Ruben / 9 enero 2021

6 Consejos para cuidar tu coche ante borrascas y olas de frío como Filomena

Este invierno, la llegada de la ola de frío a Madrid, las comunidades del centro y este de la Península nos ha sorprendido a todos. El fenómeno Filomena ha traído nevadas que alcanzaron los 60 centímetros de grosor. Los científicos aseguran que se trata de la nevada más importante del siglo XXI y que estamos frente a un hecho histórico único. 

Aunque para los ciudadanos fue un acontecimiento único poder ver la ciudad y derredores cubierta de nieve, y muchos aprovecharon para salir a pasear y disfrutar en familia (algunos incluso desempolvaron sus equipos para esquiar), una de las principales víctimas del paso de Filomena, la borrasca de hielo y nieve, han sido los coches. Tanto vías como coches se cubrieron de nieve, y fue una tarea ardua desenterrarlos y despejar vías de circulación. 

Si, como les ha pasado a muchos españoles este enero, no sabes qué hay que hacer en caso de nevadas intensas, te proponemos algunos consejos que te ayudarán a proteger tu vehículo y a transitar de forma segura con nieve. En lo que el coche concierne, no dejes que la nieve te pille desprevenido. 

Consejos para proteger tu coche y tu seguridad durante Filomena

1. Evita usar el coche

Lo más recomendable es que, en la medida de lo posible, evites transitar mientras el clima se mantenga así, a menos que sea estrictamente necesario. Es preferible esperar a que se derrita la nieve, pues de esta forma no nos exponemos a problemas de visibilidad, patinaje y posibles accidentes. Ten en cuenta que, aunque las máquinas quitanieves hayan hecho su trabajo en las vías, de todas formas se puede formar hielo en la calzada.

Así mismo, en caso de que tu coche haya quedado sepultado bajo la nieve y necesites moverte con urgencia, lo mejor es solicitar la ayuda de una grúa. Además, es recomendable que planifiques tu recorrido con antelación (para verificar cuáles son las rutas en funcionamiento) y que utilices cadenas o neumáticos de invierno

En caso de no poder contactar a una grúa, se puede derretir la nieve con sal o agua caliente, y en caso de disponer de ella, usar una pala de nieve, cepillo y rasqueta

2. Utiliza una lona para cubrir el vehículo

Con este clima tan frío (y con el riesgo de nuevas tormentas), lo mejor es proteger el coche con una lona. La ventaja de las lonas es que se adaptan a cualquier tipo de vehículo; además, bajo temperaturas extremas protegen el coche de la posible congelación de las piezas y de inclemencias climáticas, como por ejemplo el granizo. 

Así mismo, también podrás usar la lona para proteger al vehículo de la suciedad y del sol una vez que la temporada de frío pase.

3. Coloca neumáticos de invierno o cadenas

Si necesitas salir por alguna emergencia o compromiso importante, debes tomar ciertas precauciones para garantizar tu seguridad y la del coche. Uno de los elementos más importantes durante una nevada son los neumáticos, pues si estos no están bien acondicionados pueden hacer que el vehículo se resbale en la vía o que nos quedemos atascados. 

Una de las maneras más efectivas de proteger los neumáticos consiste en colocar cadenas, las cuales permiten que la tracción y el agarre sean correctos en zonas cubiertas de hielo y nieve. 

Existen varios tipos de cadenas para coches, pero las más populares son las metálicas, ya que se pueden conseguir a un precio económico y son muy resistentes. También tienes la opción de adquirir neumáticos de invierno, los cuales fueron diseñados específicamente para desplazarse en climas fríos. 

En caso de no tener cadenas o neumáticos especiales (y si es estrictamente necesario utilizar el coche), existe un truco bastante sencillo: puedes desinflar un poco los neumáticos. Esto hace que el vehículo optimice su agarre en la carretera. No olvides corregir el nivel de inflado una vez que el clima se haya normalizado. 

4. Examina el estado del coche y ten a mano un kit de emergencia

Antes de salir, verifica que el vehículo esté funcionando de forma óptima. Recuerda que el frío puede alterar el funcionamiento de algunos elementos del coche, por ende, se recomienda revisar principalmente los frenos, la dirección y los parabrisas. Así mismo, no te olvides de comprobar el nivel de anticongelante, el cual se encarga de que el líquido del radiador no se congele con las bajas temperaturas.

De igual manera, debes tener un kit de emergencia conformado por herramientas que te puedan ayudar en caso de accidente. Por ejemplo: una pala, un arrancador multifunción o una linterna de emergencia. Asimismo, no olvides abrigarte, usar guantes y un calzado adecuado que no resbale o se moje, e incluso llevar un termo con una bebida caliente. 

5. Mantén el coche despejado de nieve y hielo  

Ya sea si vas a salir o quedarte en casa, es importante quitar la nieve y el hielo de tu vehículo. Lo ideal es que retires la nieve que se haya acumulado en las lunas y la carrocería; ten en cuenta que es preferible hacer esta tarea durante las horas más calientes del día, pues la nieve estará más suave y será más fácil de disolver. 

No utilices palas mecánicas, ya que pueden erosionar la pintura del coche. Algunos recomiendan utilizar agua caliente para acelerar el proceso, sin embargo, si las temperaturas son muy bajas es probable que el agua que usaste se congele muy rápido y resulte todavía más difícil retirar la nieve. Ten en cuenta este factor antes de aplicar agua caliente.

Por otro lado,  puedes utilizar alcohol para limpiar la nieve acumulada tanto en las ventanillas como en las cerraduras. 

6. Ten cuidado con la sal de las carreteras

Para mantener despejadas las carreteras durante la tormenta Filomena, las autoridades colocan sal en las calzadas. Esto es una solución muy eficaz y necesaria; no obstante, los coches que deben transitar con frecuencia por estas vías son propensos a la corrosión que ocasiona la sal; además de dañar la pintura, esto puede contribuir a la oxidación de los frenos, el radiador, el tubo de escape y los amortiguadores.

Por este motivo, se recomienda lavar el coche con cierta frecuencia para eliminar la sal, al menos una vez por semana. La forma más eficiente de retirar el salitre del vehículo es con abundante agua, que debe aplicarse en los bajos de la carrocería

Desde Renting Finders nos preocupamos por tu seguridad, por eso queremos que sepas cómo preparar tu coche contra el frío, las heladas y la nieve y garantizar la seguridad de tu vehículo y tus seres queridos. Si quieres cambiar de coche y estás interesado en el renting a largo plazo, te presentamos nuestras ofertas de renting para particulares. Disfruta a cambio de una cuota mensual fija de un coche nuevo con todas las tecnologías servicios y asistentes de ayuda a la conducción. Contacta con nosotros para hablar con uno de nuestros asesores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas