objeto de usurpar su identidad para conseguir información personal y bancaria de las víctimas y proceder al hurto del dinero registrado en cuentas nacionales e internacionales.

Muchos de los conductores que han recibido la notificación fraudulenta no han cuestionado la credibilidad del mensaje; esto obedece, justamente, a que el envío masivo de los emails contiene el logo o imagen corporativa de la DGT y del Ministerio del Interior.

Para el pago de la supuesta multa, el correo incluye un enlace que permite el «pago directo de la infracción». Cuando los usuarios acceden al link, se inicia una descarga automática conocida como malware o “software malicioso”. Este programa, dañino para los sistemas, permite el acceso de terceros a información confidencial registrada en el ordenador del usuario, como datos bancarios o personales: contraseñas de redes sociales, búsquedas más frecuentes e incluso la ubicación actual.

Ante las reiteradas denuncias, la DGT insta a los conductores a no abrir el correo ni pinchar en el enlace mencionado. De igual modo, ha recordado que las multas nunca son informadas a los conductores a través del correo electrónico. Si por error se accede al link es importante llamar a la policía y cambiar de inmediato las contraseñas más sensibles al robo de información.

La Guardia Civil abrió una investigación con el apoyo de la DGT y organismos cibernéticos para atrapar a los responsables. Las autoridades han recordado que debido a la pandemia los plazos para el pago de las multas han sido suspendidos; en consecuencia, ningún organismo enviará correo alguno por infracción de tránsito. 

¿Cómo se notifican las sanciones?

Cuando ocurre una infracción, el agente hace el llamado de atención y gestiona la multa en el momento. De no poder hacerlo, o si la infracción es detectada a través del radar y las cámaras de tráfico, el conductor es notificado mediante una carta sellada y certificada, además de un recibo de cobro. Toda la información es entregada a través del correo certificado postal.

La DGT actualiza y hace públicas las infracciones viales en la sección de anuncios del Ayuntamiento. En el Tablón Edictal de Sanciones (TESTRA), se detalla el comportamiento vial de los usuarios, el estado de sus multas, los pagos atrasados, entre otros. Este organismo permite su ingreso digital mediante información de la matrícula del vehículo, el DNI o el nombre y apellido del conductor.

Protégete contra el fraude virtual

El phishing es el fraude virtual que en la actualidad tiene diversas maneras de operar. En el caso de las “multas fraude”, la Guardia Civil y la DGT señalan que el timo puede evitarse siguiendo unas simples reglas. A continuación enumeramos algunos aspectos que deberás considerar para evitar caer en la trampa:

  1. Vigilancia activa en la red: la mejor manera de protegerse contra las estafas es vigilar constantemente los correos recibidos, verificar los enlaces antes de pincharlos y cuidar la información personal que se comparte.
  2. Correos seguros: al recibir un correo de algún organismo oficial, tienda online u entidad bancaria, asegúrate de comprobar cada detalle: visualización de las imágenes o logotipos, frases empleadas, ortografía, enlaces… Responder las siguientes preguntas ayuda a evitar el error: ¿hay algún motivo por el que deba recibir este correo?, ¿he solicitado este servicio?, ¿estoy afiliado a esta entidad bancaria?  
  3. Hipervínculos: sin hacer click, es conveniente colocar el cursor sobre los hipervínculos y corroborar que la dirección es la correcta (sin pinchar, el link aparecerá en la pantalla). Si en la dirección presentada se observan faltas ortográficas, abreviaturas y otros caracteres irregulares, no se deberá pinchar.
  4. Elimina los correos sospechosos: el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) advierte que la mejor manera de evitar robos de datos es no abrir el correo y eliminarlo de inmediato.

Una excepción: si te has dado de alta en la Dirección Electrónica Vial podrás recibir un correo electrónico del organismo. En este caso, no se incluye ningún «enlace de descarga a las sanciones».

Fraude de antigua data

Las multas fraudulentas no son una novedad. La DGT denunció a mediados del 2019 el fraude hecho por ciberdelincuentes a ciudadanos españoles, quienes indicaron entonces que la multa virtual superaba los 1.500 euros.

Ante el confinamiento provocado por la Covid-19, los delincuentes buscan diversas formas para acceder a los datos personales y bancarios de los usuarios. Sin embargo, la revisión alerta de los correos, el resguardo de tu información y la denuncia oportuna son parte de la solución.

Si has sido víctima del fraude virtual, lo primero que debes hacer es cambiar las contraseñas de tu móvil u ordenador. Llama a las autoridades y no olvides recopilar, almacenar y facilitar a la policía capturas de conversaciones, correos y toda la documentación enviada. Por último, recuerda contactar a tu entidad bancaria para suspender las tarjetas y demás productos afiliados con tus datos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas