Raquel / 14 octubre 2020

Adiós al ángulo muerto de los coches

El ángulo muerto de un coche es un punto generalmente situado en los laterales del coche que queda fuera del campo de visión de los espejos retrovisores e interiores, lo que imposibilita lograr ver a los vehículos u obstáculos que se aproximan al vehículo desde ciertos ángulos durante la conducción. Hasta ahora, para poder ver un poco más desde el coche, tenías que girar la cabeza. Ahora, cada vez son más los modelos que cuentan con asistentes para el ángulo muerto. 

El ángulo muerto ha sido el causante de numerosos accidentes de tráfico. Por ello, los fabricantes de automóviles están equipando a sus nuevos modelos con asistentes que avisan al conductor de la presencia de otro vehículo, peatón u obstáculo en dicha posición. De esta forma, los conductores tienen un extra de seguridad mientras circulan. No obstante, es posible que a medio/largo plazo podamos decir adiós al ángulo muerto de los coches. 

Si todavía conduces un coche analógico sin asistentes de seguridad, puedes optar por la instalación de unos mini espejos retrovisores en los laterales. Este accesorio también contribuye a reducir el ángulo muerto del vehículo. También puedes añadir a tu coche un espejo interior panorámico, gracias al cual el ángulo de visión también se ve incrementado.

El sistema que hará que digas adiós al ángulo muerto de los coches

Esta tecnología se denomina BLIS o Blind Spot Information System, y tiene como objetivo reducir al máximo los ángulos muertos. Está diseñada para ayudar al conductor cuando circula por calles, vías o autopistas con más de un carril en la misma dirección. El sistema BLIS avisará al conductor cuando existan automóviles en el ángulo muerto del retrovisor y cuando otros coches se acercan rápidamente por la izquierda y/o derecha del coche. También funciona cuando estamos dando marcha atrás y se aproximan otros vehículos. 

Es importante destacar que el Blind Spot Information System o BLIS, es un recurso complementario que no funciona en todas las situaciones y que no te exime de conducir de forma segura, utilizando correctamente los espejos retrovisores. Tal y como aseguran los creadores de esta tecnología, el conductor es siempre responsable de cambiar de carril de una forma segura para el tráfico. 

Pero, ¿cómo funciona el sistema BLIS? Esta tecnología normalmente situada en el espejo retrovisor es muy sencilla y su funcionamiento pasa por encender una luz en el lado en el que se haya detectado un vehículo u obstáculo aproximándose.  Los sensores de este asistente están ubicados en los paragolpes y aletas traseras de los vehículos. Se trata de sensores radar de corto o medio alcance (unos 24 GHz) o de sistemas de procesado de imágenes. Estos proporcionan información a una unidad de control que es la que emite el aviso visual, acústico y/o háptico. El sistema es capaz de detectar vehículos en el ángulo muerto a unos diez metros por detrás del retrovisor y a unos cuatro metros de ancho. 

Los fabricantes de coches están concentrando sus esfuerzos en el desarrollo y mejora de los asistentes de conducción y en concreto se están centrando en el sistema que avisa al conductor de los ángulos muertos. En algunos modelos premium este aviso también cuenta con una señal sonora e incluso con una notificación háptica. 

Marcas como Volvo o KIA ya cuentan con este extra de seguridad. KIA, por su parte, está comenzando a equipar a sus modelos con un dispositivo denominado BVM, Blind-Spot View Monitor. Funciona como un complemento al cuadro de instrumentación digital de 12,3 pulgadas. El sistema BVM ayuda a mejorar la visión de quien conduce el coche. Además, también está conectado a los intermitentes. La marca del óvalo también equipa a sus modelos con la tecnología Ford Blind Spot Information System. 

Tal y como asegura el propio fabricante, “el BLIS contribuye a mejorar la seguridad en carretera cuando hay más de un carril, pero también contribuye a la tranquilidad del conductor, sabiendo que, en caso de posible despiste, existe un sistema de vigilancia que vela por ese punto tan incómodo de todo sistema de espejos”. Ford también asegura que “el sistema no realiza ninguna otra acción, como podría ser corregir levemente la trayectoria del volante, sino que se trata de un sistema de aviso que es, realmente simple”. 

Ángulo muerto de los coches: otros inventos revolucionarios

La tecnología BLIS no es la única que tiene como objetivo aumentar la seguridad de los conductores. Recientemente, Alaina Gassler, una joven estudiante de Estados Unidos ha desarrollado un sistema que ayuda a los conductores a no perder un ápice de visibilidad. 

El proyecto revolucionario tiene como función principal eliminar los ángulos muertos de los coches, en concreto el que se produce por el pilar A, que limita la visibilidad lateral. Mediante un sistema de cámaras, papel reflectante y un proyector se muestra al conductor lo que hay detrás de este pilar. 

La cámara estaría montada en el exterior del coche y proyecta la imagen en el interior. De esta forma, parece que el pilar A ha desaparecido y el campo de visión del parabrisas se ve aumentando notablemente. 

En las ofertas de vehículos de renting para particulares de Renting Finders te ofrecemos una multitud de modelos de última generación que están equipados con los últimos asistentes de ayuda a la conducción. Si quieres optar por el renting, puedes consultar todas nuestras ofertas y disfrutar de un coche nuevo a cambio del pago de una cuota mensual fija con todos los servicios incluidos. Contacta con nosotros si necesitas hablar con un asesor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h