Glosario de términos

Electroforesis

La electroforesis es el procedimiento mediante el cual se aplican las pinturas protectoras de fondo en los automóviles. Consiste en la electrodeposición de resinas disueltas en agua sobre las superficies de la carrocería. Este proceso está basado en el fenómeno denominado electrofísico-electrocinético que se descubrió en 1820. 

En el sector de la automoción, el sistema de protección de la carrocería mediante electroforesis presenta algunas ventajas si se compara con los sistemas tradicionales de pintura por pulverización.

  • El proceso más económico
  • Menor grado de toxicidad
  • Menos peligro de incendio debido al portador acuoso en que se halla la pintura.
  • La capa de pintura de fondo no depende de la dirección de la pulverización, la aptitud del operario o la accesibilidad de las superficies y no se producen diferencias de espesor de la película entre las partes altas y baja de las piezas, ya que la pintura no sufre deslizamientos y la que queda por impregnación se elimina mediante un lavado con agua antes del tratamiento térmico de endurecimiento. 
  • Este sistema no obliga a excederse en la cantidad de pintura para asegurar el espesor mínimo de protección en las partes difíciles. 

La carrocería, sumergida en un baño que contiene partículas de resinas y pigmentos en disolución acuosa dispersa o coloidal, se halla conectada al polo positivo de un generador de corriente continua, mientras que el recipiente del baño se halla conectado al polo negativo. Por efecto del paso de la corriente, las partículas de resina se cargan negativamente y se dirigen hacia el ánodo que en este caso es la carrocería. En ella se depositan y adhieren, perdiendo su carga eléctrica negativa. Después se coagulan estrechamente entre sí y se fijan firmemente a la pieza, formando un revestimiento compacto y adherente. 

Al mismo tiempo tiene lugar un proceso de electroósmosis, por medio del cual el agua, cargada positivamente, es proyectada hacia el exterior de la película depositada. Por este motivo, la película resulta compuesta por partículas sólidas con un contenido sólido superior al 95%. Este depósito está constituido por resinas de alta resistencia eléctrica, por lo cual el paso de corriente va quedando progresivamente obstaculizado a medida que el espesor aumenta. La electrodeposición se detiene automáticamente cuando la película ha alcanzado el grosor determinado, pero continúa en todos los puntos en los que el espesor es menor, hasta alcanzar un espesor uniforme en todos los puntos de la carrocería.Una vez terminada la electrodeposición, la carrocería se lava con agua desmineralizada, con el fin de eliminar la pintura que ha quedado adherida por la impregnación.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h