Eva / 26 febrero 2020

Factores clave a la hora de elegir gafas de sol adecuadas para conducir

El uso de las gafas de sol para conducir es recomendable para evitar deslumbramientos en cualquier fecha del año, tanto en invierno como en verano. El 5% de los accidentes de tráfico suceden por los deslumbramientos que se dan en las horas crepusculares, bien sea en la mañana al salir el sol o en la tarde al ocultarse.

El 20% de los conductores en España no usan gafas de sol para conducir, mientras que el 30% de las gafas vendidas en nuestro país provienen de los llamados «top manta», tiendas asiáticas o de bisutería.

Por esta razón, es indispensable hacer hincapié en la importancia del uso de las gafas de sol y algunos de los factores clave a la hora de comprar unas gafas de sol adecuadas.

Cómo elegir unas gafas de sol para conducir

Hay varios factores que determinan si unas gafas de sol tienen la calidad suficiente para protegernos de la luz solar de manera adecuada, así como para identificar el tipo de gafas más recomendables para conducir.

¿Qué características deben tener las gafas de sol?

Existen cinco características esenciales que no se deben ignorar a la hora de comprar unas gafas de sol y más si son para conducir:

  • Marcado CE: es el certificado de conformidad europea que indica que cumplen con los requisitos legales y técnicos en materia de seguridad, es decir, que son capaces de proteger del sol de manera segura.
  • Norma ISO 12312: protección ocular y facial, gafas de sol y accesorios relacionados.
  • Protección ultravioleta: las gafas deben filtrar o eliminar la radiación ultravioleta nociva por debajo de los 400nm.
  • Filtro solar: la numeración 0-4 nos informa sobre la categoría del filtro y está basada en la cantidad de luz que dejan pasar los cristales.
  • Color de los cristales: es recomendable utilizar filtros que mantengan los colores lo más naturales posible.
Elegir gafas de sol adecuadas para conducir

Por lo general, algunas gafas comercializadas en tiendas asiáticas o de bisutería suelen tener una buena protección ultravioleta, en cambio, no cuentan con la calidad óptica del cristal adecuada. No te fíes de las etiquetas que determinan la calidad y procedencia de las gafas de sol, ya que éstas se pueden imitar con facilidad.

Una forma de saber si unas gafas de sol son de mala calidad es mirando la cuadrícula de una hoja a través del cristal y acto seguido girarlas rápidamente, y si se observa que la cuadrícula de la hoja se ondula es porque puede que sean unas gafas de mala calidad.

El uso de unas gafas de sol de mala calidad hace que tu pupila se dilate y al no tener filtro para rayos UV, tu retina estará demasiado expuesta al sol y por tanto a los posibles daños que pueda sufrir, como úlceras o cataratas. Además, al llevar estas gafas durante un tiempo prolongado, pueden producir algunos efectos secundarios, como por ejemplo mareos y dolor de cabeza.

¿Cuáles son los niveles de filtros solares más adecuados para conducir?

Es importante diferenciar entre luminosidad y radiación ultravioleta, ya que todas las gafas deben asegurar un 100% de protección ultravioleta, pero la luminosidad es un factor que puede variar dependiendo de los cristales que contengan.

En el mundo de las gafas de sol existen varios niveles de filtros solares, algunos de los cuales están prohibidos para conducir:

  • Nivel 0: son aquellas gafas de sol que permiten la entrada de la luz entre un 80 y un 100%. Están permitidas para conducir, pero apenas protegen del sol, por lo que sólo son recomendables en condiciones de poca claridad como en días nublados.
  • Nivel 1: permiten la entrada de la luz entre un 43 y un 80%. Están permitidas para conducir, pero siguen sin proteger nuestros ojos de los días más claros o del sol bajo.
  • Nivel 2: son las que permiten el paso de la luz entre un 18 y un 43%. Su uso está autorizado para conducir y protegen de los días claros y soleados.
  • Nivel 3: son medianamente oscuras permitiendo el paso de la luz solar entre un 8 y un 18%. Son recomendables para días muy claros y están permitidas para conducir.
  • Nivel 4: son las más oscuras, ya que permiten el paso de la luz entre un 3 y un 8%. Su uso está prohibido para conducir y es sancionable, son recomendables para esquiar, realizar deportes acuáticos, etc.

¿De qué color deben ser los cristales de las gafas de sol?

El color del filtro de la gafa de sol también influye. En general, es recomendable utilizar filtros que mantengan los colores lo más naturales posible para distinguir bien las luces de freno, indicadores de dirección, semáforos, señales de tráfico, etc.

Las gafas de sol polarizadas son las más recomendables para conducir, ya que sus cristales disminuyen los destellos de la luz solar en ciertos ángulos y evitan los reflejos que restan capacidad de visión, dejando entrar únicamente aquella luz útil y proporcionando una visión mucho más nítida y con mayor contraste.

En las gafas de sol convencionales es importante considerar que hay un tipo de cristal para cada tipo de clima y actividad, y que el color de los cristales es importante para evitar los deslumbramientos que causan los momentos crepusculares:

  • Negro: los cristales negros son perfectos para los días de verano, sin embargo, hay que tener cuidado al usarlos porque atenúa demasiado la luz y puede hacer perder la armonía de los colores.
  • Gris: de todos los que puede haber en el mercado, los cristales de color gris son los más recomendables para conducir, porque no distorsionan los colores y otorgan el contraste perfecto para evitar que el sol afecte a la vista.
  • Marrón: este tipo de cristal atenúa muy bien la luz, por lo tanto su uso es 100% recomendable para evitar los deslumbramientos.
  • Naranja: son perfectos para los días de invierno y para las zonas en las que hay mucha niebla porque otorga luminosidad y equilibran el contraste.
  • Amarillo: los cristales de este color no son para nada recomendables puesto que aumentan la sensibilidad al contraste del ojo.
Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top