Así es el Alcolock, el alcoholímetro que impide que arranques si estás ebrio

Qué es el Alcolock y qué vehículos están obligados a llevarlo a partir de julio de 2022

Desde hace muchos años, la Ley de Tráfico ha aplicado multas muy severas para aquellas personas que conducen en estado de ebriedad o que sobrepasan los niveles aceptados de alcohol en la sangre. Sin embargo, la Dirección General de Tráfico (DGT), quiere tomar medidas más rigurosas en el asunto; para ello ha desarrollado un artefacto de medición que está asociado al vehículo y que impide arrancarlo en caso de ebriedad

Todos hemos escuchado la célebre frase: “si bebes, no conduzcas”. Se ha vuelto parte de nuestra cultura y funciona como un recordatorio de los efectos nocivos del alcohol. Ahora bien, la DGT se propuso reemplazar esta frase por “si bebes, no arranca”, y piensa llevar esto a cabo mediante el dispositivo “Alcohol Interlocks”, también conocido como “Alcolock”, siendo la marca más conocida de alcoholímetros. 

De hecho, en 2019, la nueva directiva de la Unión Europea, ha fomentado el uso obligatorio del Alcolock, específicamente en los coches nuevos que se introduzcan a partir del 2022. Todo esto respaldado por la Ley de Tráfico y Seguridad Vial. A continuación te explicamos qué es y cómo funciona dicho dispositivo. 

Alcolock: qué es, cómo funciona y en cuáles coches se va a utilizar. 

El Alcolock es un aparato electrónico que se mantiene conectado al vehículo y que realiza un test de alcoholemía al conductor. En teoría, antes de arrancar el coche el piloto debe superar el test; de no aprobarlo, este dispositivo conectado a los sistemas de encendido, impedirá que el conductor utilice el coche. 

¿Cómo funciona el Alcolock?

Para su funcionamiento, el Alcolock tiene dos subsistemas:

  1. Por un lado mide los niveles de alcohol en la sangre, y por otro tiene el módulo de control. Este último se encarga de registrar los resultados del test y los intentos de arranque (después de haber realizado la prueba). 
  2. Por otro lado, también tiene la capacidad de actuar como una caja negra, la cual le permite a las autoridades acceder a todos los datos necesarios en caso de presentarse algún inconveniente.

En cuanto a su funcionamiento, el Alcolock mide el nivel de alcohol mediante un análisis del alcohol en aire espirado de 0 a d,5 mg/l, en un tiempo de 25 segundos. Asimismo, tiene una base de datos de archivo de hasta 100.000 pruebas, para realizar un seguimiento en caso de ser necesario consultar el historial.

¿Cuáles son los coches que llevarán este artefacto?

Es importante tener en cuenta que, a pesar de que la normativa de la Unión Europea estipula que es obligatorio instalar el dispositivo en todos los vehículos que transporten personas a partir del 6 de julio de 2022, de momento no se ha determinado la obligación de utilizarlo, pero el gobierno, junto con la Dirección General de Tráfico, están trabajando en desarrollar el nuevo reglamento. 

Por ahora, lo único que sabemos es que todos los coches homologados a partir del 6 de julio de 2022 tendrán la obligación de incluir el Alcolock. En consecuencia, los vehículos anteriores a esa fecha, sean nuevos o de segunda mano, no estarán en la obligación de incorporarlo. De momento, hasta que la normativa española no indique lo contrario, sólo será obligatorio su uso para los conductores profesionales que lleven pasajeros a su cargo.

¿Se puede engañar al Alcolock? Conoce su sistema antifraude

Una de las preguntas surge a raíz de este nuevo sistema es ¿cómo se evita que sea otra persona la que sople, y no el propio conductor? Pues bien, en este sentido, los desarrolladores del Alcolock han pensado en todo, ya que el dispositivo está equipado con un sistema de reconocimiento del usuario, programado para identificar al conductor y evitar posibles intentos de fraude. 

Es más, si el conductor realiza un paro en el trayecto superior a 30 minutos, para volver a arrancar tendrá que realizar de nuevo la prueba de alcoholemia, medida impuesta con el fin de incrementar y garantizar la seguridad en cada trayecto. 

Conducir ebrio: ¿cuáles son las multas?

Ahora bien, independientemente de la futura instalación del Alcolock, algo que no va a cambiar son las multas por conducir en estado de ebriedad, que siguen siendo un clásico de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial. 

Ten en cuenta que el valor de la multa dependerá de si la infracción se considera leve o grave, pero la cifra inicial suele rondar los 500 euros y la reducción de 4 puntos del carnet. Asimismo, la cifra más alta puede alcanzar los 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos del carnet; incluso puede requerir de prisión y pérdida del carnet de conducir. 

¿Sabías que una de las multas más frecuentes, después de la de sobrepasar el límite de velocidad, es la de conducir bajo los efectos del alcohol? 

Esto es algo que no debería suceder bajo ninguna circunstancia, y sin embargo es uno de los fenómenos más comunes en nuestro país. De hecho, un estudio reciente demostró que el 48,7% de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico durante el año pasado había consumido alcohol, drogas o psicofármacos. En concreto, de 597 conductores que fallecieron en la vía, 291 dieron positivo en sustancias. Por ello es entendible que la DGT esté concentrando sus esfuerzos en tomar medidas más drásticas en el asunto.

En conclusión, no podemos olvidar que el consumo de alcohol (o de otras sustancias ilícitas), alteran nuestra percepción espacial y nuestra capacidad de respuesta, lo que pone en riesgo no solo nuestra seguridad, sino la de nuestros acompañantes o la de otras personas en la vía. Debemos ser responsables y evitar estas sustancias, o al menos no conducir cuando hayamos bebido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 078 39 50

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h