Ruben / 25 mayo 2020

Gumpert Nathalie 2021: el primer deportivo eléctrico con pila de metanol

El Gumpert Nathalie fue presentado en el Salón de Pekín de 2018, como un concepto revolucionario de la mano de su creador, Roland Gumpert. Después de dirigir Audi Sport y de desarrollar el Gumpert Apollo, este ingeniero alemán ha unido fuerzas con la empresa china Airways para fundar la compañía Gumpert Airways. De cuya colaboración ha surgido el Gumpert Nathalie, el primer coche eléctrico con batería de metanol.

El buque insignia de Gumpert Airways nació en Alemania y ha entrado en producción dentro de sus fronteras hace apenas unas semanas. Estaba previsto que el Gumpert Nathalie debutará en el mercado el pasado mes de marzo, sin embargo, la propagación del coronavirus ha postergado dicha presentación. Llegará en 2021 con 500 unidades del Nathalie First Edition.

Además, Gumpert Airways tiene previsto el lanzamiento de su primer SUV completamente eléctrico, el U5. Ahora incorpora este deportivo que revolucionará el mercado automotriz, al ofrecer potencia y cuidado al medioambiente con una carrocería de GT.

El Gumpert Nathalie, nombrado así en honor a una de las hijas de su creador, tiene como antecesor el Apollo. Este coche fue lanzado en el año 2000 por Gumpert Sportwagenmanufaktur bajo la supervisión de Audi, y estableció récords de vueltas en Nürburgring y Top Gear Test Track durante su apogeo. Al Apollo le siguió el Intesa Emozione, también con muchas glorias en los circuitos.

Está por verse lo que el Gumpert Nathalie puede lograr en los circuitos y cómo se mide con su antecesores y otros coches en las pistas.

Gumpert Nathalie 2021, un deportivo eléctrico con batería de metanol

Alto rendimiento combinado con la protección del medioambiente

El Gumpert Nathalie usa como combustible el metanol, un compuesto mucho más económico que la gasolina y que se obtiene de forma más sostenible. Este metanol se convierte en hidrógeno, que sirve de propulsor para este coche eléctrico de gran potencia.

Este modelo cuenta con un reformador de metanol, que consiste en un dispositivo que absorbe este compuesto ordinario y consigue, a través de reacciones químicas que ocurren al calentarlo, dividirlo en dióxido de carbono e hidrógeno.

El CO2 que se libera como consecuencia de la reacción es mucho menor que el producido por un deportivo a gasolina, y según asegura el mismo Roland Gumpert, aprovecha el hidrógeno para el funcionamiento del coche.

La pila de combustible del Gumpert Nathalie se alimenta del hidrógeno de la reacción, que lo conduce a un conjunto de baterías y de allí a los cuatro motores eléctricos que posee, situados uno en cada llanta del coche.

La celda de combustible, desarrollada por la firma Serenergy, está situada bajo el capó y suministra 15 kW de potencia continua al sistema eléctrico de 400 kW. Entre medias, una batería se encarga de brindar al conductor sensaciones aún mejores.

Esto permite a Gumpert Airways entregar un coche eléctrico con una autonomía de 820 Km a 120 km/h, a partir de un tanque de metanol de 65 litros y que se recarga en solo 3 minutos. Tanto la batería como el tanque de metanol proporcionan una capacidad de energía potencial de 190 kilovatios-hora.

El Gumpert Nathalie destaca por ofrecer el rendimiento de un automóvil de competición autorizado para carreteras por la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Promete una potencia conjunta de 544 CV con 990 Nm de par máximo. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 305 km/h. Y además, cuenta con tracción a las cuatro ruedas.

Un deportivo con todas las de la ley

Gumpert trae al mercado una vez más un deportivo digno de circuito de competiciones. El Gumpert Nathalie se muestra como un compacto de diseño futurista, con una vista frontal agresiva de formas angulosas, elegantes grupos ópticos y grandes entradas de aire.

Se continúa con líneas aerodinámicas, y exhibe en la parte posterior un difusor de luz que le da un aire de coche de Fórmula 1, rematado por tres franjas de LED. Aún es una incógnita si el llamativo alerón del prototipo se mantendrá en la primera edición.

Este biplaza cuenta con un chasis tubular fabricado de una aleación de cromo que sostiene la carrocería, hecha con una mezcla de lino y fibra de carbono. Luce un diseño con el sello de Ken Okuyama, quien en el pasado fue jefe de diseño de Pininfarina y desarrolló el estilo del Ferrari Enzo.

Este diseño minimalista está autorizado para rutas normales, pero también está preparado para ir a la pista en cualquier momento, ya que en lugar de un banco trasero está equipado con una jaula antivuelco completa aprobada por la FIA.

Otro elemento que destaca en el diseño del Gumpert Nathalie son sus puertas de apertura tipo tijera, acompañadas con llantas de tamaño prominente, que junto a sus líneas aerodinámicas hacen que este coche no pase desapercibido.

Muchos misterios por develar acerca del habitáculo

Poco se sabe hasta el momento acerca del interior del Gumpert Nathalie 2021. Solo se conoce lo que se vio en el prototipo de Pekín en 2018 y es que trata de un biplaza con aire de Grand Prix.

El deportivo cuenta con Rapid Display, una pantalla ubicada frente a la vista del conductor. En esta se puede obtener información acerca de las fuerzas G, la velocidad, la carga de la batería y su recuperación, así como del rendimiento de la pila de combustible.

Su otra pantalla Comfort Display muestra al conductor de este coche de carreras, hecho para circular con libertad, funciones de navegación, climatización y audiovisuales, para hacer que su experiencia de conducción sea al mejor estilo GT.

El Gumpert Nathalie 2021 dará mucho de qué hablar y permitirá que su conductor cuente con la libertad de un deportivo de competición, legal en las carreteras y con una autonomía y potencia inigualables.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top