Glosario de términos

EBD – Distribución electrónica de frenado

La distribución electrónica de frenado, también conocido como EBD, REF o limitación de frenada electrónica (EBL) es una tecnología que tiene como base que cada rueda necesita diferente presión en el momento de frenar el coche. Por este motivo, este sistema se encarga de la distribución de la fuerza de frenado.

El mantenimiento de los frenos de un vehículo es una de las garantías para que un coche tenga control y sea seguro. Se ha de garantizar que los frenos cumplan con su función de detener el vehículo o disminuir la velocidad del coche.

No obstante, la presión que necesita cada rueda para que se ejerza la frenada es diferente. Esto es debido a que influyen ciertos factores a tener en cuenta en el freno, como el peso que soporta cada uno de los neumáticos y la inercia, entre otros.

Esto es evidente, por ejemplo, en una frenada brusca, el centro de gravedad se traslada a la parte delantera del vehículo, con lo que la parte trasera soportan un peso menor y la adherencia también es menor.

¿Qué hace el sistema de distribución electrónico de frenado?

Las ruedas del coche no tienen distribuido el peso que soportan de manera uniforme. El EBD tiene como misión detectar las variaciones de peso, así como el esfuerzo realizado por cada una de las ruedas en el instante de pisar el freno.

Igualmente, es el encargado de determinar el nivel de desplazamiento de cada una de las ruedas de manera independiente, distribuyendo la fuerza de frenado y cambiando la presión generada por el líquido de frenos. Así, se evita que el coche se deslice o derrape cuando se frena durante una curva, manteniendo la estabilidad y control del vehículo.

¿Cómo funciona el sistema EBD?

El sistema de distribución electrónica de frenado cuenta con sensores que transmiten señales al distribuidor de fuerza de frenado. Dichos transmisores envían información sobre la rotación de cada una de las ruedas de manera individualizada, el sistema lo procesa y pone en marcha las válvulas que precisa del sistema de frenos.

A modo de ejemplo, si el EBD percibe que los neumáticos traseros pueden deslizarse, se encarga de reducir o incrementar la fuerza sobre ellas con el fin de equilibrar la potencia sobre las ruedas delanteras.

Componentes del EBD

A continuación, enumeramos los principales componentes del sistema electrónico de distribución de frenado:

  • Válvulas moduladoras: son las encargadas de calcular la fuerza de frenado utilizando el suministro del líquido frenos. 
  • Sensores de velocidad: cada una de las ruedas cuenta con este tipo de sensores, que van a medir la velocidad de rotación de cada uno de los neumáticos. 
  • ECU o Unidad de Control Eléctrico: consiste en un pequeño ordenador que se integra en el sistema de frenos antibloqueo. Aquí es donde llega la  información sobre la velocidad de las ruedas y es donde se decide la potencia que hay que administrar a cada una de las llantas. Para dicho cálculo también tiene en cuenta los sensores del ABS (Sistema de Antibloqueo de Ruedas). 
  • Sensor de guiñada:  mide la velocidad angular sobre el eje vertical, dicho de otro modo, vigila la orientación del automóvil en curvas.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h