Roberto / 20 febrero 2020

Filtros de aire en el coche: cuídalos, para cuidar de tu salud

Cuando hablamos de filtros de aire en el coche podemos diferenciar dos tipos principales, el filtro de aire del motor y el filtro de aire del habitáculo.

El filtro de aire del motor del coche es una parte clave para el funcionamiento del motor. Se encarga, como su nombre indica, de filtrar el aire de toda clase de impurezas como gases, polvo, polen e incluso mosquitos, para evitar que lleguen al motor. Es fundamental mantenerlo en buen estado, no cambiar el filtro de aire conlleva consecuencias importantes.

Sin el filtro de aire el funcionamiento del motor no es correcto. El filtro de aire en el coche es el encargado de limpiar el aire antes de que se introduzca en el motor, es decir, retiene las impurezas, para evitar que se contamine la cámara de combustión, se degraden los cilindros del motor e influya en su funcionamiento y en el consumo de combustible. El estado del filtro de aire contribuye en la vida útil del motor.

El filtro de aire del habitáculo, también conocido como filtro de polen, tiene una función similar al filtro de aire del motor, se encarga de retener y reducir las partículas y las impurezas del aire que puedan acceder al interior del habitáculo del coche y, por tanto, proteger la salud de los ocupantes.

Este filtro está capacitado para retener impurezas mucho más finas que podrían entrar en el interior del coche. Evita que impurezas como el polen, sobre todo, durante la primavera, lleguen al habitáculo afectando a los pasajeros del coche.

Es necesario mantener el filtro de polen en buen estado y prestar especial atención en la épocas estivales. El mayor uso del aire acondicionado afecta al estado del filtro y puede afectar al funcionamiento del coche y a la salud de los ocupantes.

Filtros de aire en el coche

¿Cómo influye un filtro de aire en mal estado?

El mantenimiento del filtro de aire del motor es muy sencillo, consiste en reemplazarlo cuando está sucio. Sin embargo, un filtro de aire del motor en mal estado cuyo uso se prolonga deja de realizar su función correctamente e influye en el funcionamiento del motor. 

Un filtro de aire del motor en mal estado puede originar averías con un coste elevado cuando el cambio de un filtro es algo económico y sencillo. El filtro está compuesto por unas fibras que retienen la suciedad, cuando está oscuro es el momento de reemplazarlo por un filtro nuevo. 

Cuando el filtro está obstruido, el aire deja de entrar en los cilindros, por lo que se reduce la potencia del motor al no quemar de forma adecuada y, por tanto, aumenta el consumo de combustible porque la mezcla de aire y combustible no es correcta. Además, la emisión de gases contaminantes se incrementa, lo que puede afectar en la inspección de la ITV.

Un filtro de aire limpio contribuye en el buen funcionamiento y prolonga la vida del motor, para que esté libre de residuos, por tanto, es necesario cambiar el filtro de forma regular.

Un filtro de polen en mal estado, al contrario del filtro de aire del motor, no influye en el rendimiento y la potencia del motor, en cambio afecta a la calidad del aire que entra en el habitáculo del coche y por tanto, en la salud de los ocupantes del vehículo.

El filtro de aire del habitáculo retiene con eficacia las partículas procedentes del aire exterior para garantizar un aire limpio en el interior del coche. Si el filtro está obstruido influye en su capacidad filtrante y  los cristales se pueden empañar afectando a la visibilidad por lo que, es necesario reemplazar el filtro de forma regular.

¿Cada cuánto se debe cambiar el filtro de aire?

Cuanta más distancia se recorre, más probabilidades hay de que el filtro de aire se obstruya con partículas e impurezas, esto puede afectar al rendimiento del coche y a los integrantes del mismo.

Es cierto que muchas veces puedes encontrarte con solo pequeñas obstrucciones en el filtro de aire y que, si es de los lavables, con una buena limpieza sea suficiente. Pero en el peor de los casos es inevitable cambiarlo.

El filtro de aire del motor es conveniente comprobarlo en cada revisión y cambiarlo cada dos revisiones, tener en cuenta los kilómetros recorridos y seguir  las recomendaciones del fabricante. 

Es recomendable cambiar el filtro de aire del habitáculo cada 15.000 km o una vez al año para garantizar el buen funcionamiento del filtro. También se debe tener en cuenta el entorno en el que circulamos con el coche, en la ciudad los gases nocivos, los olores y la alta concentración de partículas afectan a la salud de los ocupantes del coche. En el medio rural el nivel de polen y otras sustancias del campo pueden influir en la calidad del aire.

También es recomendable el cambio del filtro de polen en primavera, sobre todo en el caso de personas alérgicas, para un filtro mucho más eficaz.

Ventajas de un filtro de aire en buen estado

Filtro de aire del motorFiltro de aire del habitáculo
Mejor aceleraciónBuena calidad del aire
Reducción de emisionesMayor protección de gases nocivos
Correcta distribución del aireMejor filtración
Menor riesgo de averíasMayor confort en el interior del coche

Otros filtros a revisar

Es recomendable verificar otros filtros como el filtro de combustible, cuya función principal es depurar el combustible que se dirige al motor. El cambio de filtro dependerá del tipo de combustible, para coches diésel, se deberá sustituir cada 30.000 km y, en el caso de un vehículo gasolina, lo más es aconsejable es reemplazarlo cada 40.000 km.

Otro filtro importante es el filtro de aceite, se encarga de depurar las impurezas y partículas que circulan por el motor. La labor del filtro de aceite es fundamental, limpia el motor y evita daños en su interior. Un filtro de aceite en mal estado influye en el correcto funcionamiento del motor y aumenta el consumo de combustible. El cambio del filtro es clave para que la vida útil de motor no se vea afectada.

El buen estado de los filtros del coche es primordial para un estado óptimo del vehículo y para la salud de los ocupantes. Asegúrate de revisarlos con regularidad  y cambiarlos según las indicaciones del fabricante o atendiendo a los kilómetros recorridos y la temporada del año.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top