Glosario de términos

Zapatas de freno

Las zapatas de freno son unas piezas hechas de metal en forma curva con un material de fricción, que tienen como función principal ayudar al sistema de frenado de los automóviles.

Existen algunos sistemas que se equipan con un juego fijo de pastillas de frenos, y otros que se complementan con tambores o discos de freno. Además, se debe destacar que cada sistema de frenos puede contar con diversas cantidades de zapatas y eso va a depender del tipo de coche.

En un sistema de frenos de tambor, la zapata es la pieza que hace que gire el freno, recibiendo casi todo el calor generado por el proceso del frenado. Este sistema de frenado cuenta con unas zapatas que accionan un tambor, diseñado para vehículos pequeños.

Estructura de las zapatas de freno

Las zapatas están formadas por dos chapas o placas de acero sólidas y resistentes, soldadas en forma de media luna y cubiertas en la parte exterior por los forros del freno, quienes son los ejecutores del frenado mediante la fricción que ejercen en el tambor.

Las zapatas de freno tienen como característica principal que son a la vez ligeras, pero también rígidas. Deben se rígidas para poder cumplir su función, mientras que la ligereza es necesaria para poder reducir las masas.

Ubicación de las zapatas de freno

Las zapatas de freno de un vehículo se ubican dentro del tambor de freno, frente al forro y el muelle de retorno de la mordaza. Este último, hace que el conductor frene mediante la utilización de este cilindro de rueda en el sistema de freno, ubicado en el eje trasero.

Una buena parte de los coches modernos vienen con el sistema de frenado en las ruedas delanteras, pero muchos de los vehículos que están en circulación utilizan este sistema conformado por tambor y zapatas. 

Desgaste de las zapatas de freno

Para evitar el desgaste y debilitamiento de las zapatas, se recomienda adquirir zapatas que sean de un metal resistente y que presenten un revestimiento al polvo que logre mantenerlo funcional. Además, este material debe proteger de la corrosión. Las zapatas también deben ser radiales para ubicarlas de forma adaptada al tambor de freno, cumpliendo así de manera eficaz su función en el coche.

Por lo general, este sistema de frenos de tambor y zapata no requieren de mantenimiento continuo, ya que lo que suele fallar es el bombín. Pero puede ocurrir que se desprenda o suelte alguna de las zapatas; en este caso se notará de forma rápida debido a que la rueda queda frenada de inmediato. Cuando ocurre esto, se deben sustituir todas las piezas.

Al igual que el resto de piezas del coche, las zapatas sufren desgaste, por tanto, deben ser revisadas con cierta regularidad y cambiarlas una vez que hayan sufrido desgaste en la superficie de contacto.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h