Rubén / 3 septiembre 2021

Así está afectando la crisis de los semiconductores a las automovilísticas

La crisis mundial de semiconductores que estamos atravesando actualmente está haciendo mella, y las previsiones indican que perjudicará notablemente a la industria automovilística. De hecho, algunos estudios establecen que la escasez de este material ocasionará pérdidas millonarias al sector. 

En primer lugar, debemos saber que los semiconductores permiten la fabricación de microprocesadores, y los vehículos nuevos pueden contar con hasta 100 microprocesadores o más. Sin embargo, obtener las cantidades necesarias de semiconductores para la fabricación de microprocesadores no siempre es fácil, por varios motivos.

Entre ellos están los diversos problemas relacionados con el transporte y la materia prima. A esto se le suman los efectos de la pandemia mundial, cuyas consecuencias todavía están causando estragos en la economía del planeta.

Desde el Blog de Renting Finders te contamos todo lo que debes saber sobre los semiconductores; desde su significado y aplicación hasta su importancia en el sector automovilístico y creciente escasez. También te damos la oportunidad de estrenar tu próximo coche nuevo de renting, sin entrada y con seguro a todo riesgo sin franquicia. Te invitamos a que le eches un vistazo a nuestro catálogo de renting para particulares y encuentres el coche que quieres conducir.

Cómo afecta la crisis de los semiconductores a la fabricación de coches

¿Qué son los semiconductores y para qué los utilizamos?

Un semiconductor es en un material que posibilita o impide el paso de la corriente eléctrica que se usa frecuentemente en la fabricación de elementos electrónicos y dispositivos tecnológicos. Vale destacar que los semiconductores se emplean para crear un diodo: un dispositivo de dos electrodos por el cual circula la corriente en un solo sentido. Este tipo de mecanismo es el que se utiliza, por ejemplo, para la iluminación LED. 

Los principales componentes de la electrónica de consumo son fabricados con semiconductores.

Así, con ellos obtenemos microprocesadores, LEDs y transistores. Gracias a esta tecnología es posible crear los chips y microprocesadores que tienen todos los elementos electrónicos que nos rodean, desde nuestros teléfonos inteligentes hasta una sencilla calculadora; incluyendo las televisiones, los ordenadores y, por supuesto, nuestros coches. 

Como es de esperar, estos materiales son muy cotizados en el mercado, pues son determinantes para el funcionamiento del mundo moderno. Actualmente existe una fuerte demanda de estos productos, lo que genera una escasez de los microchips necesarios para los vehículos. Asimismo, la pandemia también ha contribuido a que se incremente la crisis en la fabricación de los semiconductores.

Los fabricantes de semiconductores elevarán los precios

Los productores de semiconductores deben abastecer a muchos sectores que utilizan esta tecnología. Entre ellos la informática, la telefonía y, por supuesto, la automoción. Con la llegada de la pandemia, el consumo de ordenadores y artículos electrónicos para el ocio se incrementó, mientras que las ventas de vehículos cayeron considerablemente a nivel mundial. Esto hizo que las fábricas de coches disminuyeran su producción.

No obstante, en los últimos meses del año pasado se reanudó la actividad en la industria automovilística. Incluso se determinó que el sector se estaba recuperando con más rapidez de la prevista, lo que generó demoras en los suministros.

Actualmente la industria todavía debe lidiar con estos retrasos, mientras que la demanda por productos electrónicos continúa al alza. 

Estos factores hacen que las fábricas de semiconductores trabajen a su máxima capacidad, y hay que tener en cuenta que fabricar estos materiales no es cosa sencilla. De hecho, para abrir una planta de semiconductores se necesitan al menos 18 meses, después de que esta haya sido construida. A esto hay que añadir el tiempo que tarda el fabricante en organizar y ajustar la producción.

Las dificultades para desarrollar estos materiales ya se pueden apreciar en ejemplos concretos. Así sucede con empresas como Samsung y TSMC, principales productores de chips, que han tenido que abonar miles de dólares para incrementar la creación de chips de 5 nanómetros. Este fenómeno, sin duda, hará que los precios aumenten.

Por esta razón, la S&P Global Ratings determinó que la ausencia de componentes, junto con el incremento de los precios de las materias primas, provocarán un aumento del valor de los coches nuevos. A lo que habría que añadir el crecimiento del valor residual de los automóviles usados.

Pérdidas millonarias para los fabricantes de coches

Todo apunta a que las cuentas de la industria automovilística sufrirán notables pérdidas. De acuerdo con un informe de AlixPartners, las pérdidas alcanzarán un total de 92.024 millones de euros. Además, se calcula que la producción mundial de coches se reducirá a 3,9 millones de automóviles. No obstante, algunos se muestran un poco más optimistas con respecto al futuro. Por ejemplo, la consultora Bain&Company establece que las pérdidas por falta de semiconductores serán de 50.205 millones de euros. 

De todos modos, se trata de una suma muy elevada, y la situación actual indica que las previsiones de mejora no son tan plausibles. En primer lugar las previsiones estipulaban que el suministro de semiconductores mejoraría en la segunda mitad de este año, pero ahora las previsiones indican que las mejoras se iniciarán a partir del 2022. 

En España casi todas las fábricas han sufrido parones en su producción como consecuencia de la escasez de semiconductores. Una de las últimas fabricantes perjudicadas por esta crisis es Volkswagen Navarra, que tuvo que aprobar una Regulación Temporal de Empleo, la cual se extenderá hasta el 31 de diciembre de este año. Otro ejemplo es la Seat en Martorell, que se mantuvo cerrada hasta el 2 de julio. 

Como puedes ver, la escasez de microchips seguirá siendo un problema para la industria automovilística.

Según la ANFAC, esta crisis se puede extender incluso hasta el primer semestre del año 2022.

Estos factores han hecho que solo en España la producción de coches se haya reducido hasta un -19%, mientras que en Francia se ha reducido un -22,7% y en Alemania un -26,7%. A pesar de estas malas noticias, España sigue siendo el octavo país en producción automovilística, por encima de una potencia como Brasil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h