Impuestos a pagar al adquirir un coche

¿Qué impuestos tengo que pagar al comprar un coche en propiedad en España?

A pesar de que hoy en día la apuesta por el transporte público ha facilitado disponer de medios de transporte en común y soluciones de movilidad para las necesidades cotidianas, sobre todo si vives en zonas urbanas o bien conectadas, muchos todavía siguen prefiriendo conducir un coche particular

Sin embargo, lamentablemente tener un coche en propiedad en España no sale barato. Al precio de la compra del vehículo hay que sumarle una serie de impuestos y tasas a pagar para mantener el coche en circulación. Entre ellos se encuentran el IVA o ITP en el caso de comprar un coche usado, el IVTM, el IEDMT, comúnmente conocido como de matriculación, el Impuesto Especial de Hidrocarburos, la ITV y otros. 

Como ves, al comprar un coche hay varios impuestos que debes tener en cuenta. Si no estás familiarizado con ellos y te resulta complejo y difícil de entender, no desesperes, a continuación te explicamos en qué consisten y su coste aproximado.

Para entenderlo mejor, de una forma sencilla y clara, vamos a ilustrarlo planteando el hipotético caso de Antonio, que ha decidido comprarse un coche moderno y de última generación a un precio comedido. 

Impuestos a asumir durante la compra: IVA, ITP, IVTM e IEDMT

El primer paso que dará Antonio será comprar el coche. Pongamos que el modelo de coche que ha elegido cuesta 25.000 euros sin IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido), que es un gravamen que se aplica a cualquier transacción final por la adquisición de cualquier bien o servicio. Para la compra del coche, el IVA es del 21%, y al tratarse de un particular, a Antonio le tocará pagar un total de 30.250€ por su coche nuevo. 

El ITP (Impuestos de Transmisión Patrimonial) no se aplica en este caso porque el coche es nuevo y será comprado en concesionario. Este impuesto grava los bienes muebles e inmuebles de segunda mano. En el caso de que Antonio comprara un coche de segunda mano, no tendría que pagar el IVA, sino el ITP, que supone un gasto adicional de entre un 4 % y un 8 % sobre el precio base, dependiendo de la provincia

Sin embargo, este no es el único impuesto que debe pagar Antonio. También le va a tocar pagar el IVTM (Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica), que es un impuesto que paga anualmente el propietario de un vehículo y que se basa en la potencia del mismo. Dicho de otro modo, a más potencia tenga el coche, más caro será el IVTM

Además, el importe de este impuesto depende de la provincia en la que esté matriculado el vehículo. Antonio vive en Madrid y su nuevo coche tiene una potencia de 1800 cc, por lo que el IVTM que tendrá que pagar cada año será de 129,00 euros.

Asimismo, Antonio también va a tener que pagar el IEDMT (Impuesto Especial sobre determinados Medios de Transporte), que es un impuesto único que se paga al matricular un vehículo por primera vez. El importe de este impuesto se basa en las emisiones de CO₂ del vehículo, por lo que será más caro cuanto más contaminante sea. En el caso de Antonio, su nuevo coche emite 140 g de CO₂ por kilómetro, por lo que la matriculación o IEDMT que debe pagar es de nada más y nada menos que 1.187,50 euros.

Las mejores ofertas de Renting Eléctricos

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Skoda Enyaq iV 80
desde 757 € mes / IVA incl.
Renting Skoda Enyaq
Más información
Opel Mokka-e BEV 50 kWh Ultimate
desde 712 € mes / IVA incl.
Renting Finders Opel Mokka Ultimate Blanco SUV Manual
Más información
Polestar 2 Long Range Single Motor (FWD)
desde 844 € mes / IVA incl.
Renting Polestar 2 Magnesium Long Range Single Motor Berlina Eléctrica Automática Etiqueta 0 Renting Finders
Más información

Impuestos a pagar en los primeros cuatro años

Antonio ya es propietario de su nuevo coche y está muy contento, pero los impuestos a pagar no se acaban después de la compra. El primero de ellos es el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, que variará en función de la cantidad de combustible que consuma el vehículo. 

El coche de Antonio consume 8 l de gasolina de 98 octanos por cada 100 km recorridos. Cada litro de gasolina que Antonio recargue incluirá el IVA y el impuesto de Hidrocarburos, que actualmente se encuentra en 0,5039 € por litro, por lo que, con un consumo medio de 24.000 km al año, durante los primeros 4 años pagará aproximadamente 3.869,95 € en concepto de este impuesto.

Hasta ahora, Antonio, este último cuatrienio ha pagado en impuestos por su coche la cantidad de 10.823,45 euros.

Los impuestos durante los siguientes dos años

El coche de Antonio tiene ya 4 años y debe ir a su primera Inspección Técnica de Vehículos, o ITV, para renovar su certificado. La ITV es una prueba obligatoria que deben pasar todos los vehículos para poder circular por las carreteras españolas, y debe hacerse cada pocos años según la antigüedad del vehículo. El coste de la ITV varía en función de la provincia en la que se realice, pero en Madrid cuesta actualmente 56,50 euros.

De esta forma, Antonio ha pagado un total de 10.936,45 euros en impuestos por su coche, llegando a los 35.936,45 euros con el precio de adquisición incluido. Todo esto, sin contar las visitas al taller, los gastos de mantenimiento, el seguro y todos los gastos imprevistos que Antonio tendrá que afrontar en los últimos 6 años. 

Es decir, Antonio ha tenido que pagar un promedio de 5989,40 euros al año, o lo que es lo mismo, 499,11 euros cada mes desde el primer día. 

¿Quieres un coche y la compra no te acaba de convencer?

Como has podido comprobar, a la hora de adquirir un coche hay una serie de impuestos y tasas que pagar para estar al día con la legislación vigente. Durante los primeros años, esta cantidad puede llegar a ser bastante considerable. 

Si no te acaba de convencer la idea de comprarte un coche pagando las grandes sumas de dinero que hay que desembolsar, tanto en la propia adquisición como en los impuestos y gastos vinculados como seguros, matriculación, puesta en circulación, y demás gastos, a continuación te proponemos una alternativa que elimina estos obstáculos. 

El renting es la solución ideal para que puedas acceder a un coche nuevo o de segunda mano y disfrutarlo durante entre 2 a 5 años pagando una única cuota mensual. Sin entradas, sin endeudamientos, financiaciones y sin gastos sorpresa. En esta cuota fija están contemplados los gastos de seguro a todo riesgo, mantenimiento, visitas al taller, piezas de repuesto, varios cambios de neumáticos y todos los gastos vinculados al vehículo, a excepción del combustible, peajes, aparcamientos y posibles multas. 

Encuentra entre nuestra amplia oferta de coches el coche ideal para ti y que se ajuste a tu presupuesto. Nuestro equipo te asesorará de forma totalmente gratuita y te acompañará en el proceso de contratación. Ponte en contacto con nosotros llamando al 91 078 39 50 o a través de nuestro formulario de contacto

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h