Rubén / 11 octubre 2021

La crisis de combustible en Reino Unido desata el pánico en la población

En Reino Unido se está viviendo una crisis de transportistas sin precedentes, lo que ha generado que cunda el pánico entre la población, que temiendo al desabastecimiento ha empezando a acaparar combustible

Ante esta problemática, el gobierno de Boris Johnson se negó a recibir la ayuda del Ejército y propone emitir miles de visados para que los conductores extranjeros, principalmente procedentes de Europa del este, ayuden a distribuir la gasolina desde las refinerías hasta las gasolineras.

El problema no es la falta de suministro, sino de transportistas

El Brexit trajo consigo una especie de caos burocrático que ha ocasionado que las condiciones necesarias para permanecer en el país se endurezcan para aquellos procedentes del extranjero. Esto ha provocado que miles de inmigrantes abandonen el Reino Unido y, en su mayoría, vuelvan a sus países de origen. 

Esto también ha afectado a los transportistas, cuya partida ha ocasionado lo que ya se conoce como la crisis de combustible. Por ende, esta crisis no se debe a una falta de gasolina o de suministro, sino que surge como consecuencia de la escasez de transportistas, quienes se encargan de distribuir a las estaciones de servicio. 

Ante este problema, muchos ciudadanos han entrado en pánico y se han desatado peleas, colas y protestas en las estaciones de gasolina. Para intentar apaciguar la crisis, el gobierno ha otorgado más de 5000 visados con duración de hasta tres meses, para que camioneros del extranjero vuelvan al Reino Unido y se encarguen de transportar el combustible hasta las gasolineras.

Asimismo, para que la campaña navideña no se convierta en un caos, se le ha pedido a los ciudadanos que no acaparen la gasolina de manera compulsiva. Aún así, gran parte de la población ha sucumbido al pánico haciendo compras irresponsables, lo que ha generado terribles colas y muchas dificultades para acceder al combustible.

Acudir al ejército: una opción sobre la mesa

Bajo este escenario, el gobierno está contemplando la Operación Escalin, que consiste en utilizar al Ejército para transportar la gasolina en camiones cisterna. Pero esta acción no es tan sencilla como parece, pues hay que tener en cuenta que los soldados no están preparados para hacer uso de este tipo de vehículos y mucho menos están formados para manipular combustible. Por lo tanto, el Ejecutivo seguirá manteniendo esta carta bajo la manga. 

De momento, los datos demuestran que de 8.000 gasolineras activas en el Reino Unido, 5.500 estaciones se han quedado sin combustible (según la Asociación de estaciones de servicio británica). Asimismo, se calcula que el sector necesitará de al menos 100.000 camioneros para poder reducir la escasez de transportistas. Se trata de una cifra bastante alta en comparación con lo propuesto por el presidente laborista.

Toda esta situación ha generado que grandes petroleras como BP cierren cientos de estaciones de servicio y racionen considerablemente el combustible. A su vez, desde enero de 2021 el comercio entre el Reino Unido y los países de la Unión Europea es tratado como un tema de «importaciones-exportaciones», lo que implica que está sujeto a una normativa que genera sobrecostes. 

Los únicos que se han librado de los estragos de la crisis de combustible han sido los coches eléctricos.

Es más, durante estas semanas el interés de los los ciudadanos británicos por los coches eléctricos ha aumentado exponencialmente, con un crecimiento masivo de hasta el 1.600%, tanto de modelos eléctricos nuevos como antiguos.

Compras de pánico: ¿cómo agravan la escasez?

De acuerdo con Brian Madderson, presidente de la asociación de gasolineras británicas (PRA), la escasez de combustible que se ha generado se debe simple y llanamente a las compras compulsivas motivadas por el pánico. Es decir, los ciudadanos, afectados y temerosos por las noticias, están acaparando la gasolina con el fin de prevenir su ausencia en los próximos días.

Para defender este argumento, Madderson afirma que en las áreas urbanas del país hay mucha más escasez de combustible en comparación con zonas como Irlanda del Norte, la cual no parece estar afectada por esta situación. Por otro lado, el presidente de la PRA le echó la culpa de este pánico colectivo a la filtración de información confidencial, la cual causó estragos justamente los días posteriores a su difusión. 

Un problema europeo: otros países de Europa con déficit de transportistas

Según Olaf Scholz, ministro alemán de finanzas, la crisis de los transportistas es una consecuencia directa del Brexit. De acuerdo con sus palabras, Scholz afirmó que la UE había trabajado duro para que Reino Unido no se separara, pero que, ahora que el Brexit es una realidad, esperaba que la nación británica pudiera gestionar los problemas que se derivarán de dicha separación.

Sin embargo, el ministro no señaló que la falta de transportistas no es un problema ajeno al resto de Europa, pues en otros países también se ha registrado la ausencia de estos profesionales del transporte. 

El director ejecutivo de Waberer’s, Xsolt Barna, estableció que hay una crisis de transportistas en toda Europa y que no se trataba necesariamente de un fenómeno aislado. De hecho, en Rumania se registró un déficit de 20.000 transportistas, siendo una de las principales regiones de origen de los conductores que trabajaban en Reino Unido. 

Ante toda esta situación, solo queda esperar para ver cómo evoluciona esta crisis generada por el pánico y cómo se van acomodando las cosas en el país británico en las próximas semanas. De momento, el gobierno inglés no recurrirá al Ejército y mantendrá los visados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h