Eva / 4 mayo 2020

Situaciones en las que es legal no llevar el cinturón de seguridad

Si existe una ley de tráfico indiscutible es la del uso obligatorio del cinturón de seguridad. ¿Has pensado alguna vez que no llevar el cinturón puede ser legal? Pues en España existen 7 excepciones de acuerdo con el Reglamento General de Circulación, sin embargo, la recomendación sigue siendo llevarlo siempre que se viaja en coche.

Digamos que España se encuentra en un término medio en cuanto a estas excepciones, en comparación con el resto de países de la Unión Europea. En Polonia existen exactamente 13 excepciones en las que es legal no llevar el cinturón de seguridad, por el contrario, en los Países Bajos solo hay 2. Veamos a continuación cuáles son las 7 excepciones españolas.

Cuándo es legal no llevar el cinturón de seguridad

¿Cuándo no es obligatorio usar el cinturón en España?

El Reglamento General de Circulación estipula que hay ciertas situaciones que justifican la ausencia del cinturón de seguridad en la ciudad:

  1. Si necesitas realizar una maniobra en la vía que implique dar marcha atrás o estacionar el coche, puedes quitártelo. Sin embargo, los propios asistentes a la conducción, como cámaras y sensores, han puesto en duda la necesidad de esta excepción, pero por el momento sigue en vigencia.
  2. Quienes tengan un certificado oficial por discapacidad o razón médica grave. El certificado expedido por alguna autoridad competente de un Estado de la Unión Europea es válido en España. Debe tener su traducción oficial, por supuesto.
  3. Los conductores de taxi que están de servicio en vías urbanas están exentos de usar el cinturón. Además, las personas con estatura menor a 1.35 metros podrán ser transportados sin sistema de retención homologado y deberán ocupar el asiento trasero. Tal excepción no es válida cuando el taxi circula por autopistas, autovías o carreteras convencionales.
  4. Otra de las excepciones más sujetas a revisión es la de los transportistas de mercancías. Cuando éstos realizan diversas labores de carga y descarga en recorridos muy próximos pueden prescindir del uso del cinturón de seguridad.
  5. Los conductores y los pasajeros de los vehículos en servicio de atención de emergencias.
  6. Pueden dejar de usar el cinturón de seguridad quienes acompañen a un alumno durante el aprendizaje de la conducción. Igualmente, pueden dejar de usarlo durante las pruebas de aptitud y mientras estén a cargo de los mandos del automóvil. Es una excepción para los profesores de autoescuela y los examinadores en servicio.
  7. La última excepción en España es para los pasajeros que viajen de pie en un autobús debidamente autorizado. También está contemplado para aquel vehículo que no esté dotado con este sistema de seguridad.

Todas las excepciones mencionadas anteriormente son válidas únicamente cuando se circula en la ciudad. En el caso de circular por autopistas, autovías o carreteras convencionales, el uso del cinturón de seguridad es obligatorio. Las sanciones están claramente estipuladas en los reglamentos.

El uso obligatorio del cinturón de seguridad para todas las plazas está en vigor desde 1992, y la regulación está vigente en España desde el año 2003. Si tienes alguna duda sobre las excepciones, puedes consultar el artículo 119 del Reglamento General de Circulación. La excepción de uso para las mujeres embarazadas se eliminó en 2006. 

Importancia y efectividad del cinturón de seguridad

El cinturón de seguridad es el emento de protección más importante de un vehículo, sin embargo, muchos conductores y ocupantes se resisten a su uso. Casi uno de cada cuatro personas al volante no lleva el cinturón de seguridad en autopistas.

La normativa estipula que un cinturón debe soportar sin romperse una fuerza máxima de 1.200 kg, pero los cinturones instalados por los fabricantes aguantan una carga de hasta 3.000 kg. Por otra parte, el cinturón de seguridad tiene la versatilidad de deformarse durante un accidente, lo que permite absorber la energía cinética del pasajero durante el evento, disminuyendo los efectos del impacto.

La forma correcta de colocar el cinturón de seguridad para garantizar la máxima seguridad, es colocando la banda horizontal debajo de la barriga, debe apoyarse sobre la pelvis, pero nunca sobre el abdomen. Con respecto a la banda diagonal, esta debe pasar por el hombro y entre los pechos, en el caso de la mujer.

Está demostrado que el uso del cinturón de seguridad reduce en un 50% el riesgo de muerte para el conductor en un accidente de tráfico, así como un 45% para el copiloto y un 20% para los pasajeros de los asientos traseros.

Sin embargo, hay algunos mitos que hacen que los conductores se autoconvenzcan de que el uso del cinturón de seguridad no es tan necesario, lo que supone una imprudencia y un riesgo. El hecho de que tu coche cuente con múltiples sistemas de seguridad, no representa una razón para no llevar el cinturón. Éste sigue siendo el principal sistema de protección de la integridad física del conductor y de los pasajeros.

Además, la excesiva confianza en que no vas a sufrir un accidente de tráfico, o conocer a alguien que se haya salvado por no usar el cinturón de seguridad, no avala de ninguna manera no utilizarlo.

En definitiva, aunque existen excepciones para prescindir del uso del cinturón de seguridad, la recomendación es utilizarlo siempre. Toda precaución siempre es poca cuando se trata de la vida y la propia seguridad de quienes viajan en el coche.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top