Laura / 30 abril 2021

Visita en coche por Extremadura, una tierra por explorar

La Comunidad Autónoma de Extremadura ofrece incontables destinos para los amantes de las carreteras: parques y reservas naturales, castillos, pueblos llenos de historia y leyenda, hermosas ciudades, ríos, embalses y, por supuesto, la singular gastronomía extremeña de degustación obligatoria.

Extremadura está compuesta por las provincias de Cáceres y Badajoz;  justamente son las capitales de cada una de estas extensas provincias los puntos de partida y de llegada de esta ruta en coche que te invitamos a realizar con nosotros.

Primer tramo: de Cáceres a Trujillo

Cáceres es una de las ciudades más hermosas de España, y bien merece que te tomes el tiempo para recorrerla. Ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y realmente le sobran motivos para ello.

Podrás conducir por las calles de la Cáceres moderna y ajetreada, pero para recorrer la parte histórica deberás dejar tu coche en un aparcamiento y caminar entre angostas calles donde romanos, árabes, judíos y cristianos dejaron sus huellas e impregnaron cada rincón con su cultura y arquitectura.

Para entrar al casco histórico de Cáceres deberás pasar por el Arco de la Estrella, una puerta incrustada en la muralla medieval. Camina hasta la Plaza Mayor, uno de los lugares icónicos de la ciudad.

En la Plaza se encuentra la famosa torre de Bujaco, una fortificación construida en el siglo XII por los almohades. Muy cerca verás importantes edificaciones, como el Ayuntamiento, que data del siglo XIX, y la ermita de la Paz. Visita también la Concatedral de Santa María, cuyo estilo refleja la transición del románico al gótico. Desde su campanario tendrás una vista privilegiada de la ciudad.

En la gastronomía de Cáceres destaca su jamón ibérico, las migas extremeñas, el zorongollo (una ensalada de pimientos rojos) y el estofado de judías carillas.

Al salir de Cáceres toma la A-58, y en una media hora habrás recorrido los 45 km que la separan de tu próximo destino, Trujillo.

Segundo tramo: de Trujillo a Mérida

Trujillo es una ciudad que se caracteriza por haber sido escenario de importantes producciones como El Tulipán Negro, Julieta, La Peste y Juego de Tronos. Entre los sitios que no te puedes perder de Trujillo destacan la plaza Mayor, donde se encuentra la famosa estatua ecuestre de Francisco Pizarro.

Debes visitar también la muralla y el castillo. La muralla se levanta sobre el cerro llamado Cabeza de Zorro. Esta enorme fortaleza del Califato te ofrecerá unas vistas impresionantes tanto de la ciudad como de los campos de cultivo que la rodean.

Otros lugares de interés son las iglesias parroquiales: la de Santa María La Mayor, la de San Martín y la de San Francisco. Por supuesto, no puedes perderte sus impresionantes palacios, entre los que destaca el palacio de los Marqueses de la Conquista, ubicado en la Plaza Mayor. En su balcón de esquina verás el escudo de los Pizarro.

Visita también el Palacio de Luis Chaves el Viejo, que se encuentra cerca de la iglesia de Santiago; el de Juan Pizarro de Orellana, el famoso colonizador del Perú; el Palacio de San Carlos y el de los Marqueses de Santa Marta de Alonso Ruiz de Avilés.

Para ir de Trujillo a Mérida debes tomar la A-5 y recorrer los casi 89 km que separan ambas ciudades. Al llegar a Mérida puedes aparcar el coche en los alrededores del Museo Nacional de Arte Romano, y desde allí realizar un interesante paseo caminando.

En el museo verás la arquitectura de la época, así como muestras de arte romano y visigodo. Muy cerca verás el impresionante Anfiteatro, declarado patrimonio de la Unesco, y el Teatro Romano, de 2000 años de antigüedad.

Otras construcciones del antiguo imperio romano que debes ver son el Templo de Diana, el circo romano, el Embalse de Proserpina, el acueducto y la casa de Mitreo.

También el pasado árabe ha dejado su huella: visita la Alcazaba de Mérida y la zona arqueológica morerías. Por supuesto, debes ir a los restaurantes o bares de la zona y probar las estupendas tapas de jamón o las tortas del casar, un queso con denominación de origen.

Si vas con niños o si disfrutas de los parques naturales, conduce poco más de media hora (20,7 km) por Calle San Roque hasta el Parque Nacional Cornalvo. Verás bosques de encinas y alcornoques y la presa que era utilizada por los romanos para abastecer de agua a parte de la ciudad.

Ubicada al suroeste de la Península, Badajoz es la provincia más extensa de España, así que es muy fácil llegar a ella en coche casi desde cualquier punto de nuestra geografía. Y aunque Mérida es la capital de la ciudad autónoma, es justamente Badajoz, ciudad de la que la provincia que toma su nombre, el centro más poblado. Y es también el punto de llegada en esta ruta.

Tercer y último tramo: de Mérida a Badajoz

Al salir de Mérida toma la A2 y conduce durante poco más de 40 minutos los 61 kilómetros que te llevarán hasta Badajoz.

Te recomendamos pasar allí la noche, de manera que puedas disfrutar de las bondades de un típico desayuno extremeño en el casco histórico de la ciudad. Deja tu coche en un aparcamiento y camina hasta la Plaza Alta. Prueba las migas, el caldillo, la cachuela o el pringue. O decídete por la zurrapa, un lomo ibérico preparado con pimentón y especies.

Te recomendamos tomar al menos un día para conocer Badajoz. En la Plaza Alta destaca la Torre de Espantaperros y La Galera, que a lo largo de su historia fue hospicio, cárcel y escuela.

Camina por las estrechas callejuelas y cruza la Puerta del Capitel hasta la Alcazaba, que data del siglo XII. Entre los edificios más icónicos de la ciudad están la Puerta de Palmas, una edificación del siglo XVI, y las Casas Mudéjares, construidas en el siglo XV.

Mucho más hay que ver en Badajoz y sus alrededores: el Puente Real sobre el río Guadiana, el Palacio de Congresos y el Palacio Municipal, la Puerta del Pilar, la Catedral de San Juan y los numerosos museos de la ciudad.

Sin duda, conocer Extremadura en coche es una experiencia que combina paisajes extraordinarios, ciudades cargadas de historia y las bondades de una gastronomía sin par.

Si te propones visitar esta maravillosa tierra por explorar y te encanta conducir pero no dispones de coche propio, en Renting Finders encontrarás las mejores ofertas para particulares en renting de coches. Podrás disponer del coche que siempre habías querido conducir durante entre 3 a 5 años al mejor precio. ¿Vas a dejar que te lo cuenten?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h