Roberto / 10 agosto 2020

Todo lo que debes saber sobre el mantenimiento de un coche eléctrico

Cuando vas a comprar un coche, lo más habitual es fijarse en las características del mismo, así como en su precio y, por supuesto, su mantenimiento. En el caso de los coches eléctricos pasa exactamente lo mismo. Si deseas que tu coche dure el mayor tiempo posible y evitar averías mayores, es importante controlar las revisiones del vehículo.

Los coches eléctricos están propulsados por energía eléctrica. Esta última se obtiene de unas pilas o baterías donde se almacena dicha energía mediante una carga óptima. El coche eléctrico entra en una nueva era, aunque si hacemos un breve repaso por la historia del automóvil veremos que no es tan “nuevo”. En el año 1880 vieron la luz las primeras baterías que podían recargarse y, por consiguiente, los primeros coches eléctricos. 

En la actualidad existe una amplia gama de modelos, tamaños, potencias y autonomías, en función del uso que le vayamos a dar, particular o laboral. Puedes encontrar un amplio abanico de opciones de coches eléctricos, solo tienes que tener claro qué es lo que necesitas.

Cómo realizar el mantenimiento de un coche eléctrico

Mantenimiento más sencillo y más barato

A día de hoy los coches eléctricos son bastante más caros que los de combustión, sin embargo, su funcionamiento es mucho más sencillo que los que cuentan con motor de gasolina o diésel. Como consecuencia, tienen menos piezas y el mantenimiento es más sencillo y también distinto. 

El motor de gasolina o diésel es mucho más complejo, ya que tiene mecanismos y piezas con mucho rozamiento. Esto sometido a mayores temperaturas y desgaste. Además, los mecanismos requieren piezas específicas, donde entra en juego la complejidad del encendido, el engrase o la refrigeración. Al contrario de lo que sucede con el coche eléctrico, este necesita menos revisiones al ser mucho más básico sin necesidad de otros sistemas para su funcionamiento.

Esto no quiere decir que no vaya a necesitar cuidados, como cualquier vehículo necesita de un mantenimiento. Lo malo es que al no estar muy extendidos, son pocos los talleres que disponen de la maquinara necesaria para llevar a cabo las revisiones.

Una de las principales diferencias entre los coches de combustión y los coches eléctricos es que en estos últimos ya no hay necesidad de sustituir o revisar ciertos componentes, como las bujías, el filtro del aire, el filtro de combustible, los precalentadores, el embrague, la correa de distribución, el tubo de escape, el aceite de motor o su filtro.

Esto representa un gran ahorro, ya que la revisión y sustitución de estas piezas suele tener un precio elevado. Este ahorro puede suponer entre un 20% y un 30% en comparación de un coche de combustión.

¿Qué componentes hay que sustituir en un coche eléctrico?

Los elementos que hay que revisar es un coche eléctrico son el habitáculo, el filtro del habitáculo, los aislamientos, la dirección, las escobillas del limpiaparabrisas, los neumáticos, el líquido de frenos, las pastillas y los discos de freno, la batería y el líquido refrigerante.

En función de la marca podrá ser más o menos caro que un coche de combustión. Quizá te hayas parado a pensar que estos elementos son similares al de un coche con motor de gasolina o diésel, sin embargo, tienen algunas diferencias.

  • Frenos: estos se desgastan algo menos que la mitad en comparación con los frenos de un coche tradicional, debido al sistema de frenada regenerativa. Esto se debe a que el propio motor se encarga de detener el coche para generar electricidad y recargar así la batería, lo que provoca que el cambio de pastillas y discos de freno se haga cada más tiempo. Sin embargo, el líquido de frenos tendrá que cambiarse cada dos años, al igual que los coches de gasolina o diésel.
  • Líquido refrigerante: debe ser sustituido, ya que algunas piezas necesitan mantener la temperatura.
  • Neumáticos: estos tienen mayor desgaste, lo que implica que deben ser sustituidos con mayor frecuencia.
  • Aislamientos: es conveniente revisar los aislamientos de la batería, el motor y los cables. 
  • Líquido de limpiaparabrisas: al igual que en un coche convencional, hay que comprobar que el vehículo no se haya quedado sin líquido.
  • Batería: normalmente las baterías suelen tener un vida útil entre los 160.000 y los 200.000 kilómetros, es decir, entre cinco y ocho años. Aunque cambiar la batería es bastante costoso desde el punto de vista económico, algunos fabricantes ofrecen una garantía ilimitada, por lo que la sustitución puede salirte gratis. Además, cabe señalar que hoy en día existen casos en los que no es necesario sustituir la batería por una nueva, lo que se hace es cambiar las celdas que se hayan estropeado. Hay que tener en cuenta que el coste de cambiar una batería suele ser de 6.000 euros, en híbridos tiene un coste de 2.000 euros y en coches eléctricos de 3.000 euros.

Cómo mantener un coche eléctrico

En definitiva, el mantenimiento del coche eléctrico se centra en la revisión del estado de sus componentes y el buen aislamiento de estos. Asimismo, se debe comprobar que los contactos y bornes se encuentren en perfecto estado, así como las pilas o baterías. Hay que tener en cuenta que al trabajar a tensiones muy altas (unos 400 V) hay que vigilar que todos los cables estén bien aislados.

Las revisiones de los coches eléctricos son parecidas a las de los coches de combustión si exceptuamos el cambio del aceite, el filtro del aceite, el del aire y el del combustible. Es importante comprobar muy exhaustivamente el estado de las baterías, ya que el coche eléctrico depende de ellas para su funcionamiento.

El estado de la batería habitual es de 12 V, la misma que la de los coches de combustión interna. El líquido para refrigerar dichas baterías se debe cambiar periódicamente para que la temperatura sea la correcta.

Es recomendable realizar las revisiones y mantenimiento en las instalaciones de la propia marca, ya que son talleres especializados donde comprueban punto por punto todos los sistemas con la maquinaria o plataforma específica para cada modelo. 

¿Te estás planteando hacerte con un coche eléctrico? En Renting Finders te lo ponemos muy fácil. Echa un vistazo a nuestra amplia oferta de vehículos eléctricos y un asesor gratuito te ayudará a elegir aquel que más se adapte a tus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas