Glosario de términos

Fading

La expresión “quedarse sin frenos” es de sobra conocida y una de las peores situaciones que pueden pasar cuando se conduce un vehículo. El fading es precisamente eso, una pérdida de eficacia del sistema de frenado por un uso abusivo del mismo.

Causas del fading

Hay numerosas causas que pueden provocar el fading.

  • Conducción inadecuada.
  • Exceso de carga.
  • Mantenimiento inadecuado de los frenos.
  • Sobrecalentamiento del sistema de frenos. Al hervir el líquido de frenos puede producir burbujas o vapor lock. Asimismo, la alta temperatura puede provocar que las pastillas de freno pierdan eficacia en su contacto con el disco de frenado. 

¿El fading se puede detectar?

Este fenómeno se puede percibir, por ejemplo, si tienes que presionar más de lo habitual el pedal de freno para poder frenar el vehículo. Esto es debido a que cuando se produce un sobrecalentamiento en el sistema de frenado, las pastillas de freno se cristalizan y provocan un tacto mucho más duro e ineficiente del pedal de freno.

Tipos de fading

Por tanto, como se ha visto hasta ahora, básicamente hay dos clases de fading. Una de ellas es la que tiene lugar cuando la superficie de las pastillas de freno se cristaliza por haber sobrepasado la temperatura límite. El pedal de freno está más duro, lo que causa una frenada mucho menos eficiente. 

El segundo tipo se produce cuando el líquido llega al grado de ebullición y surgen las burbujas de aire. Esto hace que el pedal de freno sea mucho más blando.

Consecuencias del fading

  • Genera situación de peligro: puedes llegar a tener un accidente de tráfico si no sabes cómo actuar ante los síntomas del fading.
  • Visita al taller: puede resultar costoso. En caso de que las pastillas cristalicen habrá que lijarlas para que vuelvan a tener capacidad de frenado. Aunque si se ha hecho un uso intensivo de los frenos es posible que los discos o tambores se hayan dañado, por lo que habría que cambiarlos.
  • Burbujas de aire en el sistema de frenos: en este caso, bastará con purgar dicho sistema para extraer el aire. Además, es una buena oportunidad para sustituir el líquido de frenos. Cabe recordar que con el paso del tiempo, este pierde propiedades.

Cómo actuar ante el fading

Si alguna vez has notado que el pedal del freno tiene un tacto más duro o más blando y que la frenada ha perdido eficacia, es una clara señal de que se está haciendo un uso muy intensivo de los frenos. Con el fin de que vaya perdiendo temperatura, es necesario conducir de una forma más suave y evitar pisar el freno excesivamente. En lugar de usar el pedal de freno, se puede emplear el freno de motor de manera más efectiva, así como la reducción de marchas.

Cómo prevenir el fading

Este efecto se puede prevenir de diversas formas:

  • Realizar un buen mantenimiento del sistema de frenos.
  • Cambiar cada año el líquido de frenos: este tiene una duración limitada, por lo que los fabricantes de vehículos recomiendan cambiarlo anualmente.
  • No utilizar de manera prolongada el freno cuando se bajan los puertos, sino reducir las marchas.
  • Emplear repuestos de calidad.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h