Cómo arrancar el motor del coche cuando hace frío

Cómo arrancar un coche cuando hace frío sin que el motor sufra

Llegaron las bajas temperaturas propias del fin del año, y con ello ciertos inconvenientes para los conductores. Y es que el frío que se hace presente en esta época del año, sobre todo en las primeras horas del día, puede causar daños en nuestro coche. Por eso, debemos extremar las medidas de precaución para evitar que los componentes del coche se vean perjudicados.

Ahora bien, el frío es un elemento natural contra el cual es imposible luchar. Por tanto, si eres un conductor precavido, tendrás que realizar algunas acciones a la hora de arrancar el coche cuando hace frío sin que el motor sufra. 

Si quieres hacer frente a la temporada de frío y cuidar la salud de tu vehículo, este artículo es para ti.

¿Qué debo hacer para arrancar mi coche cuando hace frío?

Es evidente que encender el motor del coche durante los días fríos puede ser un verdadero caos, sobre todo cuando las temperaturas están por debajo de los 0°C

Esta acción puede llegar a causar daños irreparables en la mecánica del vehículo si no tienes cuidado. Es por ello que hoy te traemos los consejos más importantes para que puedas hacer uso de tu coche durante el invierno sin causar daños irreparables al motor.

Mantén la calma

Sea cual sea la situación en la que te encuentres, es necesario mantener la calma para poder pensar con claridad y no cometer errores. De entrada, con el frío el coche puede tardar varios minutos antes de arrancar. Es por ello por lo que debes estar relajado y armarte de paciencia. 

Si se trata de un coche diésel, es importante que muevas el contacto de la batería antes de arrancar. Esto tiene el objetivo de calentar el aire que circula a la cámara de combustión, lo cual facilitará el arranque. 

Por el contrario, si es un vehículo a gasolina, revisa las bujías para tener la seguridad de que se encuentren en buen estado, y si no es así deberás reemplazarlas. 

Al poner el vehículo en marcha, es mejor dejarlo en ralentí durante un tiempo para que el aceite se desplace y llegue a todos los componentes. De esta manera se logra que el motor llegue a la temperatura que necesita para funcionar perfectamente. 

Si son días de temperaturas extremas es recomendable empezar a conducir en ralentí e ir poco a poco aumentando la velocidad para que el motor no sufra cambios bruscos de temperatura y pueda dañarse.

Las mejores ofertas de Renting autónomos

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Fiat 500 1.0 Hybrid Dolcevita
desde 348 € mes / IVA incl.
renting Fiat 500 Dolcevita 1.0 Hybrid
Más información
Citroën C3 Aircross BlueHDi Shine
desde 394 € mes / IVA incl.
Renting Citroën C3 AirCross Shine Gris Platino SUV Manual Renting Finders
Más información
Hyundai Tucson 1.6 TGDi 110kW 48v Maxx 5P
desde 463 € mes / IVA incl.
Hyundai Tucson Maxx color blanco
Más información

Evita girar la llave numerosas veces

Lo que siempre hacemos al tratar de encender el coche es girar y girar la llave para conseguir que el motor se encienda. Sin embargo, debes tener presente que en la época de invierno no es recomendable hacerlo bajo ningún concepto.

Lo mejor será esperar unos segundos y mantener la calma, ya que la batería durante esos primeros intentos ofrece más potencia. Por eso, cada vez que hagas contacto estos intentos deberán ser breves si no quieres que se produzcan daños a tu motor.

Es importante el uso de anticongelantes

Los anticongelantes son líquidos que se usan para evitar que el motor llegue a congelarse cuando las temperaturas se reducen de manera excesiva, por lo que se vuelven necesarios en ciertas zonas durante el invierno, sobre todo en aquellos coches que usan diésel como combustible.

Comprueba el aceite con frecuencia

El aceite del nuestro coche deberá ser el adecuado para estar acorde con las temperaturas de la estación, para que se produzca la lubricación de manera correcta. Es importante usar el tipo de aceite específico para el motor a fin de evitar pasar un mal rato. Por tanto, si desconoces cuál es el aceite que debes usar, acude a un especialista o revisa el manual de tu vehículo. 

Por lo general, se usa un aceite monogrado que es poco viscoso y que el frío no afecta su funcionamiento; o un aceite multigrado que permite variar su viscosidad de acuerdo a la temperatura que haya en el exterior. Este es un punto importante que no puede ser pasado por alto.

Calienta la batería

La batería y el motor son los elementos de nuestro coche que más sufren durante el invierno, por eso cuando hace frío es recomendable calentar la batería del vehículo antes de proceder a encender el coche.

Para lograrlo se recomienda utilizar bolsas o paños de agua caliente que permitirán que la batería llegue a la temperatura ideal y así pueda funcionar de manera correcta. También es necesario tener en cuenta el tiempo de uso de la batería para evitar que con la llegada del invierno esta se dañe y nos ponga en apuros. 

Visita tu taller de confianza

Antes de que llegue el invierno es recomendable acudir al mecánico para que haga una revisión exhaustiva de los componentes que pueden sufrir daños durante la estación.

Este tipo de mantenimiento ayuda a detectar posibles problemas mecánicos que se pueden presentar durante las bajas temperaturas antes de que se conviertan en un mal mayor.

Conduce despacio

Hasta que el motor del coche no esté completamente caliente, lo mejor es ir lentamente para evitar forzar el motor. De esta manera calentamos el aceite y el resto de piezas sensibles. 

Además, durante los meses más fríos del año, es importante mantener la prudencia, ya que los accidentes están a la orden día debido a la congelación de las vías.

Lo que NO debes hacer para arrancar el coche cuando hace frío

Lo principal para evitar dañar el vehículo es no forzar su arranque. En este caso, es mejor invertir unos minutos para calentar el motor, por lo que en invierno deberás planificar tu salida para preparar el coche, ya que de lo contrario podrás dañar componentes mecánicos importantes.

Arrancar el coche cuando hace frío sin verificar los niveles de fluidos, es otro de los errores que llevan directos a la muerte progresiva del motor.

Otro error que se comete es tratar de descongelar los cristales usando la calefacción directamente contra las lunas. Esto puede ocasionar que se rompan debido al estrés térmico que puede producirse por el encuentro de las dos temperaturas. Sin duda, la precaución deberá estar presente en estas fechas, por lo que es mejor planificar tu salida con anticipación si quieres alargar la vida de tu coche. Y es que los primeros kilómetros que debas recorrer deberán hacerse de manera muy cautelosa y con poca velocidad para evitar que el motor sufra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h