Glosario de términos

E. P. – Extrema Presión

Las siglas E.P. de Extrema Presión identifican a un tipo de aditivos especiales para aceites y grasas que se utilizan para la lubricación de engranajes muy cargados, y, por lo tanto, están sometidos en los puntos de contacto, a presiones muy elevadas. La misión de los aditivos de extrema presión es prevenir el contacto entre los metales en movimiento, evitando así el deterioro de las superficies de los dientes de los engranajes. Este tipo de lubricantes también son conocidos como antifricción. 

Aunque el mecanismo de funcionamiento de los aditivos de extrema presión no se conoce exactamente, se supone que lubrica cuando existen altas presiones y, por lo tanto, son capaces de reaccionar químicamente cuando las temperaturas son elevadas en el interior de las piezas. En el proceso, es posible que el aditivo reaccione con el metal y de lugar a compuestos como los sulfuros, los fosfatos y los cloruros de hierro. 

Estos crean una película protectora sobre la superficie metálica. Los aditivos de extrema presión actúan únicamente cuando se alcanzan condiciones límites, permaneciendo inertes en condiciones normales. 

Durante mucho tiempo, se han utilizado mezclas de naftenatos de plomo y de compuestos de azufre como aditivos de extrema presión. En la actualidad, en los lubricantes para cajas de cambio y diferenciales de automóviles, se utilizan aditivos a base de fósforo y de azufre que confieren al lubricante, además de las propiedades E.P., buenas características de resistencia a la oxidación. 

Características de los aditivos E.P.

Los aditivos E.P. o antifricción para los motores tienen como objetivo mejorar la lubricación del sistema, alargando su vida útil. El uso de aditivos en el aceite es una opción que cada conductor debe valorar según sus necesidades y las de su coche. 

El aceite ya cuenta con propiedades lubricantes, protectoras y limpiadoras, pero con los aditivos E.P. se busca mejorar y potenciar estas funciones, e incluso añadir alguna nueva como la suavidad en los procesos. Cabe mencionar que los aditivos se tienen que añadir al aceite que el coche utilice normalmente, independientemente si el aceite es sintético o mineral. 

En el mercado existen multitud de aditivos, pero se pueden diferenciar dos tipos según sus funciones:

  1. Aditivos que potencian las propiedades del aceite: su objetivo es que la lubricación sea posible y efectiva. Estos son:
  • Antioxidantes 
  • Inhibidores de la corrosión  y antiherrumbre
  • Antiespumantes
  • Diluyentes 
  1. Aditivos que añaden nuevas funcionalidades al aceite. 
  • Antidesgastes y aditivos de extrema presión que hacen posible que las partes móviles no se lleguen a soldar con el paso del tiempo. El uso de este aditivo evita esta situación al crear una capa sólida de lubricante en las zonas en contacto para evitar que se suelden con el contacto del metal contra metal.
  • Detergentes. 
  • Dispersantes 
  • Modificadores de fricción

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h