Roberto / 28 agosto 2020

Switchblade: el primer coche volador del mundo

En películas de ciencia ficción como La Guerra de Las Galaxias y Blade Runner es bastante común ver vehículos volando. Incluso en películas como Harry Potter has podido ver un Ford Anglia de 1959 propiedad de los Weasley que vuela rumbo a la Escuela de Magia de Hogwarts.

Dejando a un lado la cultura cinematográfica, ¿quién no ha soñado con librarse de los grandes atascos de tráfico? ¿cuántas veces te has pasado horas al volante en embotellamientos? Si resides en Barcelona, Granada, Palma de Mallorca, Madrid, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Murcia o Valencia, seguro que habrás pensado aquello de si el coche pudiera volar…

Lo que parecía ciencia ficción o una idea descabellada es ya una realidad. El primer coche volador ya existe y se llama Switchblade. El proyecto ha tardado diez años en estar listo para presentarlo en sociedad. El primer lugar donde se ha podido ver este novedoso vehículo ha sido en la exhibición aérea AirVenture de Wisconsin, Estados Unidos, en agosto de 2020.

Precisamente, el Departamento de Transporte de Estados Unidos lo ha clasificado como moto, aunque su carrocería indica que es un coche. De hecho, tanto su inventor, Sam Bousfiel, como la empresa desarrolladora, Samson Sky, lo han presentado como el primer coche volador del mundo. Podríamos dar un paso más y catalogarlo como un coche volador deportivo, debido a su diseño.

Switchblade, el primer coche volador

Características del Switchblade

Aunque el prototipo ya se conocía desde 2018, no ha sido hasta este mes de agosto de 2020 cuando se ha hecho su presentación oficial. ¿Quieres conocer sus características?

  • Medidas: este coche volador tiene espacio para llevar a dos personas y tiene un peso de 794 kg. En modo terrestre tiene una longitud de 5,1 metros, mientras que cuando vuela, su largura llega a los 6,2 metros. Si tenemos en cuenta las alas, el Switchblade posee una envergadura de 8,2 metros.
  • Motor: funciona con un motor de gasolina V4 1.6 de 190 CV de potencia. En cuanto al consumo, este es de 6 litros por cada 100 km recorridos en carretera y de 34 l/h cuando está en el aire. El tanque de combustible tiene una capacidad de 114 litros.  
  • Velocidad y autonomía: puede alcanzar los 200 km/h en carretera y los 321 km/h en el aire a una altura de hasta 4.000 metros. Cuenta con una autonomía de 724 km y una aceleración de 0 a 100 km/h de 6.6 segundos, aunque para desplegar sus alas tarda un poco más, algo menos de 3 minutos.
  • Personalización: otra característica del Switchblade es el tablero, cuyos indicadores se pueden personalizar en función de si está en tierra o en aire.

Versiones del Switchblade

El Switchblade ofrecerá cuatro variantes empezando por la más básica. Una de las versiones será la de invierno, que contará con tubo de pitot, asientos calefactados y portaesquís. Otra de las versiones, llamada Aurora, se diferenciará por su tren de aterrizaje reforzado y alas para despegar en pistas cortas.

Por último, la cuarta versión será la denominada Trek, que ofrecerá lo que las anteriores o un radiador de mayor capacidad para poder utilizarlo en climas más cálidos. En caso de que ocurriera algún imprevisto o percance en el vuelo, el Switchblade incluye un paracaídas en su equipamiento.

Requisitos para conducir un Switchblade

Existen una serie de requisitos clave que has de cumplir a la hora de conducir un coche volador Switchblade:

  • Uno de los requisitos que has de cumplir es no solo tener carnet de conducir, sino una licencia de piloto en regla.
  • Necesitas 300 metros libres tanto para despegar como para aterrizar. No es un despegue vertical, como estamos habituados a ver en las películas.
  • Si adquieres este vehículo, tendrás que montar tú mismo algo más de la mitad de este coche volador. La marca te pone a tu disposición un servicio técnico y un servicio telefónico. En teoría solo necesitarás tres semanas para montarlo.

¿Cuál es el precio del Switchblade?

El Switchblade no ha salido a la venta por ahora, ya que en los próximos meses se van a hacer una serie de pruebas con el fin de comprobar sus capacidades de vuelo. Sin embargo, se ha abierto una lista de espera para que se puedan apuntar aquellos que estén interesados en adquirir este coche volador. Esta lista de espera no compromete a nada, puesto que no hay que dar una señal.

La señal será obligatoria cuando la empresa presente el primer vuelo público. Entonces, habrá que confirmar si se sigue interesado en adquirir el Switchblade y hacer un primer pago de 2.000 dólares, es decir, unos 1.690 euros. A día de hoy, ya se han superado las 1.000 reservas para comprar este vehículo volador. Se estima que cuando salga al mercado, el precio de este coche será de unos 140.000 dólares o 118.000 euros.

¿Existen más coches voladores?

Samson, la empresa desarrolladora del Switchblade no es la única que está invirtiendo en coches voladores. Existen otros proyectos que también contemplan esta opción como el Aeromobil 4.0, un biplaza futurista que cuando abre sus alas toma forma de avioneta. Pesa alrededor de 700 kg y tiene una autonomía de 700 km en tierra y 750 km en el aire. Sobre el asfalto puede alcanzar una velocidad de 160 km/h, mientras que en vuelo su velocidad máxima es de 360 km/h.

Un segundo ejemplo es el Transition de la empresa Terrafugia, que también tiene capacidad para dos personas. Su autonomía es de 644 km y puede alcanzar una velocidad en carretera de 160 km/h y de 320 km/h en el aire. Lo interesante de este vehículo es que puede despegar y aterrizar verticalmente.

Otro coche volador es el Pal V.Liberty, que tiene tres ruedas y una longitud de cuatro metros. El vehículo dispone de tres motores, dos para el vuelo y uno para la carretera. Cuenta con una autonomía de 1.200 km por asfalto y 500 km por aire. Se trata de un coche de lujo que ya ha iniciado su comercialización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas