Eva / 27 enero 2020

Barcelona se suma a las restricciones de tráfico a vehículos contaminantes

Aunque se venían anunciando los cambios para la adopción, desde hace un tiempo, a las restricciones de tráfico a vehículos contaminantes en Barcelona para convertirla en Zona de Emisiones Bajas (ZBE), no fue sino hasta el 2 de enero de 2020 cuando se logró unificar criterios para ajustarse al reglamento europeo sobre la calidad del aire.

A pesar de incumplir con la directiva europea de calidad de aire que entró en vigor en el 2010, Barcelona ha venido haciendo cambios paulatinos para preparar la ciudad y convertirla en una Zona de Bajas Emisiones.

Los primeros avances significativos se dieron en marzo de 2017, cuando el Ayuntamiento y la alcaldesa, durante el desarrollo de la cumbre para la mejora del aire en la conurbación de Barcelona, unieron criterios finalmente para aplicar una medida en la que se prohibiría el tráfico a vehículos contaminantes, desde el mismo momento en el que se declarara un episodio de elevada polución atmosférica.

Durante el 2019, la alcaldesa Ada Colau, junto con el apoyo de la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento, idearon, desarrollaron y ejecutaron un plan para abarcar un área de más de 95 kilómetros cuadrados libre de contaminación, comprendidas por Barcelona y otras 4 municipios más, con la finalidad de convertirlas en Zona de Bajas Emisiones, para luchar contra la contaminación del aire provocada por los vehículos de motor.

Barcelona se suma a las restricciones de tráfico a vehículos contaminantes

Las acciones concretas bajo la ordenanza obedecen al deterioro de la salud, que según los datos compartidos por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, toman la vida de al menos 10.000 personas al año, de las cuales 6.000 mueren por óxidos de nitrógeno. Y en Barcelona, al menos 351 personas murieron a causa de la contaminación en el aire.

Aunque el Ayuntamiento reconoce que los esfuerzos por mantener a Barcelona en ZBE, mediante las restricciones de tráfico a vehículos sin etiqueta de la DGT a partir del año 2020 no es suficiente, considera que es un primer gran esfuerzo, mientras se aplican otras medidas para extender las acciones, como por ejemplo, adoptar peajes urbanos, ampliar los carriles de bicicletas, etc.

¿Qué es lo que debes saber sobre las restricciones de tráfico a vehículos contaminantes para circular por Barcelona?

No es una medida eventual

En primer lugar, que ya no se trata de una ordenanza que obedece a acciones promovidas por episodios, sino una medida que entró en vigor para aplicarse permanentemente durante los días laborables (de lunes a viernes desde 7:00 a 20:00) a partir del 2 de enero de 2020.

Barcelona será una Zona de Bajas Emisiones

Como mencionamos anteriormente, la ordenanza procura tener un alcance, de más 95 kilómetros cuadrados, 20 veces más grande que la de Madrid. Tanto, las ciudades de Barcelona, como los Ayuntamientos de los alrededores como por ejemplo, Hospitalet de Llobregat, Sant Adrià del Besòs, partes del Cornellà y Esplugues de Llobregat, excepto el Polígono Industrial de la Zona Franca y algunos barrios de montaña, estarán incluidos dentro de la medida.

Los coches que se verán afectados

De igual forma que la medida de 1 de diciembre de 2017, las restricciones de tráfico a vehículos contaminantes se aplicará, en una primera fase a los de gasolina matriculados antes del 2000, los diésel matriculados antes de 2006, furgonetas matriculadas antes del 1994, motocicletas y ciclomotores matriculadas antes de 2003. Por lo tanto, circular a partir del 2 de enero de 2020 con uno de estos coches, conlleva a un primer llamado por parte de las autoridades.

Se exonera de esta normativa a vehículos contaminantes como los vehículos de servicios esenciales, servicios médicos y funerarios, vehículos de emergencia como bomberos o policía, vehículos de personas con movilidad reducida, o vehículos para el transporte de personas con enfermedades que les impide el uso del transporte público.

El proceso para garantizar que se cumpla la ordenanza

El proceso será controlado por los lectores de matrícula en los accesos, en compañía de 120 cámaras por toda la ciudad de Barcelona. Por ahora solo se hará un primer aviso a los infractores, pero después del 1 de abril del presente año, las multas pueden ir desde 100 euros para vehículos que circulan sin etiqueta hasta 500 euros para vehículos pesados.

Afectados por las restricciones de tráfico a vehículos contaminantes

Los vehículos sin distintivo ambiental de la DGT no podrán circular por las Zonas de Bajas Emisiones. Estos coches afectados por la ordenanza, podrán circular 10 veces al año durante el horario restringido, previa autorización. Si tu coche tiene matricula extranjera debes registrarte, si cumples las normativa obtendrás la etiqueta de la DGT, si no, deberás solicitar una autorización, también para 10 días al año.

¿Si das de baja el vehículo afectado por las restricciones?

A cambio de desguazar o dar de baja un coche muy contaminante, la administración otorga la T-Verda, una tarjeta que permite transportarse por todas las zonas ilimitadamente durante 3 años.

La ordenanza que entró en vigor el pasado 2 de enero, busca sacar de circulación a un total de 50.000 vehículos que no tienen el distintivo ambiental de la DGT, lo que significa el 7% del parque móvil actual, mientras que esperan que la contaminación de la ciudad se reduzca un 15%.

Sin duda, el año ha comenzado con cambios significativos que se suman a las soluciones de contaminación ambiental, pero que afectan la cotidianidad y planes a futuro, como por ejemplo, la posibilidad de comprar un coche que quizás incumpla con las restricciones de tráfico a vehículos contaminantes.

Ante tal situación, cabe considerar acceder a un coche mediante renting, porque es una de las vías que garantizara obtener un vehículo que cumpla con las estipulaciones expuestas por la actual ordenanza en la ciudad de Barcelona.

Además de adquirir tácitamente los incontables beneficios de firmar un contrato de renting como por ejemplo, olvidarse de los impuestos de circulación y matriculación, o tramitar la documentación con el seguro. También, te olvidas de las averías, revisiones y los neumáticos, servicios incluidos en la cuota mensual de renting.

Eso sin contar que se puede cambiar de coche cada cierto tiempo, dependerá de la empresa de renting, pero puede ser en 1,2, 3 o 4 años. Lo que significa que siempre se puede contar con un coche con un equipamiento tecnológico moderno y actual.

Si se trata de reducir las emisiones, tienes que dar de baja tu vehículo por ser contaminante o no tienes el distinto medioambiental de la DGT, lo mejor es considerar un contrato de renting con el proveedor de confianza.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top