Cómo evitar que los cristales de tu coche se empañen

El frío y la humedad llegan para quedarse: cómo desempañar los cristales del coche rápido y fácil

Con la llegada del invierno, y por ende de las bajas temperaturas y la humedad, los vidrios del coche tienden a empañarse. A pesar de que es normal que esto ocurra durante esta época del año, además de ser un verdadero fastidio, los cristales empañados pueden llegar a ser peligrosos, ya que obstaculizan la vista. 

La buena noticia es que podemos aplicar ciertas técnicas o soluciones para desempañar rápidamente los vidrios, algunas más ortodoxas que otras, pero todas bastante efectivas. A continuación te contamos cuáles son las técnicas que puedes aplicar para solventar este problema.

Las mejores ofertas de Renting particulares

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Fiat 500 Dolcevita 1.0 Hybrid
desde 319 € mes / IVA incl.
renting Fiat 500 Dolcevita 1.0 Hybrid
Más información
Seat Ibiza 1.0 MPi Start/Stop Style XL Edition
desde 324 € mes / IVA incl.
Seat Ibiza Blanco Style XL
Más información
Volkswagen Polo 1.0 TSI Life
desde 324 € mes / IVA incl.
Renting Finders Volkswagen Polo Life Blanco Compacto Oferta
Más información

Cristales húmedos: ¿por qué se empañan? 

Se trata de un fenómeno bastante sencillo: la luna del coche está muy fría, mientras que el aire que expulsa nuestro cuerpo, a través de la respiración, es húmedo y caliente. Esta diferenciación provoca que se genere una condensación en el cristal, haciendo que la humedad pase rápidamente al estado líquido; esto se manifestará en pequeñas gotas que taparán los cristales. Este fenómeno es exactamente el mismo que experimenta el espejo del baño cuando utilizamos agua caliente para ducharnos.

¿Remedios caseros? ¡Cuidado! No todo funciona

En las redes sociales podemos encontrar todo tipo de inventos para desempañar los vidrios. Algunos pueden resultar efectivos, pero otros solo nos traerán inconvenientes mayores. Por ejemplo, en los últimos días se ha popularizado una técnica con espuma de afeitar. Según los que promocionan este remedio, la espuma de afeitar ayuda a que el cristal no se empañe. 

Para aplicar esta técnica, debemos rociar una tela con espuma de afeitar y pasarla por todo el parabrisas. Luego, con un trapo seco y limpio, retirar la espuma del parabrisas. Lo cierto es que no hay pruebas que demuestren que este truco funcione; más bien, puede suceder que el vidrio quede embadurnado. 

Ahora bien, también hay un truco que consiste en pasar una patata cortada por la mitad por los vidrios. Se debe restregar la misma por la superficie de los cristales y luego retirar la suciedad con un trapo limpio, evitando que queden restos de patata en el parabrisas. 

¿Por qué se aplican estos métodos tan raros? La premisa es que, tanto con la espuma como con la patata, se repele el agua y se evita la condensación que forma las pequeñas gotas. Se cree que los componentes de la espuma para afeitar evitan la humedad, y que el almidón de la patata también resiste estos efectos. Según esta idea, si utilizas agua jabonosa, pasta de dientes o champú, conseguirás el mismo efecto, pues los componentes de estos productos repelen el agua. 

No obstante, si usamos estas técnicas es probable que todo lo que consigamos es dejar el parabrisas mucho más sucio de lo que estaba. Como te imaginarás, no resulta complicado que estos productos dejen marcas en los vidrios. 

Y si es hielo a lo que te enfrentas, te recomendamos ser fiel a la rasqueta y cepillo de toda la vida. A veces, el camino más rápido no es siempre el mejor.

Las técnicas que sí funcionan: cómo evitar que se empañen los cristales del coche

Si no estamos dispuestos a arriesgarnos con una patata, podemos aplicar un remedio que no falla y que, de hecho, está incluido en casi todos los coches: podemos usar los botones para desempañar los cristales. 

Parece demasiado simple para ser verdad, ¿cierto? Pues este método es totalmente efectivo. Con estos botones hacemos que el climatizador funcione a su máxima potencia, por lo que nos proveerá del mayor calor y la mayor cantidad de aire posible. Con esta técnica podemos atemperar los cristales del parabrisas y las ventanas de manera rápida; gracias a la diferencia térmica, evitamos que se produzca la condensación en los cristales. 

Para que este truco funcione adecuadamente, es preferible que tapemos todas las salidas de aire y dirigir un solo chorro hacia el cristal, pues de este modo dirigiremos la mayor cantidad de aire posible contra el parabrisas, haciendo que el proceso se lleve a cabo mucho más rápido.

Por otro lado, si vivimos en zonas muy frías, sería interesante adquirir un coche con lunas térmicas. Este sistema se incluye en los cristales traseros del vehículo y lo podemos identificar porque son esas rayas que cruzan el cristal de un extremo a otro. Dichas rayas tienen la capacidad de calentarse, lo que ayuda a desempañar rápidamente los vidrios.

Esa misma técnica también se puede aplicar en el parabrisas de ciertos coches. Por último, si queremos una técnica aún más rápida y eficiente, podemos comprar un producto específico para el parabrisas, que haya sido diseñado exclusivamente para repeler el agua y detener la humedad. Estos productos permiten la aplicación de una pequeña capa protectora sobre el cristal, impidiendo su condensación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h