Así son las cajas negras de los coches

Conoce las cajas negras que llegarán a los coches en 2022

Para evitar los accidentes de tráfico y mejorar la seguridad vial de los europeos, la Unión Europea y la DGT decidieron hacer uso de la tecnología para prevenir accidentes futuros. En concreto, se trata lo que se conoce como “cajas negras para coches” unos dispositivos que registran todo tipo de datos, como la velocidad, los giros del volante y las frenadas. Se cree que estas cajas negras se implementarán en los coches en el 2022. 

El mismo reglamento que colocará los alcoholímetros antiarranque también establece que todos los turismos, para ser homologados, tendrán que incluir un “registrador de datos” a partir del 6 de julio del próximo año. Asimismo, se plantea que, dos años después, este reglamento deberá aplicarse a todos los vehículos nuevos que salgan de los concesionarios. 

Las cajas negras para coches serán obligatorios en los turismos homologados desde el 6 de julio y registrarán datos como la velocidad, las frenadas o los giros del volante.

¿Qué son las cajas negras de los coches y cómo funcionan?

La caja negra para coches consiste en un dispositivo que se coloca justo debajo del asiento del piloto y se atornilla al chasis. La finalidad de esta caja es grabar todos los datos pertinentes que puedan usarse posteriormente en caso de ocurrir un accidente. Esto quiere decir que el dispositivo irá borrando y grabando información según sea la circunstancia, pero no registrará sonidos o imágenes; tampoco indicará el origen de los datos. 

En caso de producirse un accidente de tráfico, la caja negra guardará la información recopilada en los últimos 30 segundos (previos al accidente) y los 5 segundos posteriores, con el objetivo de recopilar datos que permitan realizar un análisis sobre lo que sucedió. Cabe destacar que el sistema solo lo hará en aquellos choques que sean más graves y se activará con el despliegue del airbag (de acuerdo con el reglamento publicado en 2019 propuesto por la UE). 

De este modo se contará con una constancia sobre los movimientos de la dirección, la velocidad, la posición del acelerador (o desaceleración), el funcionamiento del cinturón de seguridad y el ángulo del giro del vehículo (en caso de vuelco). 

Después de un siniestro vial, los investigadores podrán entender mejor los accidentes de tráfico gracias a los datos aportados por las cajas negras, que darán la información una vez conectadas a un ordenador. Gracias a las cajas, podremos comprender por qué suceden los accidentes de tráfico y tendremos las herramientas necesarias para prevenirlos en un futuro. 

Las mejores ofertas de Renting particulares

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Kia Picanto 1.0 DPi Concept
desde 250 € mes / IVA incl.
Renting Kia Picanto Concept Compacto Blanco Clear White Manual Renting Finders
Más información
Seat Ibiza 1.0 MPI Style XL Wired
desde 321 € mes / IVA incl.
Seat Ibiza Blanco Style XL
Más información
Kia Stonic 1.0 T-GDI Concept MHEV
desde 330 € mes / IVA incl.
Renting Kia Stonic Drive Perennial Grey SUV MHEV Renting Finders
Más información

Cajas negras: dispositivos que funcionan desde el anonimato

Un dato interesante sobre las cajas negras es que estas funcionan desde el anonimato; es decir, los dispositivos recolectan datos que no muestran la identidad de los conductores. El objetivo es que los Estados europeos involucrados puedan analizar la seguridad vial y su eficacia sin tener que identificar al piloto o propietario del coche. 

La instalación de las cajas negras forma parte de una iniciativa propuesta por la Unión Europea llamada Visión Cero, cuya meta es reducir al máximo posible la cantidad de lesionados y fallecidos por accidentes viales para el año 2050. Esto lo podemos encontrar en el reglamento sobre los requisitos de homologación de 2022. 

Asimismo, según los datos de la Unión Europea, se cree que los sistemas de ayuda de conducción (con equipamiento obligatorio) podrían salvar a más de 25.000 personas de la muerte en carretera, y se podrían evitar hasta 140.000 lesiones graves en los próximos quince años. Sin duda se trata de un paso valioso que solo es posible obteniendo datos exhaustivos sobre los accidentes.

El control de combustible: otro sistema que también será real

Cabe destacar que el próximo año también será obligatorio el OBFMC (On-board Fuel and/on Energy Consumption Monitoring), un aparato que ya se ha ido implementando en algunos vehículos durante el 2021. Su objetivo es calcular el consumo de energía o de combustible, con un margen de error apenas del 5%.

Este sistema le ofrecerá a los conductores todos los datos relacionados con el consumo, por lo que los usuarios tendrán la oportunidad de saber cuánto gasta realmente su coche. Sin duda se trata de una herramienta que mejora el sistema de medición actual de los coches y que servirá de guía a los fabricantes para determinar y reducir en un futuro, más aún, las emisiones contaminantes. 

En otras palabras, podemos ver dos sistemas muy eficientes que se implementarán durante el 2022. Ambos tienen como objetivo mejorar la seguridad de los europeos y optimizar la eficiencia de los coches, especialmente la caja negra, que permitirá a los investigadores esclarecer las causas de los accidentes para poder prevenirlos en el futuro. 

Para finalizar, en Renting Finders contamos con novedosos vehículos que están equipados con los mejores sistemas de seguridad. Te invitamos a que eches un ojo a nuestro catálogo para particulares, donde hallarás los coches más llamativos y mejor equipados del mercado a buen precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 078 39 50

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h