Eva / 13 enero 2020

Cómo transportar con seguridad tus esquís o tu tabla de snow en el coche

Si estás pensando en hacer un viaje en coche a las montañas nevadas para practicar deportes de nieve, te explicamos algunos consejos para transportar los esquís en el vehículo con total seguridad.

En España existen numerosas estaciones de esquí para escaparse unos días y disfrutar de la nieve practicando esquí, snow o cualquier otro deporte, con una buena red de carreteras para llegar a ellas con tu propio vehículo.

Una vez que decides tu destino, es hora de guardar todo el material en el coche de forma segura, así evitarás sustos e incluso multas. Descubre algunas de las formas para llevar el equipo de esquí en el coche.

Cómo transportar con seguridad tus esquís o tu tabla de snow en el coche

Portaesquís para el coche

Si no dispones de capacidad dentro del coche, una forma segura y cómoda de transportar los esquís y los accesorios, es mediante portaesquís en el exterior del vehículo.

Existen diferentes formas para transportar el equipo de esquí en la parte exterior del coche:

Portaesquís de techo

Una de las opciones más habituales por su fácil instalación, ligereza y comodidad, además permite llevar varios esquís. Este tipo de transporte está diseñado para colocarse en las barras transversales del techo del vehículo. Puedes consultar los accesorios de la marca del coche o comprar un sistema de transporte universal pero, debes de asegurarte de que es válido para tu modelo de coche.

Portaesquís magnético

Esta opción se adhiere al techo del vehículo mediante imanes. Es muy fácil de montar pero no aporta tanta seguridad, para su instalación el techo debe estar limpio y seco.

Portaesquís de bola de remolque

Este modelo va enganchado a la bola del coche en la parte trasera. Sirve para llevar también bicicletas. En esta opción los esquís van sujetos de forma vertical.

Portaesquís de rueda

Está indicado para coches 4×4, atornillado sobre la rueda trasera de repuesto. Los esquís, como en el transporte de bola, van en posición vertical.

Estos modelos de transporte de esquís te permiten guardar el equipo de nieve, esquís o tablas de snow, aunque estén llenos de nieve después de usarlos, ya que en el transcurso del viaje la nieve se irá yendo. Sin embargo, los esquís se llenarán de suciedad y sal en el trayecto. Para evitarlo puedes utilizar fundas para esquís para guardarlos o decantarte por un cofre.

Cofres

Un cofre es la opción más limpia para llevar el material de esquí. Colocado en la techo del coche, sobre la baca, te permite también liberar espacio en el maletero del coche, además, puedes utilizarlo, no solo en tus viajes a la nieve, si no en el resto de viajes para meter equipaje. Entre sus inconvenientes están su mayor coste y el aumento del consumo del vehículo.

Bolsas en el interior del coche

Otra opción interesante, si dispones de capacidad interior suficiente en el coche, son las bolsas para los esquís o las tablas.

Algunas marcas de coches ofrecen, también, un portaesquís interior entre los dos asientos traseros. Estos modelos están especialmente diseñados para transportar los esquís de forma segura y para que no se muevan durante todo el viaje.

Si vas a realizar un viaje a la nieve recuerda cumplir unas normas de seguridad, así evitarás accidentes y multas. Cualquier opción de transporte debe estar bien sujeta, sin peligro de que caiga o pueda desplazarse, además deberás tener en cuenta la altura del coche al pasar por túneles, peajes o parkings. 

En los sistemas para transportar esquís traseros es importante no tapar la matrícula, ésta debe ser legible y visible. Si en algún momento los esquís o las tablas de snow sobresalen del coche, se deberá señalizar. 

En el interior del coche, el material de esquí debe ir protegido y asegurado para que no se mueva, no interfiera en la conducción o suponga un peligro para los pasajeros.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top