Roberto / 25 enero 2020

¿Cuál es la manera más segura de llevar bebés y niños en el coche?

Viajar o simplemente desplazarnos con nuestros bebés o niños en coche de manera segura puede ser una tarea que nos requiera más tiempo y preparación de lo habitual. Antes de planificar una salida debemos estar seguros de llevar todo lo necesario.

Según las autoridades de la Dirección General de Tráfico (DGT), los trayectos cortos es donde hay un mayor número de accidentes, y el uso de los sistemas de retención infantil (STI) disminuye cualquier riesgo de muerte o lesión que pueda existir al viajar con niños en el coche.

Cómo elegir la silla adecuada para llevar a los niños en el coche

Los sistemas de retención infantil se deben utilizar sin excepción en todo tipo de trayectos. El tipo de silla que adquiramos dependerá de la edad y la estatura del niño, y de si se adapta bien a nuestro vehículo.

Existen dos formas de sujetar la silla en el asiento del vehículo para que vaya bien instalada y los niños estén seguros, con el cinturón de seguridad o mediante el sistema Isofix, el más recomendado y seguro ya que reduce la posibilidad de que la silla se coloque de forma incorrecta.

¿Cuál es la manera más segura de llevar bebés y niños en el coche?

Los menores con altura igual o inferior a 135 centímetros de estatura deben utilizar siempre en los asientos posteriores un sistema de retención homologado y adaptado a su talla y peso. La DGT diferencia cuatro grupos:

  • Grupo 0 y 0+: referido a los recién nacidos de hasta 13 kg aproximadamente. Estas sillas se deben situar siempre en sentido contrario a la marcha, ya que asegura una mayor protección de la cabeza, cuello y columna.
  • Grupo 1: comprende a los niños con un peso entre los 9 y los 18 kg. Esta silla debe instalarse antes de sentar al niño fijándola al asiento con el cinturón de seguridad o el sistema Isofix.
  • Grupo 2 y 3: abarca todos los niños de 15 a 36 kg aproximadamente y corresponde a los asientos y cojines elevadores. Este sistema de retención es recomendable para cuando los niños son demasiado grandes para una silla y demasiado pequeños para el cinturón de seguridad. Los elevadores con respaldo son más recomendables.
  • A partir de 135 cm: los niños que superen los 135 centímetros de altura podrán utilizar el cinturón de seguridad, esto suele darse sobre los 12 años. Sin embargo, la DGT recomienda usar el sistema de retención hasta que el niño supere los 150 centímetros.

AESVi, la Alianza Española por la Seguridad Vial Infantil, dispone de un decálogo con los diez mejores consejos para garantizar una buena seguridad vial infantil.

Excepciones de la seguridad vial infantil

Existen algunas excepciones respecto a las normas de cómo viajar con un niño en el coche. La DGT afirma que los niños deben ir en los asientos posteriores del coches excepto:

  • Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.
  • Cuando los asientos posteriores estén ocupados por otros niños con las misma condiciones.
  • Cuando sea imposible colocar el sistema de retención infantil en los asientos traseros.

Solo bajo estas concidiciones se puede transportar a un bebé o a un niño en la parte delantera del coche y siempre que desactives el airbag, en el resto de los casos, siempre deberá ir en el asiento trasero del vehículo.

Consejos para la seguridad de los niños en el coche

  • Acude a centros especializados a la hora de compar un sistema de retención infantil, donde te asesorarán sobre las necesidades del niño y te explicarán las características e instalación de cada tipo de silla.
  • No compres sillas de segunda mano, ni aceptes aquellas que hayan sido usadas por un largo periodo de tiempo.
  • Sube y baja al menor por la parte más segura de la vía, es decir, por el lado de la acera, para evitar riesgos innecesarios y acostumbrar a los niños a hacerlo así siempre.
  • Evita llevar objetos sueltos en el coche que puedan salir disparados al frenar o en alguna curva, y que puedan amenazar la seguridad del niño dentro del coche.
  • En caso de accidente y si es posible, saca al niño del vehículo en su sistema de retención, nunca en brazos.
  • Planifica descansos para que el pequeño pueda moverse con un poco de libertad, sobre todo en viajes largos.
  • En ningún caso dejes al niño solo en el coche, aunque sea por un periodo corto de tiempo.
Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top