Glosario de términos

Fundas o lonas

Las fundas o lonas para coches tienen la función de proteger el vehículo cuando este se encuentra aparcado, especialmente en el exterior, aunque en un garaje privado también pueden resultar de utilidad si se va a mantener aparcado durante un tiempo prolongado. 

Suele tratarse de elementos genéricos, válidos para todo tipo de vehículos, variando únicamente en su tamaño. Además, suelen tener cualidades impermeables o, al menos, cuentan con cierta protección contra la lluvia para evitar las manchas cuando se produzcan precipitaciones. 

Aunque lo normal es que la lona protectora cubra el coche por completo, desde las ruedas al techo, también existen lonas parciales que cubren una parte específica, normalmente toda la zona acristalada, dejando fuera el capó, media puerta o tan solo el parabrisas delantero. 

Ventajas y desventajas de utilizar una funda o lona para coche

La colocación de una funda o lona en el exterior del coche puede ser algo aparatosa, motivo por el cual su uso cada vez está disminuyendo más, sobre todo en la ciudad. Otro inconveniente es su uso en condiciones meteorológicas adversas como fuertes vientos, especialmente para las lonas que no tengan sujeción o sistema antirrobo que evite que se levanten. 

Sin embargo, una funda de coche lo protegerá de la intemperie y logrará resguardarlo de la suciedad de la calle, el polvo del ambiente, especialmente si se encuentra aparcado cerca de árboles, e incluso lo mantendrá fuera del alcance de quien se proponga y trate de rallarlo. Algunas de estas lonas son impermeables, por lo que el vehículo queda protegido de la lluvia y las manchas de las gotas de las lloviznas. 

Además, hay que tener en cuenta que un coche que cada día se aparque al sol, sufrirá daños en la pintura. Con una funda, se podrá evitar o minimizar el daño causado. La principal ventaja del uso de lonas o fundas es una mayor protección para el coche

  • Los coches, al quedar completamente cubiertos, no sufrirán daños por el sol o el calor. 
  • El interior del vehículo no va a estar fresco ya que son elementos semicerrados, con aperturas en los bajos. Esto permitirá cierto movimiento de aire para dejar escapar el calor acumulado y mantener el vehículo resguardado de los rayos solares. 
  • Por los mismos principios, en invierno el coche quedará protegido. El aire helado no tocará directamente la chapa del coche, lo que ayudará a mantener una temperatura más templada, tanto en el exterior como en el interior. En cuanto a las heladas y la molesta escarcha o hielo en el parabrisas, las fundas para coches también funcionan a la perfección, evitando que el coche se cubra y entre en contacto directo con el hielo.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h