Eva / 17 abril 2020

El dispositivo que inmovilizará tu coche en caso de exceder la tasa de alcoholemia

La conducción del futuro está tocando la puerta de la Unión Europea, y con ella se pretende disminuir el número de accidentes de tráfico. Al menos en España, la carretera cobró la vida de 1.098 personas solo en el 2019, siendo el segundo año con menos muertes por accidentes de tráfico.

La Comisión Europea de Seguridad ya está estableciendo un calendario en el que prevé establecer los cambios para los coches que empezarán a circular a partir del 2022. Entre los cambios más importantes hay que destacar dos de ellos:

  • Alcoholímetro incorporado para impedir la marcha del coche en caso de dar positivo.
  • Limitador de velocidad que se deberá conectar antes de arrancar el coche.
El dispositivo que inmovilizará tu coche en caso de exceder las tasas de alcoholemia

Si excedes la tasa de alcoholemia, tu coche no se moverá

Con más de 500 votos la Unión Europea pone en marcha algunas medidas de seguridad para los coches. Para el 2022, los vehículos homologados por la Unión Europea deberán tener un alcoholímetro incorporado, que impedirá la movilización del vehículo en caso de dar positivo y superar los límites legales.

El dispositivo tiene una función realmente básica, impide la movilización del coche bloqueando la alimentación del motor por medio del combustible. El coche se desbloquea únicamente cuando el conductor sople y la tasa de alcohol esté por debajo del límite legal establecido.

Además, es posible regular el software del dispositivo y ajustar los valores elegidos por el usuario, desde cero miligramos hasta el máximo permitido por la legislación. Es decir, el usuario puede modificar el límite en el que el alcoholímetro se activa, siempre y cuando el máximo establecido respete las leyes de tráfico.

Aunque en la teoría, la implementación del dispositivo para regular el nivel de alcohol del conductor es una medida inteligente y sana para disminuir las muertes por accidentes de tráfico, no se puede negar que la medida supone un gasto significativo.

El coste del dispositivo está alrededor de los 1.000 euros más la instalación, que debe realizarse por agentes especializados en la materia. Dependiendo del vehículo, el coste por instalación puede variar entre los 100 y los 150 euros.

El dispositivo no altera el orden del habitáculo, por lo general la montura se instalará en el salpicadero, específicamente en la guantera. Por lo tanto, el sistema está diseñado para montarse y desmontarse cuando se considere necesario.

Limitador de velocidad

De igual forma que el alcoholímetro, los coches que circularán a partir del 2022 deben tener un limitador de velocidad inteligente, un dispositivo que además deberá extenderse al conjunto del parque móvil de la UE en 2024.

Con el limitador de velocidad inteligente incorporado en el equipamiento del coche, se informará al conductor sobre la velocidad máxima a la que debería ir, a través de cámaras que detectan las señales, mapas y datos extraídos del GPS.

Cabe destacar que es un sistema que permite la activación y desactivación por parte del conductor, así como también, éste es libre de seguir las recomendaciones del sistema o no.

Otras novedades en los coches europeos para el 2022

De acuerdo a las estipulaciones de la Eurocámara, los vehículos deben integrar en su equipamiento otros sistemas inteligentes, como por ejemplo:

  1. Registrador de datos: funcionará como la caja negra de un avión, es decir, servirá como una especie de disco duro en el que se registre toda la información sobre el comportamiento de un coche durante un accidente de tráfico. Detalles como la velocidad, el frenado, la posición del coche y la activación de sus sistemas de seguridad, entre otros, se podrán conocer gracias a este sistema.
  2. Alerta de sueño: la advertencia de somnolencia es otra novedad en materia de seguridad, que ha aprobado la Comisión de Seguridad Europea para prevenir accidentes de tráfico. Este sistema monitoriza al conductor mediante cámaras para evaluar su estado de alerta y sí presta atención a la carretera.
  3. Sistema contra la distracción: de la misma forma que el anterior, este sistema pretende ayudar al conductor a centrar su atención en el volante y la carretera cada vez que se distraiga.
  4. Frenado de emergencia: un sistema que ya muchos coches tienen en la actualidad, pero que para el 2022 deberá ser parte del equipamiento obligatorio de un coche. Se trata de un novedoso sistema que frena el vehículo ante un riesgo inminente de colisión, ya sea contra un peatón, otro coche, o cualquier otro obstáculo que se oponga en la vía de forma abrupta.
  5. Aviso de marcha atrás: otro novedoso sistema incluido en coches actuales que avisa de cualquier obstáculo cuando el conductor inicia la marcha atrás. Pero de acuerdo a las estipulaciones de la Unión Europea, este sistema debería ser parte del equipamiento obligatorio de todos los coches a partir del 2022.

La llegada de las nuevas tecnologías es un alivio, tanto para los conductores porque disminuyen al máximo los errores humanos, como para las autoridades que trabajan fervientemente en generar estrategias para concienciar a los ciudadanos sobre la conducción respetuosa.

La implementación de estos sistemas se hará por fases, siendo algunas obligatorias a partir del 2022 y otras para el 2024, así como también habrá una tercera fase que se empezará a exigir en el 2025, afectando directamente a camiones y autobuses. Se espera que para finales de este año, sea aprobada dicha resolución.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top