Ruben / 31 enero 2020

El cuidado de los neumáticos, imprescindible para tu seguridad

Los neumáticos son el elemento del coche que se encuentra en contacto con la carretera, por lo que un mantenimiento regular de los neumáticos es fundamental para garantizar la seguridad del coche y sus pasajeros.

La seguridad es primordial, pero puedes conseguir un mayor rendimiento del combustible y una vida útil de los neumáticos más satisfactoria, al realizar una inspección periódica y un mantenimiento adecuado de tus neumáticos como comprobar la presión y que sea acorde a las especificaciones del neumático, el desgaste de los neumáticos o daños posibles.

El neumático es la parte más orgánica del vehículo al estar compuesto por caucho y por tanto, es más susceptible al deterioro por el uso. Un análisis mensual de los neumáticos de tu vehículo es clave para garantizar la seguridad en la conducción, además de revisarlos antes de iniciar un viaje.

Te facilitamos una serie de consejos de mantenimiento y seguridad a tener en cuenta para cuidar de forma correcta de los neumáticos de tu coche.

El cuidado de los neumáticos, imprescindible para tu seguridad

Presión de inflado en los neumáticos

Aunque parezca simple, un neumático inflado de forma correcta es fundamental para tu seguridad al volante. Con la presión adecuada se logra un desempeño óptimo del neumático, mayor seguridad y se ahorra combustible.

Un neumático con una presión inferior a la recomendada reduce la estabilidad del vehículo y aumenta el consumo de combustible. En cambio, una presión más alta de la adecuada causa un mayor desgaste del neumático por el centro, en la banda de rodadura, provoca pérdida de adherencia,  mayores vibraciones y una conducción más incómoda.

Controla la presión de los neumáticos, por lo menos una vez al mes, y mantén el nivel recomendado por el fabricante del coche, lo podrás encontrar en el manual del coche.

Revisión de los neumáticos

Es conveniente inspeccionar regularmente los neumáticos para encontrar daños y evitar problemas. Comprueba la banda de rodadura, si el desgaste es desigual indica que el nivel de presión es inferior al nivel recomendado, que la alienación es incorrecta o que hay problemas con la suspensión.

Un desgaste excesivo de los neumáticos provoca una pérdida de adherencia sobre todo en el asfalto mojado. La mayoría de los neumáticos actuales tienen indicadores de desgaste de la banda de rodamiento, la normativa indica que la profundidad de la banda no puede ser inferior a 1,6 mm. Muchos de los accidentes en climas húmedos son consecuencia de llevar ruedas lisas. Comprueba la banda de rodadura, tanto por el exterior como por el interior, el desgaste puede se irregular.

Es probable que el neumático se cristalice cuando el coche está a la intemperie, esto se debe a temperaturas altas, la radiación solar y la edad del neumático. Se debe evitar el uso de neumáticos con más de 10 años. Los neumáticos nuevos tienen una vida útil de unos 4/5 años aproximadamente según expertos, pero dependerá de su uso y diversas circunstancias. Cuando están en reposo y sin ser usados con mucha frecuencia la vida útil puede ser mayor.

A la hora de inspeccionar los neumáticos, además de revisar el desgaste, es conveniente comprobar daños como grietas, cortes, pinchazos… Ante daños acude a un especialista para que revise su estado, lo más probable es que haya que sustituir los neumáticos.

Neumático de repuesto

Por seguridad y una mayor tranquilidad es importante contar con un neumático de repuesto, sobre todo en trayectos largos. Es cierto, que la mayoría de los vehículos nuevos están siendo diseñados para no llevar la rueda de repuesto, pero es una garantía para un viaje tranquilo.

En cuestiones de ahorro de espacio y de peso adicional, la rueda de repuesto puede ser molesta, sin embargo, el Reglamento General de Vehículos te obliga a tener un neumático de repuesto. Sin embargo, ante un pinchazo también puedes valorar una rueda de uso temporal o un kit reparapinchazos.

Cambio de neumáticos

A la hora de cambiar los neumáticos, se recomienda cambiar los cuatro a la vez para un rendimiento óptimo del coche, o cambiar al menos los neumáticos del eje trasero. Antes de cambiar los neumáticos es necesario tener en cuenta las recomendaciones del fabricante, las dimensiones adecuadas para el vehículo y los neumáticos más adecuados para tu coche.

Para una mayor vida útil de tus neumáticos y por la seguridad del vehículo y de sus ocupantes, sigue estos consejos de mantenimiento.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top