Conoce las consecuencias de llevar un tubo de escape no homologado en el coche

Consecuencias de llevar un escape no homologado en tu coche

Cuando vamos a reemplazar el sistema de escape por un modelo que no está homologado podemos encontrarnos con una serie de obstáculos, entre ellos multas y problemas con la ITV. Por eso, desde la web con las mejores ofertas de coches de renting te contamos a qué te enfrentas si llevas un escape no homologado y a cuánto asciende la multa.

Las mejores ofertas de Renting SUV

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Seat Arona 1.0 TSi Style XL
desde 324 € mes / IVA incl.
Renting Seat Arona 1.0 TSI Style XL Sin Entrada
Más información
Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 81kW Man.
desde 331 € mes / IVA incl.
Renting Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 81kW Man. Sin Entrada
Más información
Nissan Qashqai DIG-T MHEV 4×2 Acenta 5P
desde 375 € mes / IVA incl.
Renting Nissan Qashqai Acenta 1.3 DIG-T MHEV 12V Sin Entrada
Más información

¿Qué es un escape no homologado?

El aumento de escapes no homologados en vehículos españoles se ha disparado en los últimos años, a pesar de que las normas de seguridad de estos escapes no están aprobadas por el fabricante y la instalación de la pieza puede dañar el funcionamiento del vehículo.

Si a estos problemas que ponen en peligro la conducción le sumamos que un escape no homologado emite tasas de contaminación altas que afectan al bienestar del planeta, es lógico que la legislación de tráfico vigente tome medidas para penalizar el uso de estas piezas.

Como consecuencia, las multas por llevar un sistema de escape no homologado son altas.

consecuencias tubo escape no homologado coche

¿Cuál es la multa por llevar un escape no homologado?

Si tenemos instalado un escape no homologado y un agente de tráfico lo descubre, este está obligado a sancionar el uso indebido del vehículo con una multa que debemos pagar a los 20 ó 30 días como máximo. Durante este ciclo podemos pagar la multa o presentar un recurso.

En cuanto a la multa en sí, la cantidad de dinero que estamos obligados a abonar legalmente puede alcanzar los 500€ como máximo, aunque en la mayoría de los casos solo tendremos que pagar 200€, tanto si el escape no homologado está instalado en motos como en coches. 

Cuando hemos cometido una sanción muy grave, la normativa de tráfico indica que podría retirarse el permiso de circulación e incluso se podría llegar a retirar el vehículo.

Rechazos en la ITV por el sistema de escape

Otra consecuencia de llevar un escape no homologado es que tendremos problemas para pasar la ITV cada año. Esto es porque la ITV se asegura de que nuestro vehículo cumple con todas las normas de seguridad y que no sobrepasa el límite de ruido y emisión de gases.

La normativa de tráfico exige que el ruido que hace un motor no supere los 87 decibelios, pero un tubo de escape no homologado no suele garantizar que se cumple el límite. Si hemos hecho algún tipo de modificación que no está permitido en el escape, la ITV no lo va a aprobar.

Por otro lado, los gases que emite el tubo de escape no homologado son muy calientes y nocivos, poniendo en riesgo tanto la eficiencia del resto de piezas del vehículo como el bienestar del medio ambiente. La emisión alta de gases nos hará imposible pasar la ITV.

¿Qué contaminación produce un escape no homologado?

Un sistema de escape no homologado que no cumple con la normativa de emisión tiene problemas de contaminación atmosférica y acústica. Estos dos problemas de emisión de ruido y gases tóxicos para el planeta están presentes tanto en motos como en coches.

La contaminación de gases nocivos en escapes no homologados supone la acumulación de tóxicos como el dióxido de carbono, los óxidos de nitrógeno o el monóxido de carbono en el motor. Esto afecta a la eficiencia del motor y también envenena a los pasajeros del vehículo.

Ni que decir tiene, la emisión de gases tóxicos contamina la atmósfera. Por eso es que el Artículo 7 del Reglamento General de Circulación regula estos problemas con sanciones que alcanzan los 200€ de multa. La regulación no incluye la detracción de puntos del carné.

Además, la industria automovilística está trabajando en la inclusión de sistemas de escape cada vez más silenciosos para evitar la contaminación acústica. Esto implica que las sanciones por no cumplir la normativa contra el exceso de ruido sean cada vez más exigentes y duras.

Dentro de la contaminación acústica un vehículo puede cometer emisiones voluntarias, a base de hacer cambios ilegales en el tubo de escape y aumentar el sonido del motor, o involuntarias, que se producen cuando el vehículo no cuenta con un sistema de supresión de los ruidos.

Cualquiera de los problemas de contaminación que produzca nuestro vehículo con un sistema de escape no homologado es susceptible de causar sanciones a las que tendremos que hacer frente. Es obligatorio cumplir con la normativa de seguridad, emisión y límite de ruido.

¿Cómo evitar multas por escape no homologado?

La única forma en que podemos evitar que un agente de tráfico nos sancione por llevar un escape no homologado y que tengamos verdaderos problemas para pasar la ITV es asegurarnos de que el sistema de escape cumple con las normas de seguridad requeridas.

Para ello, tenemos que someter el vehículo a una inspección técnica donde se vea que el sistema de escape es homologado y está aprobado por el fabricante. Si queremos hacer algún cambio en el tubo, solamente podemos hacerlo en un taller que pueda homologar la pieza.

Seguir estos pasos nos permite evitarnos posibles sanciones y multas desorbitadas.

¿Qué se hace para homologar un escape?

Para asegurarnos de que el sistema de escape está oficialmente homologado es necesario que tengamos con nosotros el permiso de circulación en regla y la documentación de inspección técnica del vehículo, además del certificado de homologación que nos dará el taller mecánico.

Si todavía estamos por homologar el escape de nuestro vehículo, solo tenemos que acudir a un taller mecánico que esté especializado en el cambio de piezas homologadas. Un mecánico sabrá qué ajustes hay que hacer para regular el sistema de escape y presentará un certificado. Es importante que el taller especializado nos entregue el certificado de homologación del escape para cumplir con la normativa, ya que esta se ha vuelto bastante exigente a la hora de conducir un vehículo. Cualquier problema contra la normativa nos obligará a pagar multas.

Recuerda que la mejor forma de no exponerse a recibir una multa y de pasar las inspecciones técnicas correctamente es cumplir con todas las normativas. Desde el renting de coches para particulares nuestros vehículos son nuevos y no han sufrido alteraciones, por lo que no te enfrentarás a ningún tipo de consecuencia. Si quieres estrenar un coche nuevo o de segunda mano en perfecto estado, sin entrada y con todos los gastos incluidos, prueba con el renting. No dejes que te lo cuenten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h