GLosario de términos

Combustión interna

Hoy en día existen distintos tipos de motores según su fuente de energía, sin embargo, todos se activan de la misma manera, ya sea girando la llave de contacto o accionando el botón de arranque. Los motores disponibles en el mercado los podemos clasificar en cuatro grupos: los de gasolina, los diésel, los electrificados y sus variantes, y los que funcionan con GLP o GNC.

En la actualidad los motores más comunes en los coches son los de combustión interna, ya sea gasolina o diésel. Un motor de combustión interna es un tipo de motor térmico que obtiene energía del proceso de ignición del combustible. Este proceso transforma la energía química del combustible en energía mecánica, que permite el movimiento del vehículo.

El fluido activo que genera dicho movimiento en los engranajes del motor, suele ser una mezcla de aire y un combustible en estado líquido o gaseoso. Al mezclarse ambos, la temperatura y el volumen varían.

Componentes de un motor de combustión interna

En cualquier motor de combustión, gasolina o diésel, son necesarias una serie de piezas o componentes para transformar la energía química en mecánica. Algunas de ellas son:

  • Bloque motor: esta es la pieza principal y es determinante para fijar la cilindrada de un vehículo. En el interior del bloque están alojados los cilindros, por donde suben y bajan los pistones.
  • Pistones: su misión es mover los gases. Están tallados en una única pieza con segmentos añadidos en su perímetro. La cabeza de los cilindros suele tener diferentes formas para poder cambiar la compresión contra la culata o dejar hueco a las válvulas abiertas. Su movimiento vertical empuja el cigüeñal mediante las bielas, convirtiendo el fluido en energía mecánica.
  • Cigüeñal: es el punto de unión donde confluyen las bielas, que se conectan con los pistones mediante bulones. Tiene forma irregular y se encarga de sincronizar el movimiento de los pistones. La energía producida que se transfiere al cigüeñal se envía hacia la cadena cinemática.
  • Cárter: está situado en la parte inferior del motor. Tiene forma de bañera y es donde descansa el aceite que mantiene lubricado y refrigerados los distintos componentes internos del motor.
  • Culata: al contrario que el cárter, está ubicada en la parte más alta del motor. Aquí suelen estar alojados otros componentes como la válvula de admisión y la válvula de escape, así como los muelles y la cámara de combustión.

Cómo funciona un motor de combustión interna

El funcionamiento de los coches con motores de combustión tienen se divide generalmente en cuatro fases:

  • Admisión: las válvulas dejan entrar la mezcla del combustible. 
  • Compresión: las válvulas se cierran y el pistón  empieza a subir hasta llegar al extremo superior. Se comprime la mezcla del aire y el combustible (gasolina o diésel) que está en el cilindro.
  • Explosión: se genera una explosión por la chispa generada por una bujía en el caso de los motores de gasolina, o por la propia detonación por compresión en los diésel. La fuerza que se genera obliga a bajar al pistón.
  • Escape: las válvulas de escape se abren y salen los gases producidos por la detonación, que son empujados por la subida del pistón.

Tipos de motor de combustión interna

Existen distintos tipos de motores de combustión interna, que pueden ser clasificados según el combustible, la cilindrada, la disposición de los cilindros o según el tipo que trabajo que realizan.

  • Según el tipo de combustible:
    • Gasolina
    • Diésel
  • Según la disposición de los cilindros:
    • Motor en línea
    • Motor bóxer (cilindros enfrentados en un ángulo de 180º)
    • Motor en V 
    • Motor en W
    • Motor en H
    • Motor en X
    • Motor radial (cilindros dispuestos en forma de estrella)
  • Según el número de cilindros: el motor de un vehículo puede tener entre 3 y 16 cilindros.
  • Según el funcionamiento del motor:
    • Motor de dos tiempos: se genera una explosión por cada vuelta del cigüeñal.
    • Motor de cuatro tiempos se genera una explosión por cada dos vueltas del cigüeñal.