GLosario de términos

Cigüeñal

El cigüeñal es una pieza fundamental en los motores de combustión interna. Es una barra o eje formado por codos o contrapesos y su funcionamiento se basa en el mecanismo de biela-manivela. También recibe otros nombres como cigüeñal, árbol de manivelas o eje motor.

Su función principal es transformar el movimiento lineal de los pistones en un movimiento circular. El cigüeñal está unido a las bielas y, estas a su vez a los pistones que se mueven por el proceso de combustión. También recibe otros nombres como cigüeñal, árbol de manivelas o eje motor.

Situado en el interior del bloque de un motor, el cigüeñal recibe el movimiento lineal del pistón a través de la biela y lo transforma en un movimiento circular, de esta manera se transmite movimiento a las ruedas.

Por lo general, el cigüeñal está fabricado con aleaciones muy resistentes dado el gran esfuerzo que realizan. Tiene que cumplir unas características determinadas con el fin de cubrir las necesidades de velocidad, fiabilidad y potencia del motor en el que esté instalado.

¿Cuál es la función del cigüeñal en un motor?

El cigüeñal es una de las piezas principales del motor de un coche, ya que es el encargado de transformar el movimiento rectilíneo alternativo en circular uniforme y a la inversa. Para comprender por qué es tan importante esta pieza, hay que conocer cuál es exactamente el papel de este elemento en el funcionamiento de un coche.

Las explosiones que se producen en el interior de las cámaras de combustión de un motor empujan los pistones hacia abajo. Dicho movimiento se transmite a las bielas, que a su vez hacen girar el eje cigüeñal, como si fueran los pedales de una bici.

Los elementos que forman el cigüeñal están continuamente rozando y esto puede originar un desgaste en los cojinetes. Este problema se soluciona cambiándolos por unos nuevos. Otras veces el desgaste se origina en los apoyos o las muñequillas. Ante esta situación, es necesario repararlo antes de que el motor empiece a fallar y se averíe, por lo que la reparación será mucho más costosa.

Partes del eje cigüeñal

El cigüeñal está situado dentro del motor, puesto que forma parte de la estructura del mismo. Si te fijas en su aspecto es un árbol de transmisión formado por un conjunto de manivelas. Cada una de estas últimas dispone de una muñequilla y dos brazos que finalizan en un eje giratorio. 

Estas muñequillas están unidas a las bielas mediante un pistón, con el que provocan un movimiento lineal dentro de los cilindros, para conseguir el movimiento rotatorio del cigüeñal que será transmitido a las ruedas.

Los componentes del cigüeñal son:

  • Eje: es el elemento más importante del cigüeñal, sirve de soporte y es el responsable del giro.
  • Muñequilla: sirven de sujeción para las cabezas de la biela, otorgando estabilidad a toda la estructura.
  • Brazo: es el elemento que sirve de unión entre el eje y la muñequilla. Además, su distancia es la que determina el recorrido de la biela.
  • Contrapesos y volantes del cigüeñal: ambos ayudan a minimizar las irregularidades que se generan por el movimiento del eje.
  • Apoyos: son los soportes que sujetan el cigüeñal al bloque del motor. Reciben tratamientos térmicos para contar con la resistencia adecuada para precisión máxima y una tolerancia mínima.

Tipos de cigüeñal

Existen varios tipos de cigüeñal, dependiendo de las necesidades y tamaño de los vehículos:

  • Cigüeñal desmontable: hace referencia a la parte que se adapta a un motor de dos tiempos.
  • Cigüeñal compuesto por cuatro cilindros:  cuenta con cinco apoyos y un total del doble contrapeso por biela para un motor de automóvil.
  • Cigueñal de motor de barco: este se corresponde con seis cilindros en línea y siete apoyos dispuestos para resistir la capacidad de este motor.