Laura / 13 octubre 2021

4 modelos de coche perfectos para derrapar

Derrapar es un suceso temido que intentamos evitar a toda costa cuando vamos con el coche, sobre todo cuando la vía está mojada o helada. Sin embargo, cuando se trata del derrapaje como deporte de intensidad, esta práctica se convierte en un estilo de conducción apasionante que nada tiene que ver con la temeridad al volante. 

Hablamos del drift o drifting, la forma de competición automovilística más asequible para los apasionados de la adrenalina y la velocidad. Aquellos que practican este arte del derrapaje, por lo general buscan coches adecuados que permitan disfrutarlo al máximo pero con seguridad. A continuación te presentamos 4 de los mejores coches para derrapar, así como algunos detalles más. ¿Te atreves a conocerlos?

Descubre los mejores modelos de coche para derrapar

¿Cuál es el origen del arte de derrapar con el coche?

El drifting o derrape de coches tiene su origen en las carreteras montañosas de Japón en la década de los setenta. Los primeros practicantes de este deporte descubrieron lo emocionante de derrapar por las empinadas curvas de montaña, y esta peculiar técnica fue imitada por otros aficionados del riesgo y la velocidad. Así, el drifting fue evolucionando y causando furor primero en los países asiáticos y después en EEUU y Europa, donde pasó de carreras en pistas empinadas a pistas planas y fue declarado una disciplina propia.

Podemos describir la experiencia como conducir el coche enlazando curva tras curva con buen ángulo y a la mayor velocidad. Durante estas maniobras el vehículo se desplaza de lado el máximo tiempo posible; de ahí su atractivo.

Cualquier observador del drifting podría describirlo como conducir el coche con destreza aunque parezca descontrolado. Para lograr tal pericia existen diversas técnicas que se adquieren con mucha práctica y paciencia.

¿Cómo iniciarse en el mundo del derrape de coches?

Después de dotarse de una buena dosis de ganas, disciplina y paciencia, hay que buscar un coche que se adapte a los requerimientos necesarios para un derrapaje seguro. Generalmente, los deportes de motor exigen contar con bastante presupuesto, como es el caso del Rally, Raid o Karting. Sin embargo, el drifting o derrapaje profesional es el más asequible de todos.

Lo primero que hay que conseguir para iniciarse en esta disciplina es un vehículo de propulsión trasera. Con un modelo pequeño es suficiente para realizar las primeras maniobras junto con un buen instructor.

Aunque con los coches grandes se obtienen impulsos iniciales muy potentes, es preferible optar por un vehículo de dimensiones moderadas que esté en perfecto estado de funcionamiento, para poder controlarlo y maniobrarlo con más destreza y agilidad.

Algunos ajustes en nuestro coche para derrapar

Una vez seleccionado el modelo de coche, hay que instalar un diferencial autoblocante. La instalación de esta pieza, una vez comprada, debe ser hecha en un taller mecánico por un profesional. Si se conduce el vehículo fuera de circuito, mantener el diferencial bloqueado permanentemente puede resultar peligroso.

El segundo paso consiste en asegurarnos de mantenernos firmes en el puesto del piloto para poder maniobrar con comodidad y precisión. Por eso, el coche necesita disponer de un asiento tipo «backet» que aporte estabilidad.

Quienes cuentan con algo más de presupuesto mejoran el motor o la suspensión, pueden instalar un freno de mano hidráulico o sustituir la caja de cambios por una secuencial. Las modificaciones pueden incorporarse progresivamente.

Los mejores coches del mercado para derrapar

A continuación te invitamos a ver una selección de los modelos de coches más adecuados para derrapar, tanto para conductores principiantes como expertos.

BMW Serie 3

El BMW Serie 3 es un vehículo óptimo para derrapar debido a que tiene propulsión trasera y una caja de cambios adecuada por la sencillez del mantenimiento y reparación.

Los BMW 320d vienen con un bloque diésel de cuatro cilindros y 2.0 litros con potencias de 190 CV. El BMW Serie 3 está indicado para quienes están aprendiendo y requieren que el coche responda bien en un margen controlable.

También debe tenerse presente la versión deportiva, el BMW M3, la cual tiene una potencia de 431 CV. Esta motorización resulta más sólida, sin embargo, es recomendable para quienes ya tienen pericia en las maniobras.

Ford Focus RT

El Ford Focus RT es un pionero en los coches que incluyen el modo drift. La tracción total de este coche de la familia Ford es ideal para quienes están familiarizándose o aprendiendo a derrapar.

Que esta característica tan apreciada por los amantes del drifting esté incluida en los coches de Ford fue cosa del azar, ya que los ingenieros del fabricante americano experimentaban con un sistema de tracción cuando por error lograron un comportamiento de sobreviración

De ahí que el modo de conducción le permite al Ford Focus RT derrapar de una forma eficiente y superior a los coches de propulsión trasera. Por otra parte, este coche cuenta con varias ayudas muy convenientes para los principiantes: la función Lauch Control y el sistema Dynamic Torque Vectoring. 

El primero es un sistema automático que le permite al coche salir a gran velocidad sin pérdida alguna de tracción. Por su parte, el segundo es un controlador de la dinámica del coche que induce el cambio en su dirección.

Mercedes C63 AMG

Dado su precio y su posición en el mercado, los coches fabricados por Mercedes están relacionados más bien con el lujo, el confort y la exclusividad. No obstante, este coche del fabricante alemán puede brindarles a los amantes del drifting excelentes prestaciones en carretera.

Otros modelos de esta marca requerirían acondicionar el vehículo con elementos para la velocidad y el derrape, sin embargo, no es el caso del Mercedes C63 AMG. Al igual que ocurre con el Ford Focus RT, este coche cuenta con el modo drift.

Toyota GT86

Y por último, incluimos en nuestra lista de los mejores coches para derrapar un modelo de Toyota, que fabrica vehículos sólidos en prestaciones y fieles a las exigencias. El Toyota GT86 es un deportivo de propulsión trasera.

Este vehículo tiene un peso liviano y viene equipado con un motor bóxer de 2.0 litros con una potencia de 200 CV. Requiere atención del cuentarrevoluciones para gestionar eficientemente la potencia con los cambios de marcha.

¿Te apasiona conducir? ¿Querrías hacerte con un vehículo nuevo a medio plazo al precio más competitivo del mercado? Si te va el riesgo y la adrenalina pero no quieres jugártela cuando se trata de tu bolsillo y tu seguridad, con el renting puedes acceder a un amplio número de marcas de coches de renting para particulares y empezar a disfrutar del coche que siempre soñaste conducir a un precio imbatible. ¡Y olvídate de endeudamientos, intereses y financiaciones!

Además, con el renting tienes servicios como reparaciones, seguro a todo riesgo sin franquicia, ITV, mantenimiento y hasta varios cambios de neumáticos incluidos. Y si eres una empresa o autónomo, podrás desgravar la cuota del renting como gasto. ¿No te lo crees? Ponnos a prueba. Contacta con nosotros y déjate sorprender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h