Laura / 25 julio 2021

AVAS: los coches eléctricos e híbridos deberán «hacer ruido» desde el 1 de julio en Europa

Desde su aparición, no han faltado los que han señalado el peligro que supone para los peatones y ciclistas que los coches eléctricos no emitan sonido alguno, y no les falta razón. Pues bien, esta discusión ya es cosa del pasado: la Unión Europea ha fijado una normativa según la cual a partir del pasado 1 de julio los coches eléctricos e híbridos deberán “hacer ruido”.

En esta entrega te contamos en qué consiste esta reglamentación y cómo será implementada en Europa.

¿Qué es el avisador acústico o sistema Avas?

El AVAS, por sus siglas en inglés Acoustic Vehicle Alerting System, es un avisador acústico que deberán tener obligatoriamente los coches eléctricos e híbridos que circulen por calles y carreteras europeas a partir del 1 de julio.

Esta medida ha sido tomada con la finalidad de evitar accidentes producidos por la baja rumorosidad de los motores eléctricos. Estos coches, cuando circulan a bajas velocidades, son prácticamente inaudibles; al no poder detectar su presencia, peatones y ciclistas corren el riesgo de ser atropellados. 

Hace ya un par de años, desde el 2019, que los coches eléctricos de varias marcas equipan el sistema AVAS; esta iniciativa de las empresas automovilísticas buscaba, justamente, que los vehículos fueran reconocidos a su paso. 

En este sentido, podemos mencionar el Jaguar I-Pace, el Mercedes EQC, y el Kia eNiro; no obstante, se ha cuestionado los sonidos emitidos por estos coches por considerarlos poco creíbles: se trata de un silbido que para nada se asocia al sonido de un coche.

De acuerdo a las disposiciones de la UE, el AVAS debe ser integrado a coches eléctricos e híbridos; además, deberá ser un sonido fácilmente detectable, identificable, y que permita determinar si el coche se está acercando o se aleja. 

Si bien todo esto intenta proteger a todos los peatones y ciclistas, está pensado particularmente para resguardar la seguridad de las personas con discapacidad visual.

Así se implementará el AVAS en Europa

La implementación de este aviso sonoro ha sido estudiada por organismos especializados. Por ejemplo, un informe del National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) señala que, en comparación con un vehículo de combustión, los coches eléctricos e híbridos tienen un 19% más de probabilidades de provocar arrollamientos a peatones o ciclistas cuando circulan a baja velocidad.

Otros estudios de este organismo han demostrado que cuando un coche transita a una velocidad de 30 km/h y se cruza un peatón a una distancia de 8 metros, este cuenta únicamente con 1,5 segundos para evitar ser atropellado.

Por otra parte, un análisis de la DGT establece que la probabilidad de atropello se incrementa en un 40 % en el caso de los coches impulsados por electricidad.

Ante estas cifras, la implementación del aviso sonoro o AVAS es una clara apuesta por la seguridad de peatones y ciclistas, Veamos a continuación cómo se realizará su puesta en marcha en Europa.

  1. Todos los vehículos híbridos o eléctricos de nueva homologación debían tener esta tecnología desde julio de 2019. Además, los coches con mecánica eléctrica que se fabriquen a  partir del 1 de julio deben cumplir con esta normativa dictada desde Bruselas. 
  2. El AVAS debe instalarse en los coches cero emisiones, es decir, en los eléctricos, eléctricos de rango extendido y de pila de combustible de hidrógeno. También se establece su instalación en híbridos convencionales e híbridos enchufables.
  3. El sonido debe ser continuo y similar al de un vehículo de motor a combustión. En otras palabras, debe imitar el sonido de los coches de gasolina o diésel, incluyendo los cambios de intensidad al aumentar o disminuir la velocidad.
  4. El aviso sonoro debe activarse de forma automática desde el momento mismo en que el coche arranca y hasta que alcance los 20 km/h, debido a que se estima que a una velocidad superior peatones y ciclistas podrán percibir el ruido de rodadura de los neumáticos sobre la superficie.
  5. El sonido también debe emitirse cuando el vehículo retroceda. Sin embargo, si el coche ya tiene un aviso sonoro para la marcha atrás, no será necesario que se active el AVAS.
  6. Se estableció que el sonido emitido debe estar entre los 56 y los 75 decibelios.
  7. Debe haber diferencias entre el sonido emitido por coches eléctricos e híbridos. En estos últimos, que combinan un motor de combustible con uno eléctrico, solo se deberá activar el AVAS cuando esté funcionando el propulsor eléctrico. 
  8. Los fabricantes habían considerado la posibilidad de que el conductor pudiese desconectar el avisador acústico. No obstante, la UE ha prohibido que los conductores puedan apagar temporalmente el aviso: no habrá posibilidad de desconectar los sistemas AVAS.
  9. Las empresas automovilísticas podrán ofrecer diferentes sonidos para que los clientes puedan escoger entre varias opciones.

La contaminación sónica y el AVAS

En la actualidad se combinan los esfuerzos para tener ciudades menos ruidosas, más conectadas y definitivamente más amables con el medio ambiente. Por ejemplo, en Francia ya se han empezado a instalar radares de ruido, lo que permitirá identificar y sancionar a los vehículos más ruidosos.

Una de las ventajas tanto de los coches eléctricos como de los híbridos es que permiten reducir la contaminación sónica. En este sentido, ha quedado establecido que el sonido emitido por estos vehículos conforme a la nueva normativa no debe ser estridente ni molesto; más bien se ha dispuesto que sea nítido y poco ruidoso.

Así como se ha establecido el peligro potencial que representan los coches eléctricos para los usuarios más vulnerables, específicamente personas con discapacidad visual o ciclistas, no se ha perdido de vista el riesgo de contaminación acústica que pudieran representar al instalarse los avisadores sonoros.

En la Unión Europea se ha fijado para los AVAS un rango de entre 56 y 75 decibelios, valores que están por debajo del límite establecido por la OMS para la rumorosidad del tráfico; los 75 decibelios son el nivel máximo fijado para los coches equipados con motores de combustión.

Este límite es habitual en las llamadas calles 20, espacios donde la acera y la calzada están a igual altura y en los cuales podría aumentar el riesgo de arrollamiento si no se escucha un coche que se acerca. 

La normativa para el AVAS ha dispuesto que los fabricantes están en libertad de ofrecer a sus clientes distintas opciones de sonido. No obstante, muchas voces se han levantado para señalar que el avisador incrementará la contaminación acústica de las urbes.

En conclusión 

Desde julio de 2021 los híbridos, híbridos enchufables y eléctricos deberán estar equipados con el avisador acústico para peatones. Este avisador o sistema AVAS emite un sonido especial que avisa la proximidad del coche. Con esta normativa se pretende evitar posibles arrollamientos. El sonido, similar al de un motor de combustión interna, se mantendrá desde el momento del arranque hasta que el vehículo alcance una velocidad de 20 km/h.

La demanda de vehículos eléctricos es cada vez mayor, y elegirlos es una decisión inteligente y de futuro. ¿Quieres ponerte al volante de tu propio coche eléctrico de renting al mejor precio? Encuentra el tuyo entre nuestras ofertas y disfruta de las mejores condiciones del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h